Autor de la biografía no autorizada de Maduro: “El gobierno hoy está más débil que nunca”

Nicolás Maduro saluda a los simpatizantes junto a su esposa Cilia Flores, durante un acto campaña en San Fernando, Venezuela.

"La abstención ante un gobierno inepto que subyuga y hambrea a su pueblo era una cosa natural que ocurriera", dice Roger Santodomingo,


En febrero, Roger Santodomingo, autor de De verde a Maduro, la biografía no autorizada del Presidente venezolano, había advertido que no había “opción buena” si la oposición se presentaba desunida a las elecciones. Hoy, según explica en esta entrevista con La Tercera, es “esencial” que el sector “reconozca y respete sus diferencias” para empezar a pensar “estratégicamente”.

El llamado a la abstención aparece como una victoria para la oposición. ¿Cómo puede el sector capitalizar este supuesto revés del chavismo?
Honestamente, el llamado a la abstención no cambió el statu quo. Como tampoco lo hizo la participación debilitada de Henri Falcón, ignorando la importancia de un frente unitario de la oposición. La abstención ante un gobierno inepto que subyuga y hambrea a su pueblo era una cosa natural que ocurriera, no había que hacer gran esfuerzo para lograrla. Lo difícil es establecer un desafío democrático viable en medio de condiciones adversas, de dictadura.

¿La oposición podrá superar sus divisiones tras estas elecciones?
Para mí la oposición solo es una, sólo que no se entera de eso. Los venezolanos demócratas que aspiran a relevar a Maduro en el poder representan a la mayoría. Unos fueron a elecciones y otros llamaron a abstención. Es ridículo que caigan en la trampa divisiva del gobierno y se llamen mutuamente traidores o golpistas. Lo primero que deben hacer antes de recuperar la democracia, es la civilidad. El trato respetuoso es un principio fundamental para la democracia y los que aspiren a gobernar democráticamente deben abanderarlo. Reconocer y respetar sus diferencias es esencial para encontrar el terreno común y empezar a pensar estratégicamente, con la cabeza y no con las vísceras, solo así la oposición volverá a ser relevante tanto fuera como dentro del país.

¿Ve a Maduro dispuesto a realizar nuevas elecciones, como piden algunos sectores de la oposición?
El gobierno hoy está más débil que nunca. Maduro fue electo en el 2013 por un estrecho margen, luego de un proceso cuestionado, pero fue reconocido por el mundo y hasta la oposición aceptó el veredicto del árbitro electoral. Los resultados del domingo han sido denunciados casi unánimemente en el planeta, salvo por unas cinco dictaduras. La legitimidad electoral de Maduro se esfumó.

Además, tiene al país en ruinas y aislado, sufriendo una crisis humanitaria nunca antes vista en América Latina. Venezuela hoy está peor que Cuba en el período especial. Esto es un proceso sin precedentes históricos. El mundo, no solo debe presionar a Maduro, sino a Cuba y los gobiernos que reconocen el proceso del domingo, para que saquen sus manos del país y dejen a los venezolanos retomar su destino. Un destino que es democrático y que se encausará por vía electoral.

Seguir leyendo