*

Deportes
Compartida
Actualizado el 16/06/2017
Estás leyendo:N’Kono revive la historia

N’Kono revive la historia

Autor: Sebastián Varela

El legendario meta de Camerún anticipa el choque del domingo y recuerda el último antecedente entre la Roja y los africanos en Sydney.

N’Kono revive la historia

Si de jugadores cameruneses legendarios se trata, los recuerdos pueden remitir a los goles de Roger Milla o de Samuel Eto’o. Sin embargo, justo es que en tal categoría se reconozcan las atajadas de Thomas N’Kono (60).

El portero fue referente de su selección en los Mundiales de España ’82 e Italia ’90. En este último, llegó a cuartos de final, instancia inédita para una selección del continente negro en una cita planetaria. El Espanyol lo fichó después de su actuación en suelo hispano y se forjó como ídolo: defendió al club catalán durante ocho temporadas. Hoy es su preparador de arqueros.

De esta forma, N’Kono, además de Milla, fueron los pioneros africanos en el fútbol europeo. “Mi llegada a Espanyol ayudó a que el fútbol de mi continente se mostrara. Camerún venía de hacer una digna presentación en el Mundial y dejamos buenas impresiones. A partir de ahí, al jugador de África se le abrieron muchas puertas en España y Europa”, afirma el golero que inspiró a Gianluiggi Buffon para que el italiano decidiera jugar de arquero.

En la previa del partido entre el campeón de América y el monarca de África, por el Grupo B de la Copa Confederaciones, la máxima figura en la historia del arco camerunés anticipa que, a pesar de que la Roja puede ser favorito, sus compatriotas pueden sorprender: “En la Confederaciones todo puede pasar. No tengo dudas de que Camerún saldrá a ganar el partido. Chile es un equipo con mucha experiencia y como sus jugadores vienen jugando harto tiempo juntos en el alto nivel, se conocen de memoria. Camerún debe que tener cuidado”, advierte.

Sobre los guardamentas chilenos de la actualidad, N’Kono admite sólo reconocer a Claudio Bravo, para quien únicamente tiene elogios: “Es un portero de mucho nivel y lo demostró cumpliendo buenas campañas con la Real Sociedad y el Barcelona. No por nada es uno de los líderes de la selección chilena”.

La última vez que Chile y Camerún se midieron, en cualquiera de las categorías, fue en las semifinales de los JJ.OO. de Sidney 2000. Ambos equipos mantenían viva la ilusión de conseguir la primera medalla dorada para su país.

La Roja olímpica ganaba por la mínima, habiendo desperdiciado varias ocasiones de gol, hasta que a 10 minutos del final, los Leones Indomables empataron y posteriormente dieron vuelta el partido. N’Kono era el preparador de arqueros de ese plantel. “Esa semi fue muy disputada. Tuvimos suerte. Los chilenos convirtieron sólo una de las varias opciones que tuvieron frente a nuestro arco y el portero Kameni estuvo espectacular. Nosotros fuimos más efectivos y logramos finalmente un oro histórico para el país”, recuerda.

Cuando todos pensaban que colgaría los guantes, N’Kono sorprendió al fichar por el Bolívar de La Paz. En el club más grande de Bolivia ganó dos títulos nacionales y jugó la Copa Libertadores. “El fútbol sudamericano es único. Es muy difícil, porque los jugadores se juegan la vida en la cancha. En cuanto al ambiente, los hinchas hacen la principal diferencia. La gente va al estadio a armar una fiesta para alentar a su equipo y ayudarlo a ganar”, señala quien se retiraría de las competencias profesionales en el cuadro altiplánico a la edad de 42 años.

N’Kono admite que el nivel de las selecciones africanas aún está lejos comparado al de las escuadras de esta parte del mudo: “Para alcanzar el nivel de Sudamérica, nos falta mejorar el aspecto organizativo. Los dirigentes deben poner a los jugadores más a gusto. A partir de ahí, se logrará mayor disciplina a nivel táctico”.

Papel digital