Tercera PM

Presenta:

La misteriosa llamada tras el nombramiento como notario del ex fiscal del caso Caval

Ministro de Justicia comentó el lunes a sus colaboradores más cercanos que le habían solicitado nombrar a Luis Toledo como notario de San Fernando.



El lunes 5 el ministro de Justicia, Jaime Campos, convocó a su equipo asesor de la cartera y les señaló que por “instrucciones superiores” debía dar pie atrás en el nombramiento del nuevo notario de San Fernando.

Según fuentes de ese ministerio, dejó ver su incomodidad con una llamada que lo obligaba a retirar el decreto que había enviado el viernes a la Contraloría. De acuerdo a la versión de al menos dos de sus colaboradores, el secretario de Estado no especificó quién lo había contactado desde La Moneda, sin embargo la sorpresa se desató en su equipo cuando les comunicó que debía reemplazar el nombre del defensor regional de O’Higgins, Alberto Ortega, por el del ex fiscal regional de O’Higgins y del Caso Caval, Luis Toledo.

La instrucción obligó a personeros del Ministerio de Justicia a retirar el decreto 230 que se había ya enviado a Contraloría para su toma de razón el viernes 2. De hecho, sólo el día anterior Campos había firmado el documento de nombramiento de Ortega.

El decreto que notifica la designación del ex fiscal del caso Caval– donde se investiga al hijo de la Presidenta, Sebastián Dávalos, y su nuera, Natalia Compagnon por estafa y soborno, entre otros delitos- ingresó ayer martes, pese a que se mantuvo el número y la fecha del documento original que llevaba el nombre de Ortega.

Más aún, el defensor regional de O’Higgins se llevó una completa sorpresa, porque, según reconoce, le habían avisado la semana pasada que él era el elegido para el cargo en que fue designado Toledo.

“En lo personal me parece mal lo que ha pasado, uno se ilusiona con situaciones de este tipo. El viernes desde Justicia me dijeron que estaba mi nombre en el decreto y luego el lunes, de forma sorpresiva, me dicen que habían vetado mi nombre y eso me parece mal, que alguien te saque sin una explicación al respecto y más que ahora se diga que fue a petición de alguien superior”, afirmó Ortega a La Tercera PM.

“Respecto a la designación del ex fiscal Luis Toledo, me parece bien, ambos teníamos derecho a postular, incluso personas del mismo Ministerio lo podrían hacer. Ahora claro, como él investigó un caso complejo es distinto a mi situación y respecto a lo que se ha dicho, sólo podría parafrasear lo que dicen algunos respecto a que ‘la justicia no sólo debe ser justicia, sino parecerlo”, remató el ex defensor.

Al ser consultado por el cambio de última hora en el nombramiento, el ministro Campos optó hoy por bajarle el perfil: “No entiendo cuál es la polémica… el señor Toledo hace dos años trabaja en la fiscalía nacional, sí tengo entendido que fue fiscal regional en Rancagua. Han inventado este cuento de que se están pagando favores políticos”, señaló.

Toledo, en tanto, pese a que afirmó no haber sido aún notificado, defendió su eventual designación y afirmó que “lo que puedo decir con mucha claridad es que yo he servido en el Ministerio Público por más de 18 años… la decisión por ley le corresponde al Poder Ejecutivo, que en ese sentido es libre para decidir cualquiera de las personas que recae dicho nombramiento y en eso yo no tengo nada que ver”.

El ex fiscal del caso Caval también se refirió a la causa que le tocó encabezar señalando que “aquel caso no lo he visto hace más de dos años… me tocó investigar una causa muy compleja a nivel nacional y me tocó formalizar a personas que hoy día son incluso acusadas. En ese momento no existió ningún cuestionamiento respecto de  la conducta, he incluso siendo felicitado por diversos actores del ámbito nacional en la forma que se desarrolló la investigación”.

El decreto enviado con el nombramiento.

Desde Contraloría, en todo caso, afirmaron que el retiro de un decreto antes de que éste sea sujeto de toma de razón es una práctica habitual. De hecho, el futuro ministro de Justicia, Hernán Larraín, quien asume el próximo domingo, podría también retirar los nombramientos en espera. Incluido el de Toledo.

 

Seguir leyendo