*
Reportajes
Compartida
Actualizado el 06/01/2017
Estás leyendo:Piñera sobre Guillier: “Conozco buenos candidatos que terminaron siendo muy malos presidentes”

Piñera sobre Guillier: “Conozco buenos candidatos que terminaron siendo muy malos presidentes”

Autor: Alejandro Trujillo y Gloria Faúndez

El ex mandatario Sebastián Piñera asume que el senador por es el candidato oficialista más competitivo y que el ex Presidente Ricardo Lagos -simplemente- se estancó en las encuestas. Aunque señala que su interés no es descalificar al parlamentario, afirma que su candidatura representa la radicalización de los errores de la Nueva Mayoría: “Los chilenos van a tener que escoger entre dos caminos: ponerse de pie o profundizar ese tropiezo”.

Tras los resultados de la última encuesta CEP, el ex Presidente Sebastián Piñera ya se va haciendo la idea de que su más probable contendor -en caso de decidirse repostular a La Moneda- será el senador Alejandro Guillier. Dice que le sorprende que el también ex mandatario Ricardo Lagos esté estancado en las encuestas y que -pese a todas las presiones- mantendrá a firme su decisión de anunciar si volverá a ser candidato en marzo. “Extender las campañas en forma excesiva es abusar y aburrir a los ciudadanos”.

Una vez dijo que una competencia presidencial con Ricardo Lagos sería un clásico de la política, pero el ex presidente parece no consolidarse en las encuestas. ¿Usted era de los que creían que Lagos iba a irrumpir de manera más fuerte en las encuestas?

Sin duda que una competencia entre dos ex presidentes creo que no ha ocurrido nunca antes en Chile. Desde ese punto de vista habría sido un clásico y yo tengo aprecio y respeto por Ricardo Lagos y por Alejandro Guillier y, por tanto, creo que una competencia entre candidatos que aspiran a ser presidentes de Chile debiese ser una competencia de ideas, de propuestas, de proyectos, de visiones, de futuros. Ahora, el Presidente Lagos está estancado en las encuestas. Eso es una realidad. A muchos nos sorprende. Algunos piensan que es porque no está sintonizando bien con los nuevos tiempos. El Presidente Lagos ha sostenido que a él le importa el tema de las ideas. Las ideas son muy importantes, pero también es muy importante saber sintonizar con la gente. Y ese es un desafío de un candidato y el Presidente Lagos va a tener más oportunidades.

Su posición en las encuestas ¿lo lleva a modificar el panorama que usted ha definido para decidir si va a ser candidato?

Siempre pensé y sigo pensando que marzo es un buen mes para tomar definiciones. En primer lugar, porque entre marzo y julio, en que son las primarias, hay cinco meses. Es más que suficiente. Y entre julio y noviembre hay otros cinco meses, y por tanto, creo que extender las campañas en forma excesiva es abusar y aburrir a los ciudadanos.

Alguien podría decir que mantener esta como “indefinición” sobre una candidatura es en el fondo dejar la puerta abierta para la posibilidad de no ir, quizás tener temor a una eventual derrota con un candidato que vemos hoy día, el senador Guillier, que aparece creciendo a una velocidad importante.

Alguien puede decir lo que quiera. Este es un país libre. Pero yo siempre pensé que marzo era un buen momento y he dicho que uno tiene que evaluar si una candidatura le hace bien al país, si es un aporte al país. Y por eso yo intento reflexionar, voy a conversar y he estado conversando con mucha gente, y también con mi familia, y tomar una decisión en marzo y hacerla pública en marzo. Yo hoy día no he tomado mi decisión.

¿Qué le parece a usted la velocidad con que aparece creciendo el senador Guillier?

A medida que se va consolidando como el principal candidato de la Nueva Mayoría, tiene que crecer. Eso es algo esperable, normal. Lo mismo ocurrió el año 2009 con el entonces candidato Eduardo Frei. Caballo pillado, caballo ganado, dicen…Eso dicen los que van de atrás. Los que van de adelante dicen que el que va primero va ganando. Pero en fin, cada uno le encuentra un sentido. Pero yo quiero decir, en todo caso, que todas las encuestas muestran que, en mi caso, estoy en la posición de liderazgo y que, obviamente, hay otros que aspiran y que también tienen posibilidades.

