*

Mundo
Compartida
Actualizado el 06/12/2017
Estás leyendo:Trump pone en jaque futuro de proceso de paz con decisión sobre Jerusalén

Trump pone en jaque futuro de proceso de paz con decisión sobre Jerusalén

Autor: Fernando Fuentes

Junto con reconocerla como capital de Israel, anunció el traslado de la embajada norteamericana a esa ciudad. El líder palestino, Mahmoud Abbas, dijo que la medida equivale a que EE.UU. “renuncie a su rol de mediador”.

Trump pone en jaque futuro de proceso de paz con decisión sobre Jerusalén
Donald Trump, acompañado por el Vicepresidente Mike Pence, sostiene el documento que reconoce a Jerusalén como la capital de Israel, ayer.

“He decidido que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel. Aunque Presidentes anteriores lo convirtieron en una gran promesa de campaña, no la cumplieron. Hoy, yo estoy cumpliendo”. Con esas palabras, pronunciadas desde la sala de recepciones diplomáticas de la Casa Blanca, el Presidente de EE.UU., Donald Trump, confirmó hoy que su país reconocerá a partir de ahora a Jerusalén como capital de Israel, una medida que promete generar tensiones en Medio Oriente y reducir las posibilidades de avanzar en el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

“No podemos resolver el problema de Medio Oriente con el enfoque anterior, necesitamos uno nuevo (…) la elección de hoy por Jerusalén es necesaria para la paz” en Medio Oriente, afirmó Trump, quien así “revirtió casi siete décadas de política exterior estadounidense”, según destacó hoy The New York Times.

Junto con el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, Trump dijo que su gobierno pondrá en marcha también el proceso para trasladar la Embajada de EE.UU. desde Tel Aviv a esa ciudad, una mudanza que llevará al menos tres años porque hay que construir el edificio, según la Casa Blanca. Con todo, el mandatario instruyó a su gobierno a “contratar arquitectos” para construir la nueva legación que, a su juicio, será “un tributo magnífico a la paz”.

A pesar de las advertencias sombrías desde todo el mundo, Trump aseguró que “esta decisión no busca de ningún modo reflejar que nos apartamos de nuestro fuerte compromiso para facilitar la paz duradera”. “Estados Unidos apoyará una solución de dos Estados si ambas partes acceden a ella”, garantizó el inquilino de la Casa Blanca, quien informó que su Vicepresidente Mike

Pence viajará a Medio Oriente próximamente. “Entonces hoy llamamos a la calma, a la moderación, y a que las voces de tolerancia prevalezcan sobre aquellas que transmiten odio”, reiteró.
Si bien el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, aseguró que se trataba de un “día histórico” y que el anuncio era un “paso importante hacia la paz”, el Presidente palestino Mahmoud Abbas dijo que la decisión de Trump era “equivalente a que EE.UU. renuncie a su rol de mediador de paz”. En un discurso pregrabado divulgado en Palestine TV, Abbas enfatizó que Jerusalén es la “capital eterna del Estado de Palestina”. “Es demasiado grande para que cualquiera pueda cambiar su estatus”, advirtió.

A juicio del secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, con su declaración Trump “privó a EE.UU. de cualquier papel” en el proceso de paz entre israelíes y palestinos. “Como jefe palestino negociador, cómo podría sentarme con esa gente si me están diciendo que Jerusalén será la futura capital de Israel”, añadió. Erekat advirtió que “esto sumirá toda la región en el caos, un caos internacional”.

El movimiento islamista palestino Hamas, de hecho, declaró que la decisión de Trump “abrió las puertas del infierno”, al tiempo que la consideró una “agresión flagrante contra el pueblo palestino”. Ismael Raduan, alto responsable de Hamas, hizo un llamado a los países árabes y musulmanes “a cortar los lazos políticos y económicos con las embajadas estadounidenses y a expulsar a los embajadores” de Washington.

Distintos países árabes y musulmanes manifestaron su rechazo a la decisión de Trump. “Constituye una violación de las decisiones del derecho internacional y de la Carta de Naciones Unidas”, estimó el portavoz del gobierno jordano, Mohamed Mumeni. Jordania, a petición de Palestina, también pidió la convocatoria de una reunión de emergencia antes de que Trump hiciera su anuncio, en este caso de la Liga Árabe para este sábado.

Asimismo, el Presidente turco, Recep Tayyip Erdogan -quien ya amenazó con romper las relaciones diplomáticas con Israel-, organizará el 13 de diciembre en Estambul una cumbre de dirigentes de países musulmanes a raíz de la decisión de Trump. Ademas, ocho países pidieron hoy una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas luego de que Estados Unidos reconociera a Jerusalén como capital de Israel. Según la presidencia japonesa, la reunión será mañana.

Los aliados más estrechos de EE.UU. en Europa también pusieron en duda la prudencia de una medida que rompe drásticamente con la posición anterior de Washington de declararse neutral sobre la soberanía de Jerusalén. El Presidente francés Emmanuel Macron señaló que se trata de “una decisión lamentable que Francia no aprueba”. Por su parte, la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, expresó la “seria preocupación” del bloque frente al tema.

El gobierno de China tampoco se restó. “Estamos inquietos por una posible escalada de las tensiones”, declaró Geng Shuang, portavoz de la cancillería.

th-jerusalen

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital