Piñera inicia bilaterales y partidos apuntan a subsecretarías de área social

La futura vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, al arribar a la casa de Sebastián Piñera en Bahía Coique.. Foto: Aton

Mandatario electo se reunió este miércoles con futuros titulares de Transportes y Educación. Este jueves recibirá a comité político. Pidió a ministros estar disponibles la próxima semana, para sostener reuniones en Santiago.


Este miércoles en la tarde, el futuro ministro secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel, abordó un bus en Santiago con destino a Futrono, en la Región de Los Ríos. A esa localidad esperaba llegar a primera hora de este jueves para luego dirigirse a la casa de veraneo de Sebastián Piñera en Bahía Coique, donde el Mandatario electo realizará a partir de este jueves una ronda de reuniones con Blumel, su futuro ministro del Interior, Andrés Chadwick, la nueva secretaria general de gobierno, Cecilia Pérez, y Cristián Larroulet, quien se hará cargo del equipo de asesores del segundo piso.

La futura vocera de La Moneda arribó cerca de las 18.30 horas a la residencia del futuro Mandatario, quien convocó a su círculo más cercano para revisar las nóminas de postulantes a subsecretarías e intendencias propuestos por los partidos de Chile Vamos con el fin de confeccionar la lista definitiva que, en principio, será dada a conocer el próximo lunes 19 de febrero.

No fue la única secretaria de Estado que estuvo en la casa de Bahía Coique. Antes que ella llegó la futura ministra de Transportes, Gloria Hutt. Y cerca de las 19 horas ingresó el nuevo titular de Educación, Gerardo Varela, quien ya había visitado a Piñera el fin de semana pasado.

Estos encuentros se enmarcan -aseguran en el piñerismo- en la ronda de bilaterales que sostendrá el Mandatario electo con todos los ministros sectoriales antes del 11 de marzo, con el fin de ir definiendo la hoja de ruta de cada cartera, fijando las prioridades legislativas y los hitos que marcarán cada gestión.

“Tuvimos una muy extensa reunión con el presidente. Revisamos muchos temas”, aseguró Hutt. “El interés principal del él es claramente el bienestar de las personas, que los sistemas de transporte público funcionen muy bien, que en telecomunicaciones avancemos según las metas de la tecnología y de lo que necesitamos cubrir tanto en contenido como en calidad”, añadió.

Además, dijo que Piñera les pidió a los futuros secretarios de Estado estar disponibles la próxima semana para sostener reuniones en Santiago.

Listas de subsecretarios

En los partidos de Chile Vamos monitorean con atención la confección del elenco de subsecretarios. En el bloque de centroderecha aseguran que Piñera ya tiene definido que dos subsecretarios repitan las funciones que desempeñaron en su primer gobierno: Rodrigo Ubilla (RN) en Interior y Claudio Alvarado (UDI) en Segpres. Además, dan por descontado que en Educación nombrará a Raúl Figueroa, director ejecutivo de Acción Educar, quien había sido postulado por RN y la UDI para asumir como ministro de la cartera. Por ello, han concentrado sus principales propuestas y su interés en aquellas carteras de corte social.

Según revelan fuentes del piñerismo, son dos las que despiertan mayor interés en los partidos: la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) y la de Desarrollo Social. La primera -dependiente de Interior- históricamente ha resultado muy atractiva para los partidos, pues tiene a su cargo el manejo de una cantidad importante de recursos que se distribuyen a las regiones. A esto se suma que ahora, además, estará encargada de redactar el proyecto de ley para el financiamiento de los gobernadores regionales, así como los reglamentos y decretos en torno a la nueva figura que será electa en 2020.

En el caso de Desarrollo Social, en tanto, los partidos perciben que tendrá un alto protagonismo a partir del nombramiento del ex presidente de la CPC Alfredo Moreno.

Desde las colectividades aseguran que después de la definición de los subsecretarios e intendentes vendrá el momento de que presenten nombres para las gobernaciones y seremis. Esto -explican- para cumplir con el criterio fijado por Piñera de que ningún partido tenga una supremacía o control de alguna región en particular.

Seguir leyendo