Usted agradeció el cariño de la gente en su primera reacción tras la encuesta CEP. Además, se comprometió a trabajar más duro. Esas son palabras de candidato…

Este año 2017 va a ser un año de grandes definiciones. Los chilenos van a tener que escoger un camino. Y hay dos opciones, dos caminos que recorren rutas distintas, llegan a puertos distintos y producen resultados distintos. Nuestra opción representa ponerse de pie y volver a correr, y la Nueva Mayoría significa profundizar este tropiezo y transformarlo en un porrazo. Yo creo que nuestra opción representa volver a la lógica del proyecto país, unidad, acuerdos. La Nueva Mayoría ha insistido en la lógica de la retroexcavadora y yo creo que nuestro proyecto representa poner las prioridades de la gente por encima y por delante de las prioridades de los políticos, y, por tanto, esta es una decisión muy de fondo, porque, según el camino que el país tome, va a ser el Chile que vamos a dejar a nuestros hijos, a nuestros nietos, y el Chile que vamos a vivir todos nosotros.

pinera

El cambio de rumbo, que es el discurso que usted ha levantado durante los años de este gobierno, choca con un dato: los tres personajes mejor evaluados de la clase política hoy día no solo están por mantener el rumbo, sino profundizarlo. Me refiero a Guillier, a Boric y a Jackson. ¿Cómo se condice entonces ese discurso?

Una cosa es ser popular. La última encuesta CEP muestra que el 83% de los chilenos piensa que Chile está estancado o retrocediendo. Y otras encuestas muestran que casi el 75% de los chilenos cree que Chile va por mal camino. ¿Es esto algo frente a lo cual tenemos que acostumbrarnos? Con todo respeto, sin juzgar las intenciones, porque yo no pongo en duda las buenas intenciones de la Presidenta y de la Nueva Mayoría, han seguido un camino equivocado, un diagnóstico equivocado. Pensar que había que traer una retroexcavadora, destruir todo lo que habíamos construido… Una ideología equivocada. Además de todo eso, del mal diagnóstico, de la retroexcavadora, de la mala filosofía, ideología del estatismo puro, han implementado las políticas con un grado de improvisación, y por eso los resultados son muy malos. Son malos en todos los frentes. Estamos creciendo prácticamente nada en términos per cápita, estamos creando pocos y muy malos empleos, la delincuencia está avanzando, la salud está en crisis, la educación está estancada, la velocidad de reducción de la pobreza ha disminuido notablemente. Entonces, cuando los resultados son tan malos, cuando la gente le dice al gobierno que quiere corregir el rumbo, ¿qué debiera hacer un buen gobierno? Escuchar a la gente y corregir el rumbo. ¿Qué hace el gobierno? Por un problema ideológico, insiste con una porfía inexplicable por un camino que no conduce a ninguna parte. El próximo gobierno va a tener una tremenda misión, difícil, y para eso se requiere mucho más que popularidad. Se requieren ideas, liderazgo, equipos, conocimiento, voluntad, firmeza.

Eso se parece a lo que dice Lagos también, que no se necesita tanto la popularidad, que basta con liderazgo y firmeza…

Para ser un buen presidente se requiere liderazgo, firmeza, ¿cierto?, ideas, equipos… Para llegar a ser presidente, se requiere popularidad. Yo conozco muchos buenos candidatos que terminaron siendo muy malos presidentes.

Pero eso no responde por qué, entonces, si hay que cambiar el rumbo, crece un candidato como Guillier…

A ver, momento, distinga usted entre popularidad y adhesión. La gente está pidiendo un cambio, y no de radicalizar y profundizar aún más los errores de la Nueva Mayoría.

¿Cree que va a seguir creciendo?

Creo que creció porque fue conquistando la adhesión de la Nueva Minoría, porque ya no es la Nueva Mayoría, es la Nueva Minoría. Pero yo pienso que Chile es un país muy sabio, la gente en Chile tiene mucho sentido común, mucha sabiduría y va a votar pensando: qué es mejor para mi familia, para mis nietos, para mi país, y yo estoy absolutamente convencido que profundizar el camino equivocado por el cual nos está conduciendo la Nueva Mayoría sería un error garrafal.

¿Y Guillier representaría eso?

Bueno, él ha dicho que va a proyectar y profundizar las mismas reformas que han generado tan malos resultados.

Su vocera, la ex ministra Cecilia Pérez, dijo que Guillier era un candidato de cartón, porque no habla, porque no tiene opinión: ¿Usted comparte eso?

