*

Política
Compartida
Actualizado el 03/07/2017
Estás leyendo:Piñera se impone con 58% y abre nueva etapa de campaña

Piñera se impone con 58% y abre nueva etapa de campaña

Autor: P. Catena y P. Valenzuela

Ossandón dejó en suspenso apoyo a Piñera y Kast pidió incorporar ideas de Evópoli. Pese a temores por participación, Chile Vamos convocó 1,4 millones de electores, 600 mil más que en 2013.

Piñera se impone con 58% y abre nueva etapa de campaña

Poco después de las 20 horas de anoche, Sebastián Piñera recibió un llamado directo de Manuel José Ossandón. En menos de dos minutos de conversación, el senador ex RN y su principal contendor en la primaria presidencial reconoció su derrota.

El ex mandatario se impuso con el 58,3% de los votos, más del doble del ex edil de Puente Alto y casi cuatro veces sobre el diputado de Evópoli, Felipe Kast.

Aunque en el “piñerismo” apostaban a vencer con un 65% o, incluso, con el 70% de la votación, se dieron por satisfechos y festejaron que pese a los temores de una posible baja participación, Chile Vamos terminara convocando a 1,4 millones de electores, unos 600 mil más que en las primarias de 2013. Solo la votación de Piñera (826 mil) superó la obtenida por todo el bloque de derecha en esa oportunidad. Y considerando también la elección del Frente Amplio, el ex mandatario logró el 47% de toda los sufragios de la jornada.

Lo que viene, comentaban anoche en su comando, es instalar una nueva fase de campaña que permita sumar para la presidencial de noviembre la votación de sus contendores.

Pese a que Ossandón no tardó en reconocer el triunfo de Piñera – “ganó bien”, señaló- y depuso el fuerte tono confrontacional de las últimas semanas de campaña, anoche dejó en suspenso el traspaso de apoyos.

“Yo no soy dueño de los votos”, manifestó Ossandón, junto con anunciar un encuentro con Piñera para esta semana.

El gran desafío de aquí a noviembre, asumen en el “piñerismo”, es la captura del electorado de Ossandón, quien logró imponerse al ex gobernante en una decena de comunas populares del Gran Santiago, como Puente Alto, La Granja, La Pintana, Lo Espejo, Pedro Aguirre Cerda, San Joaquín y San Ramón.

En este escenario, desde el comando de Piñera señalan la necesidad de darle un giro a la campaña. Esta, reconocen, ha estado muy dirigida a las elites y ahora se haría imprescindible “humanizarla” y hacerla llegar a sectores populares que empatizaron más con las propuestas de Ossandón, quien a nivel país sacó 150 mil votos más que la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez.

“Nuestra candidatura va mucho más allá de Chile Vamos. Es para todos y todas los chilenos de buena voluntad”, dijo Piñera tras celebrar su triunfo, junto con enviar un mensaje de unidad a la coalición, reiterando que los verdaderos adversarios están en la Nueva Mayoría. Luego, en distintas entrevistas, enfatizó que trabajará con Ossandón y, además, que buscará ampliar su electorado al centro.

El 42% de votos obtenidos en conjunto entre el senador independiente y Kast también fuerza a Piñera a considerar parte de sus lineamientos a la nueva fase de campaña. En lo inmediato, se habría zanjado una pronta incorporación de adherentes del senador al comando, como su jefe de campaña, Germán Codina, y el diputado Leopoldo Pérez, el único parlamentario de RN que apoyó a Ossandón,

Pérez y Kast -quien también llamó por teléfono a Piñera para felicitarlo- se trasladaron en la noche al comando de Piñera para felicitarlo. “Vengo un poco triste, pero como jefe de bancada de RN, obviamente que me sumo al acuerdo de Chile Vamos de apoyar al ganador”, dijo Pérez.

El futuro de Kast

El diputado de Evópoli también anunció su apoyo a Piñera para las elecciones generales de noviembre, aunque lo instó a considerar ejes de su programa de gobierno. “Contará con nuestro apoyo, pero queremos decirle que incorpore las ideas de Evópoli, ponga a los niños primero y saque a los operadores políticos”, dijo.

Pese a salir terceros, en Evópoli dicen que insistirán en potenciar su discurso como una derecha liberal y moderna, que superó el clivaje entre el Sí y el No de 1988. En lo inmediato, la apuesta del partido, además de ganar ascendencia en la campaña de Piñera, es potenciar una plantilla parlamentaria que les permita conformar una robusta bancada en la Cámara. Justamente en ese desafío se enmarcaría el futuro de Kast, quien estuvo a cuatro mil sufragios de la votación de Sánchez: como candidato a diputado en los comicios de noviembre.

“Evópoli continuará creciendo, con los mejores candidatos a core y diputados”, dijo Kast.

Para la ver en detalle la infografía, haz click aquí o en la imagen
resultado-chile-vamos

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital