Hernán Larraín Matte, presidente de Evópoli: “Tenemos que conciliar nuestras banderas sociales y liberales con ser parte del gobierno”

Foto: Juan Farías

El cientista político aborda los desafíos de la nueva directiva que encabeza desde el 5 de mayo, y afirma que su partido seguirá marcando su propia identidad. “En la medida que se haga con respeto (...), creo que son legítimas las diferencias”, señala.


Hace quince días, Hernán Larraín Matte asumió la presidencia de Evópoli. Por estos días, el abogado y cientista político se ha dedicado a recorrer las regiones del país para, según relata, cumplir uno de los objetivos de su directiva: formar “cuadros”. En paralelo, está entrando en la primera línea política en Chile Vamos. Esta semana, de hecho, se reunirá a solas con el Presidente Sebastián Piñera para abordar la coordinación entre la colectividad y el gobierno.

Aquí, Larraín Matte aborda el desafío de su partido. “En Chile Vamos todos estamos remando para el mismo lado y en cada uno de los partidos existe cierta identidad, banderas y causas que hablan de quiénes son. Y Evópoli lo hace con las propias”, dice en torno a los puntos distintivos que han marcado con La Moneda y la coalición en temas como identidad de género y nepotismo.

¿Cuáles son los desafíos políticos que tendrá su liderazgo?

Evópoli está viviendo lo que hemos denominado una etapa 2.0. El 1.0 fue nacer como un movimiento que tenía un parlamentario. Hoy somos un partido que está en quince regiones, que tiene dos senadores y seis diputados, somos parte de una coalición y de un gobierno. Por lo tanto, el desafío es desarrollar este partido, llevando adelante las banderas que nos hicieron nacer, fundamentalmente la agenda social y, en particular, ‘los niños primero’. Además, el objetivo es darles mucho espacio a las regiones, formar cuadros, diversificar nuestros liderazgos, y ese es un tremendo desafío que estamos haciendo en duplas junto a Luz Poblete (secretaria general). Esta es una mesa ejecutiva, en terreno.

¿Y no existe un riesgo para la comunicación que debe haber entre la directiva del partido y sus parlamentarios en el Congreso, en el hecho de que no haya legisladores en la presidencia y en la secretaría de la mesa?

Estamos en una coordinación permanente con nuestra bancada. Todos los miércoles tenemos reunión en Valparaíso y si nos coordinamos bien tenemos todas las condiciones de poder ser una orquesta que suene muy afinada.

Evópoli impulsa un proyecto de ley contra el nepotismo y usted pidió que este se incluya dentro del marco de modernización del Estado para la cuenta pública del 1 de junio. ¿Cree que el gobierno va a patrocinarlo?

En la primaria presidencial anunciamos que íbamos a hacer un proyecto para regular la contratación meritocrática de las personas en el Estado y hemos sido muy consistentes con esa bandera. Ahora, efectivamente esperamos que el 1 de junio esto pueda ser parte de una agenda amplia de modernización, donde se incorpore la transparencia, la probidad y la meritocracia en la contratación de personas en el Estado. Esta es una demanda ciudadana y sería una gran oportunidad para el Presidente Piñera. Nosotros le hicimos llegar el proyecto de ley, a él personalmente, y hemos visto cómo parlamentarios tanto de RN como de la UDI se han manifestado a favor de avanzar en esta materia. Ojalá sea una bandera de Chile Vamos y del propio gobierno.

¿Por qué no han ingresado el proyecto a la Cámara?

Lo que hicimos fue compartirlo con el gobierno, socializarlo y buscar un apoyo amplio a lo que creemos, puede ser una bandera de Chile Vamos. Estamos a la espera de que el gobierno lo anuncie el 1 de junio.

¿Se incluirá la figura presidencial y los cargos de su exclusiva confianza como ministros y embajadores?

Sí, se incluye a ministros, subsecretarios, embajadores y una lista de autoridades importantes. El proyecto de ley sugiere que sea la Alta Dirección Pública la que tenga, de alguna manera, un procedimiento para verificar, en caso donde haya parentesco, la idoneidad y mérito de las personas.

¿Hay un mea culpa de parte de Evópoli por el momento en que se anunció el ingreso del proyecto, en medio de la polémica por el nombramiento de Pablo Piñera en Argentina?

Nosotros buscamos actuar en consistencia. Este era un tema conocido, el mismo 11 de marzo volvimos a insistir en que lo íbamos a presentar. Y cuando se produjo la coyuntura de Pablo Piñera los medios salieron a preguntar por el proyecto, porque era de natural interés. Y, frente a esas circunstancias, no escondimos la cabeza y lo que hicimos fue decir: ‘Tenemos un proyecto en esta materia, es una convicción y vamos a seguir adelante’.

No hay un mea culpa entonces…

Yo personalmente dije, antes de asumir esta responsabilidad, que el momento pudo haber sido mejor respecto del anuncio, pero respecto de la convicción y del contenido del proyecto, Evópoli ha hecho lo que corresponde.

¿Cómo evalúa la relación entre los partidos oficialistas?

He tenido muy buenas relaciones con las directivas de los otros partidos. Veo muy buen ánimo, hay unidad interna y hay una conversación, por supuesto, de cómo gestionamos nuestras diferencias en un marco de unidad. Creo que vamos a cometer errores, pero lo importante es aprender de ellos y demostrar que tenemos la madurez, como coalición, de darle gobernabilidad en el largo plazo a Chile.

La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, ha sido crítica con Evópoli y en los temas valóricos se da una pugna constante entre ese partido y ustedes.
Creo que estamos aprendiendo y lo veo bien. No creo que aquí haya temas personales, al contrario, Hay legítimas defensas a los propios proyectos dentro de la coalición y lo que significa ser gobierno.

La senadora no ha asistido a comités ejecutivo. ¿Ha podido conversar con ella?

Tuve la posibilidad de conversar con ella el viernes. Mi impresión es que la UDI y RN tienen voluntad por seguir desarrollando a Chile Vamos como coalición.

El 30 de mayo se ingresará la indicación de adopción. Si el gobierno no se hace cargo de la adopción homoparental, ¿Evópoli va a impulsar una propuesta?

A Evópoli, primero, le importa mucho proteger el interés del niño, y en eso estamos con el gobierno. Dos: que sea el juez de familia quien escoja lo mejor para el niño. Tres: agilizar y dar herramientas, porque hay muchos niños que terminan quedándose en el Sename cuando existen familias que pudieron haberlos adoptado, entonces este es un drama social y Evópoli quiere marcar el punto en esto. Adicionalmente, consideramos que no habrá discriminación a ningún tipo de familia,pensando siempre en el interés superior del niño y apoyamos, por tanto, la adopción homoparental.

Pero, más allá de apoyarla, ¿impulsarán, por ejemplo, una indicación al respecto?

Vamos a esperar la propuesta del gobierno antes de pronunciarnos.

Evópoli ha marcado varios puntos en dos meses de gobierno, como identidad de género y nepotismo. ¿Cómo se logra el equilibrio para fomentar su identidad, sin causar constantes problemas con el gobierno y Chile Vamos?

En Chile Vamos, todos estamos remando para el mismo lado y en cada uno de los partidos existe cierta identidad, banderas y causas que hablan de quiénes son. Y Evópoli lo hace con las propias. En la medida en que esto se haga con respeto y que uno sea consistente con lo que ha promovido, creo que son legítimas diferencias. La cuestión fundamental es procurar que se concilien bien dos principios: la unidad y la identidad de cada partido. Tenemos que conciliar nuestras banderas sociales y liberales con ser parte del gobierno.

También se han evidenciado diferencias internas en su partido frente al proyecto de gratuidad en la educación técnico-profesional. ¿Tomarán una postura colectiva?

En materia de gratuidad para los institutos profesionales y centros de formación técnica existen dos principios que están sobre la mesa. Uno es el de la unidad del sector, y es por eso que muchos parlamentarios nuestros han manifestado su voluntad de votar a favor este proyecto y, por otro lado, el de la consistencia de las posturas, como la de Felipe Kast, quien cree, legítimamente, que existe un mecanismo más justo que es un sistema solidario.