A mí no me gusta, cierto, esta mala costumbre que está empezando a ingresar a nuestro país y que la importamos de Estado Unidos de que los candidatos piensen que tienen que criticarse, descalificarse mutuamente, dije al comienzo, yo conozco a Alejandro Guillier, conozco a Ricardo Lagos, les tengo aprecio.

Pero no se le ha escuchado opinión de Guillier, de Lagos sí…

He conocido más opiniones de Lagos que de Guillier, pero no me gusta descalificar a los adversarios, incluso digo: los verdaderos adversarios. El objetivo nuestro, como Chile Vamos, no es derrotar a la Nueva Mayoría, ese es un medio para llegar al gobierno, es derrotar el desempleo, el estancamiento, la pobreza, la mala calidad de la salud, esa es la gran tarea.

¿Usted cree que es más fácil ganarle a Guillier que a Lagos? ¿O no?

Las encuestas muestran que Guillier aparece más como un candidato competitivo

¿Eso lo sorprende?

Hace tres meses me habría sorprendido, pero hoy día es lo que están mostrando sistemáticamente muchas encuestas y estudios de opinión.

Usted habla como candidato, se ve como candidato, parece que solo falta una definición, una expresión, una frase no más, una formalidad…

He dedicado los últimos 26 años o 28 años de mi vida al servicio público. Desde el plebiscito del Sí y el No básicamente he estado dedicado al servicio público como senador, como presidente de un partido, como candidato presidencial, como Presidente y ahora como ex Presidente, y por tanto yo hablo como una persona que ha sido Presidente de Chile y va a seguir siempre comprometida con lo que les pase a Chile y a mis compatriotas.

¿Se está haciendo ya la idea de que su más probable contendor es Guillier?Las encuestas muestran que esa es una posibilidad alta…

El Presidente Lagos también tiene posibilidades, pero menores.

¿Cree que lo han afectado episodios polémicos, como el caso de Exalmar u otros?
El director de Impuestos Internos, que es una persona designada por la Presidenta de la República, en la comisión investigadora de la Cámara de Diputados dijo una frase categórica, señaló que había investigado el caso y que todo se había hecho de acuerdo a la ley, de acuerdo a la normativa, que se había registrado en el Banco Central, se había informado al Servicio de Impuestos Internos y que se había cumplido con todos los procedimientos, incluso de justificar el sentido de la inversión, y por tanto desmintió, el director de Impuestos Internos, categóricamente a esa, no sé cómo llamarla, a esa acusación sin ningún fundamento, sin ninguna justificación y que solamente pretende incorporar la campaña sucia a nuestra política, lo cual sería muy negativo.

El propio gerente general de Bancard, Nicolás Noguera, dijo que quizás esa inversión había sido imprudente

¡Ah! Uno en la vida comete muchas imprudencias. ¿Quién está libre de imprudencias? El dijo que si pudiese volver atrás, a la luz de todo lo que pasó, porque la decisión la tomó él, y él dijo -en forma muy honesta- que hubiese tomado una decisión distinta y eso habla bien de él, pero de ahí a que una imprudencia se confunda con un delito hay un abismo.

¿También lo considera una imprudencia a estas alturas?

Con la perspectiva del tiempo, sin duda, le habría dicho “sabe que más, no haga esa inversión”. Si hubiera sabido, pero no fue una decisión mía. Además, le quiero decir una cosa, además de que fue una decisión que generó tanta polémica, fue una muy mala inversión, porque todos los inversionistas, que hubo muchos inversionistas chilenos que invirtieron en esa pesquera, a todos les fue muy mal y, por lo tanto, uno aprende con la vida, por eso yo he dicho que si tomo una decisión de ser candidato, yo voy a cumplir no solamente con la letra y el espíritu de la ley en un 100%, sino que incluso, si es necesario, voy a ir más allá de la ley, igual como lo hice en 2009.

¿Qué significa ir, exactamente, más allá?

En el momento oportuno, cierto, cuando uno decide ser candidato, yo no solamente voy a cumplir por la ley, sino que, por ejemplo, la ley no contempla fideicomisos para inversiones fuera de Chile. Y yo pienso que puede ser conveniente hacer también fideicomisos con inversiones fuera de Chile. Ahí le doy un ejemplo .

¿Todas sus inversiones en el extranjero?

