Chile Vamos critica a contralor tras anulación de protocolo de aborto

El Presidente Sebastián Piñera y el ministro de Salud, Emilio Santelices. Foto: Mario Téllez

Parlamentarios oficialistas acusaron a Bermúdez de actuar con intencionalidad política. Además, anunciaron que estudiarán recurrir al TC.


Con una latente sensación de que el gobierno perdió en el intento de extender a las instituciones privadas que reciben fondos públicos la objeción de conciencia de la ley de aborto en tres causales -iniciativa que sorteó un arduo camino en el Tribunal Constitucional (TC) tras requerimientos de parlamentarios de la centroderecha-, este jueves Chile Vamos salió a defender en el Congreso con fuerza la gestión del ministro de Salud, Emilio Santelices.

El día anterior, la Contraloría había emitido un dictamen concluyendo que -tal como lo habían señalado los parlamentarios de la ex Nueva Mayoría- el protocolo impulsado por el Ejecutivo “no se ajusta a derecho”.

El organismo contralor contradijo así la postura defendida por La Moneda, estableciendo que “los establecimientos públicos de salud no pueden invocar la objeción de conciencia, pues se encuentran en el imperativo de cumplir la obligación del Estado de otorgar las acciones de salud definidas por el legislador”.

La decisión de Contraloría se daba justo a una semana desde que la oposición había interpelado al ministro justamente por las modificaciones que instruyó al protocolo a sólo días de haber asumido en la cartera.

La petición de renuncia del ministro de parte de la oposición fue insistente ese día y este jueves continuó al punto de plantear una acusación constitucional (ver pág. 3). Los parlamentarios de Chile Vamos, mientras, además de blindar a Santelices, apuntaron contra el contralor general de la República, Jorge Bermúdez -tanto en privado como en público-, aludiendo intencionalidad política en su decisión y una forma “subjetiva” al entregar la información del caso.

“Me llama mucho la atención la forma casi de Meme, en términos muy livianos para la profundidad que tiene un tema que ha sido discutido jurídicamente bastante en Chile en los últimos años”, dijo el jefe de bancada de la UDI, Javier Macaya, respecto de una colorida gráfica en que fue publicado el dictamen, la tarde del miércoles, a través de Twitter, por parte de la Contraloría. “Denota al menos cierta subjetividad para tratar un tema que es de alta relevancia jurídica”, agregó.

La noche anterior, el diputado de RN Gonzalo Fuenzalida había escrito en su cuenta de Twitter: “Bermúdez fue designado contralor, pero se cree Dios, Amo, Señor y Presidente de la República”.

Los parlamentarios igualmente hicieron ver que hace días la propia presidenta de la Cámara, Maya Fernández (PS), se quejó públicamente de que el contralor se extralimitó en sus funciones al resolver no tomar razón del decreto promulgatorio de la ley que entrega nuevas atribuciones al Servicio Nacional del Consumidor (Sernac).

Incluso recalcaron la celeridad con que el contralor resolvió el tema. Para este caso, el contralor se demoró solo nueve días en tomar una decisión, pues el 30 de abril el Ministerio de Salud entregó la información solicitada por la Contraloría. Esto, en alusión a la afirmación de Bermúdez cuando la entidad debía revisar el polémico caso del hermano del Presidente Sebastián Piñera, Pablo, por su designación en la embajada de Buenos Aires, momento en que el contralor dijo que podrían tardarse hasta seis meses.

“¡Señal de los tiempos mejores! Hace 10 días el contralor decía que se demoraba 6 meses en resolver una consulta. Con alegría vemos cómo mejora el servicio, con esta veloz resolución acompañada de llamativa gráfica. Ojalá la agilidad haya llegado para quedarse”, escribió en redes sociales, por su parte, el presidente de RN, Mario Desbordes.

Por la tarde, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, afirmó: “La interpretación que está haciendo la Contraloría no es adecuada. Llama la atención que haya hecho un fallo tan restrictivo que de alguna manera no respeta lo que era el espíritu de la ley”.

Los diputados de Chile Vamos también enviarán un escrito a la Contraloría para pedir detalles de los alcances de su decisión. Así lo manifestaron los diputados Jaime Bellolio (UDI), Fuenzalida y Macaya.

Insistir en idea del TC

En su fallo de agosto, el Tribunal Constitucional permitió que la objeción de conciencia pudiese ser invocada por instituciones, por lo que este jueves los parlamentarios oficialistas insistieron en que defenderán con fuerza esa idea.

“Vamos a defender con mucha fuerza la objeción de conciencia tanto de las personas naturales como de las personas jurídicas. Y vamos a defender con esa misma fuerza el hecho de que las personas más humildes de nuestro país puedan acceder a atenderse en aquellas entidades prestadoras de salud privada”, dijo Macaya.

Al respecto, la senadora Van Rysselberghe dijo que una vez que el nuevo reglamento sea enviado por el Ejecutivo, estudiarán acuidr al TC.

Sobre la acusación constitucional a Santelices, los diputados plantearon que, entonces, también se debía llevar el mismo proceso con el ex ministra de Salud de Michelle Bachelet, Carmen Castillo, pues en el anterior gobierno también se presentó un “protocolo” y no un “reglamento”.

“Si es que alguien pretende hacer una acusación constitucional por la ilegalidad del protocolo, lo mínimo es que también acuse a la ministra Castillo. De lo contrario, darían cuenta de que esto es un montaje”, afirmó Bellolio.

El vicepresidente de Evópoli Francisco Undurraga añadió que “los errores no solamente los cometimos nosotros como gobierno sino que también los cometió el gobierno anterior”.

Seguir leyendo