*

Reportajes
Compartida
Actualizado el 22/10/2017
Estás leyendo:Ossandón: “Si la Nueva Mayoría y el Frente Amplio se unen, le pueden ganar a Piñera”

Ossandón: “Si la Nueva Mayoría y el Frente Amplio se unen, le pueden ganar a Piñera”

Autor: María José Ahumada

El parlamentario afirma que el ex mandatario podría ganar en primera vuelta, pero que la irrupción de José Antonio Kast neutraliza esa posibilidad y apunta a la UDI que -a su juicio- deja que su ex militante “agarre vuelo” y no lo enfrenta. “El riesgo es que los otros se reorganicen en la segunda vuelta”, advierte. Y desde ya anuncia que le gustaría volver a postular a La Moneda en 2021.

Ossandón: “Si la Nueva Mayoría y el Frente Amplio se unen, le pueden ganar a Piñera”

Cuando falta menos de un mes para las elecciones, el senador RN Manuel José Ossandón destaca que ha pasado buena parte de su tiempo haciendo campaña para los candidatos al Parlamento de su partido. “He recorrido varios distritos y me he dedicado a apoyar a todos lo que me lo han pedido”, dice en su oficina del Congreso.

Sin embargo, mantiene pendiente un gesto en favor del ex Presidente Sebastián Piñera, quien lo derrotó en las primarias de Chile Vamos en junio. “Reconocí hidalgamente que perdí. Gané mucho, pero perdí y dije: ‘Aquí, de la presidencial me hago a un lado y me meto en lo que es más importante, que son las elecciones parlamentarias’”, explica, aunque afirma que está “más cerca del equipo de Piñera que el de Guillier”.

La próxima semana el ex Presidente Sebastián Piñera dará a conocer su programa de gobierno. ¿Usted conoce las propuestas?
No.

¿Se ha reunido con él?
No, tampoco. No he tenido ninguna reunión con él, ni tampoco hemos hablado. Lo único que he hecho es a lo que me comprometí, que es aportar ideas.

¿Cómo le hace llegar esas ideas?
Se las mando a su correo privado yo mismo desde mi mail. Le mando una propuesta y él me contesta “muchas gracias”. Yo no soy su amigo, ni soy cercano. Él está en su campaña, yo estoy en otra. Frente a él decidí someterme a una primaria que perdí. Reconozco que perdí, pero estoy mucho más cerca del equipo de Piñera que del equipo de Guillier, secuestrado por el Partido Comunista, eso es evidente. En el fondo, qué es lo que yo quiero: quiero que le vaya bien, que gane.

Usted señaló que para apoyar al ex presidente era clave que fueran escuchadas sus propuestas y su opinión en el programa, ¿ha sido así?
He presentado varias propuestas de mi equipo y he visto algunos giros.

Por ejemplo…
Hace un tiempo hicieron que todos los parlamentarios votaran en contra del 60% de la gratuidad en educación y hoy reconocen que sí puede ser el 60% de la gratuidad y que, además, no es bueno retroceder en los temas sociales avanzados. Hoy día, las políticas que se deben presentar deben hacerse un poco más con el corazón y menos con la calculadora.

¿A qué se refiere?
A esta campaña presidencial le falta más calle, no es andar sólo en la calle. Veo con preocupación una larga fila en la sastrería para mandar a hacer trajes de ministros y subsecretarios… Algunos incluso están pensando ya en la próxima presidencial, pasando avisos aquí por allá, cuando ni siquiera hemos ganado. El desafío que tiene Chile Vamos es ganar en primera vuelta y tener una mayoría parlamentaria y, a tres semanas de esta elección, veo más preocupación en la repartija. Hoy, en el comando de Piñera hay un triunfalismo impresionante, tanto así que veo a varios parlamentarios que no fueron a la reelección porque se sienten ministros, aunque parece que iban a perder, pero se sienten ministros. Esta elección se va a ganar hablándole a la clase media, pero de verdad, con políticas con trascendencia, no con la calculadora con 10 decimales. Piñera le habla a la clase media con la calculadora, lo que falta es hablarle con el corazón. ¿Alguien ha hablado de los delincuentes de cuello y corbata en esta campaña? Eso le falta a Piñera. Decir: “Miren, saben qué más, sí, voy a combatir a los delincuentes de cuello y corbata, van a ir a la cárcel”.

¿Cree que Piñera ha logrado conquistar el voto que era “ossandonista”?
Falta mucho, no es tan fácil.

