Sebastián Uriarte

Sebastián Uriarte

Profesor de la Escuela de Negocios UAI - Grupo INES (Innovación, Emprendimiento y Sustentabilidad).

Opinión

Se acabó la fiesta para los emprendedores: el fin del alcance en Facebook

Facebook asegura que sus revisores desempeñan un papel crucial para hacer de la red social un entorno seguro y abierto. (Foto: AFP / Getty Images)

Para muchos emprendimientos, estar presente en Facebook a través de un Fanpage ocurre incluso antes que  tener un sitio web. Claro, porque una de las principales fuentes de comunicación para los emprendedores ha sido justamente esta red social, siendo ya más de 50 millones de empresas en el mundo las que la utilizan (Facebook 2017).

Su alcance, efectividad y bajo costo son algunas de sus principales razones. A esto hay que agregar que se trata de una herramienta que no es difícil de aprender. En Internet podemos encontrar cientos de manuales y recomendaciones para sacar el máximo provecho a tus publicaciones. Todo por el “Me gusta”. ¿Para qué? para que cada publicación posterior aparezca en el muro de tus potenciales clientes o usuarios, de una forma simple, económica y efectiva. El secreto está en hacer de tu contenido algo de tal calidad que invite a los usuarios a interactuar. Y mientras más veces los clientes interactúan con tus publicaciones mayor el alcance.

Medios de comunicación, Universidades, instituciones públicas y privadas, empresas de todos los tamaños e incluso comunidades religiosas han tomado como pilar comunicacional las redes sociales, siendo Facebook por lejos la más importante. Debido a esto, cuando Mark Zuckerberg informó que uno de sus objetivos para 2018 sería privilegiar las publicaciones de amigos y familiares en desmedro de marcas y medios de comunicación, se levantaron las alertas del efecto que esto traería.

En un principio, muchos pensamos que su efecto sería menor debido a la dependencia que también tiene Facebook de su modelo de negocio, pero a la fecha ha sido prácticamente una catástrofe comunicacional, sentenciando el fin del alcance orgánico y dejando a todo el mundo buscando desesperadamente la forma de revertir los efectos del nuevo algoritmo.

En febrero del año pasado las publicaciones de los medios de comunicación tenían como principal referencia a Facebook con un 45%. Ya en diciembre éste no llegaba al 25% (Journalism, Media, and Technology Trends and Predictions, Reuters-Universidad de Oxford, 2018), y hoy en Chile según lo investigado en diversos medios, el tráfico proveniente de la red social bajó un 75% en un año.

¿Se puede hacer algo? Por supuesto, pero solo para mitigar el efecto. Por ejemplo, mejorar los contenidos, menos publicaciones, más calidad, transmitir videos o promocionar tus posts. ¿Medidas más de fondo? Profundizar la estrategia de contenidos basada en los buscadores (SEO), además de explorar otras redes sociales.

No obstante, cualquier medida es más bien de forma. Facebook ya hizo los cambios para volver a sus raíces, en donde las publicaciones de las empresas no eran parte de su estrategia. Y es precisamente en este punto que es vital ser tajante: si tu modelo de negocios tiene como componente la interacción orgánica de tus seguidores con tus publicaciones, tendrás que cambiar de plataforma o simplemente comenzar a pagar para que seguir presente como marca en las pantallas de tus seguidores.

El rol de la innovación será fundamental en este desafío, tendremos que aprender a convivir y adaptarnos a este escenario, buscar nuevos canales de comunicación, invertir en el reconocimiento de la marca y entregarles contenido útil a nuestros clientes. En definitiva, el cambio de Facebook, vino para quedarse y esto implica revisar y redefinir tu estrategia comunicacional hoy y no mantener la esperanza ilusa que Facebook dará pie atrás. Los emprendedores debemos tomar los problemas como una oportunidad, y esta es nueva prueba de ello.

#Tags


Seguir leyendo