Todo lo que sea necesario para garantizar y esta fue la misma intención que yo tuve el año 2009, que el presidente de Chile, que tiene el honor y el privilegio, y al mismo tiempo la tremenda responsabilidad y carga de ser presidente de Chile, se concentre 100% en defender los intereses de Chile y de todos los chilenos y que no se distraiga con ninguna otra preocupación.

Se filtraron imágenes del jefe de Bancard, del gerente general de Bancard, Nicolás Noguera, en Cerro Castillo, en su cuenta pública. Da para pensar que el fideicomiso ese tampoco era tan ciego…

Por favor. Nicolás Noguera, que es gerente de Bancard, que entre paréntesis fue el mejor alumno de su generación en la Universidad Católica, tiene un máster en la Universidad de Harvard, es una persona de mucho prestigio y a la cual yo le tengo gran aprecio, y somos amigos. Y él tomó la responsabilidad de liderar las empresas. Por supuesto que yo lo invité en un par de oportunidades. Una vez creo que a Cerro Castillo y fue a una cuenta pública. Derivar de eso algo distinto es absurdo. ¿Usted cree que si uno va a querer tener una conversación con el gerente lo va a hacer en Cerro Castillo o en el Congreso?

Pero las formas también son importantes…

Estoy cansado y aburrido de la gente que piensa permanentemente con mala intención. Empecé a trabajar a los 15 años. Mi padre era un empleado público, no nos dejó ninguna herencia material. Sí nos dejó lo más importante, una familia, formación, cariño, valores, y mi madre también. Mi primera vocación fue académica, y yo me dediqué a estudiar, a ser un buen estudiante, me recibí de ingeniero comercial de la Universidad Católica, saqué un máster y un doctorado en la Universidad de Harvard. Fui profesor durante más de 10 años de muchas universidades, y me siento muy orgulloso de esa vocación académica. Pero un día yo dije: quiero dejar el mundo de las ideas y quiero ir al mundo de la realidad. Y decidí iniciar emprendimientos. Y partí desde cero, cero. Y me tocó formar muchas empresas. Algunas de esas empresas fueron muy exitosas. Crearon muchos empleos, muchas riquezas y no me tengo por qué avergonzar de eso. ¿Por qué me tengo que estar avergonzando?, yo me siento orgulloso de todo eso. Y ojalá todos los chilenos, ojalá todos tuvieran, cierto, las mismas oportunidades que yo tuve.

Varios analistas y dirigentes políticos, incluso de su propio sector, dicen que usted se ha vuelto inmune ya a los cuestionamientos que se puedan hacer sobre su relación con los negocios. ¿Cómo se hace cargo usted de esa imagen?

No, no hay tal inmunidad. Lo que pasa es que las acusaciones son falsas.

No pocos han criticado que un ex presidente no debiera tener sus platas en el extranjero y menos en paraísos fiscales…

Pero es fantástico esto, porque fíjese que el año 2009 me decían a mí que no podía tener las platas en Chile. ¿No es cierto? Entonces, si uno las tiene en Chile hay posible conflicto de interés. Y después dice que no las puede tener fuera. Entonces hay que mandarlas a la luna.

Las razones de por qué ser candidato se han escuchado. La pregunta es al revés. ¿Por qué razón usted no sería candidato?

Algunos quieren ser candidato y ponerse la charretera a como dé lugar. Y lo buscan con verdadera pasión. Yo ya fui Presidente de Chile. No solamente candidato, fui Presidente de Chile. El más alto honor que mis compatriotas le pueden dar a un ciudadano. Y sé lo que es ser Presidente de Chile. Y, por lo tanto, la razón por la cual uno debiera ser candidato no es por una razón de ego personal. Debiera decir, a ver, ¿significo un aporte, el mejor aporte que se le puede hacer al país? ¿Tenemos un proyecto y un programa de gobierno? ¿Tenemos una coalición organizada y unida para empujar ese proyecto de gobierno? ¿Tenemos las ideas buenas y claras para poder resolver los problemas y no solamente ser parte del problemas, sino que ser parte de la solución? Esas son las preguntas que debe hacerse un candidato.

La posibilidad de perder también es una…

No, fíjese que yo nunca he eludido una competencia. En mi vida he enfrentado muchos desafíos. Y si los hubiera eludido por la posibilidad de perder no habría enfrentado ninguno.

Papel digital