¿Usted va a llamar a votar por Piñera?
Lo único que he dicho es: perdí mi primaria, me hice a un costado de la presidencial, me voy a dedicar a la parlamentaria y voy a votar en conciencia. Así de claro.

Entonces, no habrá una convocatoria explícita de su parte…
Las personas que votan, y así lo miro, los que votan por mí, no son corderos. Cada uno tendrá que votar en conciencia. Yo no voy a llamar a votar por nadie. ¿O usted cree que a mí me van a creer que me pare en la plaza y levante los brazos de Piñera después de todo lo que dije, que además lo pienso? ¿O usted cree que lo que dije en campaña eran cosas que eran estrategia comunicacional? Siempre he sido un gallo súper transparente, es lo que pienso.

O sea, usted no va a hacer ningún gesto a favor del ex Presidente Piñera…
¿Y que más gesto que sacarme la mugre en la calle por los parlamentarios?

Cuesta entender que usted no vaya a votar por Piñera…
Eso es otro tema. Yo voy a votar en conciencia, pero no voy a llamar a votar por nadie.

Pero usted ha señalado que es más cercano a Piñera que a Guillier…
Estoy mucho más cercano al equipo de Piñera que al equipo de Guillier, secuestrado por el Partido Comunista. Yo he aprendido que en política no es solo el personaje, es mucha gente detrás.

La amenaza de Kast

¿Usted es de los que creen el ex Presidente Piñera puede ganar en primera vuelta?
Hoy día Piñera está jugando un partido en que el del frente no le devuelve ninguna pelota, ninguna pelota. Pero viene el tercer set enque el del frente se puede rearmar. Por eso que el factor (José Antonio) Kast hoy día y el factor UDI es gravísimo, porque el peligro que tiene la candidatura de Piñera es el rearme de la Nueva Mayoría y de la izquierda dura y eso sí es factible.

A Piñera se le están dando todas las condiciones para ganar en primera vuelta, se le está entregando en bandeja la elección, y si no gana va a ser por culpa de la UDI y de su comando. ¿Por qué? Porque hoy día hay un fenómeno que se llama Kast, que tiene todo el derecho a ser candidato, pero creo que está polarizando la discusión con algunas posturas que son figuras de marketing, que son imposibles de ejecutar. Me extraña que la UDI que dice ser perteneciente a Chile Vamos y leal a Piñera no haga ningún llamado a que su gente vote por Piñera y no vote por Kast. He visto a muchos alcaldes y alcaldesas y diputados UDI que están trabajando por Kast y eso es una tremenda irresponsabilidad. En la primaria había todas las semanas uno o dos de la UDI que me pegaban y llamaban a votar en contra mía directamente, pero no he visto a nadie de la UDI llamando a no votar por Kast.

¿Por qué cree que la UDI ha tomado esa opción?
Porque hay un problema de corazón, hay muchas personas en la UDI que no comparten muchas cosas de la esencia de la candidatura de Piñera y por eso se hacen los lesos con Kast.

¿Qué es lo que no comparten?
Creo que la forma en cómo se trató a los militares en retiro en el gobierno pasado. Ese fue un pecado grave. Pero mire, por ejemplo, cuando se cerró el Penal Cordillera no vi nunca a Kast salir en contra de eso y ahora es el gran defensor de los militares. No he visto nunca a Kast presentar un proyecto que beneficie a los militares. Eso me dice a mí que él está haciendo una campaña con un discurso para un segmento sabiendo que no va a ganar, porque quiere captar algo, pero la UDI de manera irresponsable está dejando que Kast agarre vuelo. ¡Y qué va a pasar!: se va a polarizar el mensaje y la UDI va ser la culpable de que Piñera no salga en primera vuelta y eso va a generar que la Nueva Mayoría y el Frente Amplio se unan. Y si la Nueva Mayoría y el Frente Amplio se unen pueden ganar, porque esta elección no está ganada, porque hoy la UDI no se la está jugando como tiene que jugársela por Piñera. La UDI está igual que el cura Gatica, predica pero no practica.

Habla de la unión de la Nueva Mayoría y del Frente Amplio, ¿qué cree que va a pasar con la DC?
La DC es un partido de centroizquierda y se va a ir a la izquierda siempre.

