*

Nacional
Compartida
Actualizado el 02/11/2016
Estás leyendo:Salud admite falta de médicos, equipos y terapias para tratar cáncer en red pública

Salud admite falta de médicos, equipos y terapias para tratar cáncer en red pública

Autor: G. Sandoval y L. Leiva

Diagnóstico plantea que centros de radioterapia y quimioterapia no logran cubrir la demanda. En Chile sólo hay 132 oncólogos acreditados y de ellos sólo el 36% atiende en hospitales.

Salud admite falta de médicos, equipos y terapias para tratar cáncer en red pública

“A pesar del esfuerzo de organización y recursos, existen problemas para satisfacer la creciente de demanda de diagnóstico, tratamiento y rehabilitación, tanto desde el punto de vista de la cantidad de atenciones, como de la calidad de las mismas”, admite el Ministerio de Salud en la Estrategia Nacional del Cáncer, política en fase de consulta pública, para establecer un sistema de diagnóstico, atención y seguimiento a pacientes.

Según el documento, se detectaron diversas deficiencias en la respuesta a esta patología en centros de la red pública, que van desde déficit de equipos, terapias, profesionales y centros de tratamiento, a “cuellos de botella” en la derivación.

“La red de radioterapia no es capaz de absorber toda la demanda, y los equipos no tienen la mantención adecuada; las unidades de quimioterapia también son insuficientes”, se describe, añadiendo que, además, se requieren más unidades ambulatorias de hematología intensiva para mejorar la sobrevida de pacientes, facilitar los procesos administrativos para la compra de medicamentos y agilizar las derivaciones.

“Tampoco hay un hilo conductor que guíe y acompañe a la persona con cáncer desde el diagnóstico hasta la resolución, los pacientes no cuentan con información sobre el proceso que van a enfrentar, lo que produce angustia e insatisfacción”, afirma el texto.

Y en cuanto a tratamientos, el diagnóstico establece que faltan al menos siete centros de quimioterapia para complementar los 23 existentes, así como personal capacitado para atenderlos. Y en el caso de radioterapia, se establece que la red “no es capaz de absorber la demanda actual de Chile”, tanto para adultos como para niños, por lo que se debe definir y proyectar la brecha.
Al respecto, el subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, explicó que parte de las propuestas que trae la estrategia, antesala de lo que será el Plan Nacional del Cáncer, que espera tener listo a principios de 2017, se enfocan en generar una mayor integración de las redes de salud.

“Esto para facilitar la derivación entre el nivel primario, secundario y terciario. Ahí se dan las falencias, más allá de los resultados; es que la red no está suficientemente integrada, entonces eso a veces dificulta los tratamientos que se realizan en lugares que están lejanos”, dijo Burrows, ejemplificando con la situación de los niños de Punta Arenas, que tuvieron que ser derivados a Valdivia, ante la falta de un oncólogo en su región en febrero pasado.

Una de las líneas es aumentar y potenciar la infraestructura e implementación de centros, por ejemplo, de radioterapia, que son los más escasos y donde el Minsal actualmente debe conseguir dicho servicio en el sector privado. “Queremos fortalecer las unidades de quimioterapia y extender las redes de radioterapia en el sector público. Hemos incorporado nueva tecnología, pero todavía nos queda mucho por avanzar”, explicó Patricia Navarrete, del Depto. de GES y Redes de Alta Complejidad del Minsal.

Déficit

El cáncer es la segunda causa de muerte en el país, después de las patologías cardiovasculares, con 24.592 fallecidos en 2013 y casi 35 mil nuevos casos al año. Los tumores más frecuentes son de estómago, pulmón, vesícula, colon, mama, próstata y cervicouterinos.

En ese contexto, los déficit de la red pública -donde se atienden 13 millones de chilenos- son complejos. En el caso de los profesionales de salud, el diagnóstico establece que en Chile hay 132 médicos oncólogos acreditados ante la Superintendencia de Salud y que, de ellos, sólo el 36% trabaja en la red pública. Y en un panorama mundial, la cifra es baja: dos oncólogos por cada millón de habitantes tiene el país, muy distante de los 21 especialistas por millón de personas que ostentan las naciones integradas al Ocde.

El documento plantea la necesidad de realizar un estudio para estimar la brecha de profesionales médicos y no médicos, y con ese insumo, poder elaborar un plan de formación de especialistas médicos y no médicos.

Al respecto, Navarrete agrega que el Minsal trabaja en un estudio para incentivar a los profesionales a especializarse en oncología, “ya que no es una especialidad de primera opción, normalmente optan por otras. Al no haber interesados nos quedamos con cupos de formación sin cubrir”, dijo.

El presidente del Foro Nacional del Cáncer, Jorge Jiménez de la Jara, valoró la publicación del documento, el que “estuvimos años peleando para que se escribiera, y se logró. Es una base para construir políticas específicas. Una muy buena revisión de tema, una declaración de intenciones, pero falta entrar en las estrategias más específicas”, sostuvo.

Papel digital