¿No cree que generará problemas con el gobierno?

Esta es una postura conocida por todos. Este compromiso es de campaña y es legítimo que haya parlamentarios que voten en contra. El gobierno reconoce que conocía esta postura.

¿Qué responde a las críticas de la oposición respecto de que hay sequía legislativa del gobierno?

El gobierno está llevando adelante, desde la Segpres, una agenda potente y está trabajando en todas sus dimensiones. Llevamos dos meses y están las cinco mesas proacuerdos nacionales avanzando. La reactivación económica se ha sentido, entonces hay que observar el global. Respecto de la oposición, está débil, todavía no ha logrado constituirse como una coalición con proyecto común.

Como partido, pidieron al gobierno que empatice con el movimiento feminista. ¿Van a impulsar propuestas específicas?

Lo importante, primero, es leer el fenómeno que estamos viviendo. El gobierno y los partidos debemos escuchar más que hablar, empatizar con lo que se está planteando. Por supuesto que hay una responsabilidad política, que es darle cauce. Luego de escuchar, la institucionalidad tiene que hacerse cargo, y desde Evópoli queremos con mucha seriedad y rigurosidad escuchar, identificar, y por supuesto que vamos a promover cambios, pero empezar a hablar de soluciones ahora es adelantado. Eso puede ser un error.

¿Cree que esta lucha puede opacar a aquella que han impulsado respecto de los “niños primero”?

No, son demandas que pueden coexistir perfectamente. Vivimos en una sociedad compleja y diversa, donde hay muchos grupos que están promoviendo cambios. Tenemos que ser capaces de abordar todas las demandas.

Sobre los errores no forzados del gobierno, ¿ve alguna lección?

El gobierno está haciendo la ‘pega’ y cuando se cometen errores hay que reconocerlos, aprender de ellos y rápidamente solucionarlos, y esa es la primera lección de lo que nos ha ocurrido de estos casos puntuales y espero que en el futuro se repitan cada vez menos.

¿El Presidente Piñera está escuchando a los partidos políticos?

Sí, de hecho, en el almuerzo del viernes, mucho más que hablar, escuchó. Hubo un diálogo muy abierto, muy franco. Soy muy optimista respecto de las cosas que estamos haciendo. Estamos haciendo las cosas bien. Hoy el espíritu es de seguir desarrollando a Chile Vamos y que comprendamos que estamos construyendo un proyecto de largo plazo. Y veo a Sebastián Piñera comprometido con esa causa, con que este sea el primer gobierno de Chile Vamos.

¿Y la relación puntual de Evópoli con el Presidente Piñera?

Evópoli ha venido a poner diversidad, a poner causas que abren la cancha al sector y eso, creo, contribuye a que Chile Vamos tenga la capacidad de hablarles a distintos mundos. Aquí Sebastián Piñera ha cumplido un rol de encauzar eso y espero que él participe activamente del desarrollo de Chile Vamos.

¿Piensa reunirse con él?

Sí, me voy a reunir con el Presidente la próxima semana para la mejor coordinación de Evópoli con el gobierno y contribuir a que al gobierno de Chile Vamos le vaya bien.

¿Será el Presidente el principal responsable de la proyección de la coalición?

Es una responsabilidad colectiva, cada uno en su rol: los partidos, los parlamentarios, el Presidente, los ministros, las autoridades de gobierno. Todos tenemos el rol de construir Chile Vamos, recordemos que en el mejor momento de la Concertación hubo una cultura de coalición, de la que nosotros tenemos que sacar lecciones. Era otra época, pero ellos con una diversidad fueron capaces de dar gobernabilidad al país y esa tarea es de todos.

Andrés Allamand dijo que Chile Vamos se estaba acercando a los mejores tiempos de la Concertación. ¿Lo comparte?

Aspiro a que Chile Vamos pueda repetir lo que significó la Concertación en su mejor momento, pero aún debemos dar pruebas de que somos capaces de hacerlo.

Seguir leyendo