¿Cree que la DC va a terminar apoyando a Guillier?
De todas maneras, si no tiene otra posibilidad. Si el pecado la DC ya lo cometió hace cuatro años y no es tan fácil salir de ahí, porque hay mucha gente que trabaja para el gobierno.

¿Para usted la reelección de Piñera corre riesgo?
La UDI hoy día, en vez de tener una campaña agresiva en contra de Kast, apoyando a Piñera, se están haciendo -como decimos en el campo- “los gringos”. Aquí no hay ninguna declaración fuerte como corresponde y decirle a la gente: señor, si usted vota por Kast es esto, si vota por Piñera, es esto otro. Van a ser ellos, la UDI, los culpables de que Piñera no gane en primera vuelta, y si no gana en primera vuelta, no está ganada la segunda. El riesgo es que los otros se reorganicen.

Y cuando ve que Kast ha logrado captar el voto de derecha o el voto evangélico o militar, ¿qué le pasa a usted? Eran segmentos que apoyaban su candidatura en primarias.
Es que aquí hay que separar dos cosas: hablar de los militares o decir que se va a cerrar la frontera con Bolivia. Esta última es una estrategia de marketing, yo jamás he tenido esas posiciones. Kast está en boga porque hay una estrategia de marketing. Si yo me pongo a decir puras cabezas de pescado voy a salir en todos lados.

¿Cuál es la amenaza concreta de Kast?
El peligro de Kast es que polariza y mucha gente que va a votar por él, no va a votar por Piñera. La gente del mundo militar o del mundo evangélico se siente traicionada. He estado en almuerzos en que muchas de las personas que están ahí ya han sido procesadas, es gente anciana que está en proceso, que están asustados. Piñera los trató de cómplices pasivos. Kast está polarizando a esas personas y no van a ir a segunda vuelta. Entonces el hecho de que la UDI no tenga una actitud firme, como la tuvo en contra mía, frente a Kast, va a ser que Piñera no gane en primera vuelta y eso arriesga la elección, así de claro. He ido a reuniones con gente de Kast, y ahí se habla que Piñera es un traidor. En el fondo, la campaña es demostrarle al mundo militar que todos están procesados por culpa de Piñera.

¿Usted habla con el diputado Kast?
No, no he hablado

¿Y usted estaría dispuesto a hablar con él?
Pero a ver, ¿qué saco?

Candidatura presidencial 2021

Después de analizar la situación de Kast, ¿usted se arrepiente de no haber ido a primarias? ¿Cuál cree que sería su escenario?
Tengo el corazón partido. Por un lado estoy muy tranquilo, porque cumplí con un espíritu republicano y marqué un punto que va a dar mucho que hablar en el futuro. Y por otro lado, me gustaría estar en la chuchoca por supuesto, siempre tuve el cálculo de que yo salía segundo y Guillier tercero, y eso habría pasado. O sea, Piñera estaría en una situación totalmente distinta hoy día, y yo habría ganado en segunda vuelta. Pero eso es pasado.

¿Piñera estaría en una situación aún más complicada, dice usted?
A ver, si yo con todo el mundo en contra y sin ningún centavo saqué 300 y tantos mil votos, yo lo tendría en las cuerdas. Por supuesto que lo tendría en las cuerdas.

¿No se arrepiente, entonces?
En la vida no siempre se gana. Y yo tengo mi conciencia tranquila.

Hay quienes en Chile Vamos han comenzado a hablar de presidenciables de cara al 2021, como el senador RN Andrés Allamand, ¿qué le parece?

Tiene todo el derecho del mundo de ser candidato presidencial. Pero para ser candidato presidencial, hay que ganar las elecciones. Y si yo llego a ser en cuatro años más candidato, no me voy a preocupar de quién tenga al frente, me voy a preocupar de jugar. Aquí hay una historia de varios parlamentarios de una generación, que es la de Allamand, donde siempre había grandes acuerdos políticos que los beneficiaban a ellos. Siempre. Yo siempre he ido en contra de la máquina: en Puente Alto, en Pirque, en la senatorial y en la presidencial fui en contra de la máquina y perdí. A mí me da lo mismo, le tengo mucho cariño, soy amigo de Andrés Allamand y creo que tiene todo el derecho de ser candidato.

¿Y a usted le gustaría ser candidato presidencial para el 2021?
Por supuesto que sí. Pero tengo que ganármelas, tengo que competir. Y si Allamand es un competidor, competimos, feliz, ningún problema. Pero no por eso no va a ser mi amigo.

Papel digital