*

Nacional
Compartida
Actualizado el 24/09/2017
Estás leyendo:Realizan campaña para que la espondilitis ingrese a Ley Ricarte Soto y a Auge-GES

Realizan campaña para que la espondilitis ingrese a Ley Ricarte Soto y a Auge-GES

Autor: La Tercera

Se calcula que el 1% de la población mundial sufre de algún tipo de espondiloartritis. En Chile, a los 45 años, el 50% de las personas que sufre Espondilitis, sin tratamiento oportuno e idóneo, ya no puede trabajar.

Las espondiloartritis son un grupo de enfermedades crónicas, inflamatorias y autoinmunes, que afectan en especial la espalda y que, de no recibir un diagnóstico temprano y un tratamiento oportuno, puede desencadenar en graves consecuencias físicas y socioeconómicas para quienes las sufren.

La Espondilitis Anquilosante es una de las formas más conocidas y graves de las espondiloartritis, donde se fusionan (o anquilosan) las vértebras, limitando el movimiento del cuerpo y pudiendo dejar a la persona dependiente, sin autovalencia.

“La espondiloartritis es una enfermedad reumática inflamatoria que puede comprometer las articulaciones del esqueleto axial y periférico, produciendo dolor crónico, marcada rigidez y, eventualmente, deformidad y restricción del movimiento, con un importante y lamentable impacto en la vida laboral y personal de los pacientes”, asegura Sebastián Ibañez, reumatólogo de la Clínica Alemana de Santiago y el Hospital Padre Hurtado.

“En las series reportadas de pacientes chilenos con espondiloartritis destaca que cerca del 40% de los pacientes presenta discapacidad laboral, más del 60% reporta deformidad articular, y aproximadamente 90% presenta una actividad alta de la enfermedad”, agrega Ibañez.

Se calcula que el 1% de la población mundial sufre de algún tipo de espondiloartritis. En Chile, a los 45 años el 50% de las personas que sufre Espondilitis, sin tratamiento oportuno e idóneo, ya no puede trabajar.

Pese a estas cifras, menos del 30% de los pacientes ha podido acceder a los medicamentos biológicos, principalmente por el alto costo de estos. Un tratamiento efectivo puede llegar a costar hasta 1 millón de pesos chilenos al mes (solo el fármaco), y en la actualidad sólo un segmento muy reducido de pacientes tiene acceso garantizado a sus tratamientos.

Así, en los hospitales públicos podemos observar que prácticamente todos los pacientes con espondiloartritis sufren de dolor severo crónico y restricción de movimiento que les impide trabajar y desarrollar una vida normal. En el sector privado la situación es algo mejor, pero de todas maneras la cobertura de estos medicamentos por parte de las isapres es muy restringida.

“Es de suma relevancia que las personas que sufren de espondiloartritis en Chile tengan la posibilidad de acceder al actual estándar de tratamiento de su enfermedad, que son los medicamentos biológicos. Espero que la Ley 20.850 le dé esta posibilidad a los miles de chilenos que actualmente sufren la enfermedad”, concluye Ibáñez.

Es así como la Fundación Espondilitis se encuentra en plena campaña de recolección de firmas para realizar una petición al ministerio de Salud: Que la Espondilitis reciba cobertura en los sistemas de salud en Chile. Petición que ya ha sido firmado por cerca de 18 mil personas.

La campaña busca Considerar a las espondiloartritis en las coberturas nacionales de los sistemas de salud (Auge-Ges, Ley Ricarte Soto); y que las instituciones de Salud estatales y privadas, y agrupaciones de las disciplinas pertinentes, realicen procesos de formación especializada para facilitar detección y diagnóstico temprano, sobre todo tomando en cuenta que hoy en Chile el proceso de diagnóstico puede tardar más de 8 años por evaluación insuficiente.
Revisa acá el link para firmar la petición, y ver el video de la campaña.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital