Sergio Melnick

Sergio Melnick

@melnicksergio

Opinión

Ahora empieza la posverdad

Foto: Agenciauno

La campaña presidencial 2022 ya empezó. El mentado “legado” solo es el intento de establecer una posverdad, es decir una forma de mentira, hecha realidad en la opinión pública. La próxima semana nos corresponde hacer el balance 2014-18. En algunos temas de la gestión hay cosas concretas, como el acuerdo de unión civil o la despenalización del aborto en tres causales, aun con opiniones encontradas. Voto de chilenos en el extranjero. Mejoras de remuneración a los profesores, pero sin exigir realmente nada a cambio en calidad. Energía, quizás lo más rescatable.
Pero eso está opacado por todo lo demás que se hizo tan mal.
En mi opinión el intento de falsear lo que ocurrió, partirá por temas como los siguientes:
1. Lo primero será el intento de crear la idea general de que fue un gran gobierno con grandes logros. El eslogan se viene. Desde el punto de vista estadístico, la evidencia es exactamente al revés. En lo político, nunca antes un gobernante había tenido tan bajo apoyo popular, ni se cometieron tantos errores y omisiones. La NM hizo un muy mal gobierno.
2. Con un descaro que no se entiende, Bachelet ha tenido la osadía de aseverar que la situación del empleo fue mejor en su período que en el de Piñera. Los datos dicen lo contrario, y la manipulación de datos de la fuerza de trabajo, es lo que explica este tema.
3. Han sostenido de manera casi majadera que las cuentas públicas se manejaron con responsabilidad. Más aun, se hizo una reforma tributaria con dos objetivos, uno de los cuales era terminar con el déficit fiscal. Así se empieza a trabajar la posverdad. La evidencia es justo lo contrario: el déficit y deuda pública son enormes, y peor aún, se financiaron gastos corrientes con deuda.
4. Tratarán de sostener que cumplió con los hospitales en salud. La evidencia dice que de 2.500 camas que se prometieron, las efectivas fueron menos de 300, y la deuda de éstos la más alta conocida.
5. Están ya hablando de una reforma trascendente y avances históricos en educación. La evidencia dice lo contrario. En educación propiamente tal no se hizo absolutamente nada, ni siquiera se habló del tema. La gratuidad (muy mal instalada) no es una reforma de educación, es un tema de desarrollo social o de financiamiento.
6. Todo lo relacionado a la Constitución fue una gran farsa, y tratarán de construir la idea de que hubo avances históricos. No los hubo, ni siquiera se supo el resultado de los “cabildos”. El proyecto de última hora es una bofetada nacional.
7. Harán todo tipo de manipulaciones estadísticas para tratar de sostener que hubo avances en seguridad pública. Pero es otro tema en que fallaron, probablemente por razones ideológicas.
8. TVN fue un fracaso enorme, y tratarán de decir que avanzaron en un proyecto de TV cultural y pública.
En el “relato” de posverdad que tratarán de instalar, harán un intento de cambiar la historia de lo que ocurre en La Araucanía, culparán a los empresarios de boicotear al gobierno por no invertir, dirán que avanzaron en las pensiones, pero no se hizo absolutamente nada; la reforma sindical es mala, al menos para el empleo y la productividad.
El bofetón que nos pusieron en La Haya fue un fracaso y no un logro. Los equipos del gobierno no fueron de excelencia y los cambios de gabinete fueron la tónica permanente del gobierno. En suma, Chile Vamos tiene la obligación política de que esa posverdad mentirosa no se establezca.
Piñera debe ordenar una auditoría completa de lo que recibe y de lo que se informó al país por esta administración, y darla a conocer con sus luces y sombras. Termina un muy mal gobierno de nuestra historia y deja una mochila difícil de cargar. No a la posverdad.

#Tags


Seguir leyendo