PS pide considerar su supremacía en negociación por Cámara

Partido con la bancada más numerosa de la centroizquierda buscará hacer valer su peso hoy en cita clave.


A la sede del PS llegarán hoy, a las 11.00, representantes de la Nueva Mayoría y del Frente Amplio para retomar la negociación por la administración de la Cámara. En la antesala del 11 de marzo -día en que previo al cambio de mando los diputados deben elegir una nueva testera-, la futura oposición buscará lograr un entendimiento de gobernabilidad para los próximos cuatro años.

El encuentro se da luego de que en enero la DC congelara las negociaciones con el resto del bloque a propósito de que parlamentarios del PPD y del PS rechazaron la postulación de Andrés Zaldívar al Consejo de Asignaciones, y, además, después de que previo al receso legislativo el Frente Amplio decidiera no insistir en un cupo por la presidencia de la futura mesa y priorizara su presencia en las comisiones.

En la antesala de la cita -en la que también participará la DC-, diputados PS advirtieron la necesidad de que se imponga el criterio de proporcionalidad a la hora de repartir los cupos. Esto, en el entendido de que -tras los comicios parlamentarios de noviembre- fue el PS el partido de la Nueva Mayoría que logró la bancada más numerosa de la centroizquierda, aumentando de 16 a 19 diputados, es decir, más del doble que sus socios de coalición (PC, PPD y PR), que lograron ocho escaños cada uno.

El jefe de bancada y representante del PS en la mesa negociadora, Daniel Melo, sostuvo que la proporcionalidad será uno de los criterios de las conversaciones con el oficialismo y el Frente Amplio, tanto para la mesa como para las comisiones de la Cámara.

“Lo que va haber es un planteamiento general respecto de los criterios: que son proporcionalidad, integración y calidad de cada una de las comisiones”, dijo. Agregó que “a nosotros, por cierto que nos interesa presidir la Cámara, tener una incorporación a nivel de las vicepresidencias y también en comisiones de relevancia, como Educación, Trabajo y Hacienda, por nombrar sólo algunas”.

Por su parte, el diputado PS Juan Luis Castro señaló que “en la operatividad de la Cámara debiera primar el principio de la proporcionalidad de los escaños que ocupa cada partido. Ese es un elemento que ayuda a ordenar las legítimas aspiraciones”. Su compañero de bancada Leonardo Soto, en tanto, sostuvo que “en el detalle de la conformación de lo que viene, el criterio de proporcionalidad, es decir, los niveles de representación o respaldo ciudadano que cada partido tiene, también es un criterio que no puede ser omitido”.

Al interior de la colectividad, de hecho, se ha socializado un documento redactado por el ex senador y diputado electo del PS Jaime Naranjo, en el que se grafica el criterio de proporcionalidad, favoreciendo a esa colectividad y al Frente Amplio -que tendrá 20 diputados- en términos de representación.

En el documento, al que tuvo acceso La Tercera, se detalla que al PS le correspondería un año en la presidencia de la Cámara, un año en la primera vicepresidencia, y 27 presidencias de comisiones durante los próximos cuatro años, al igual que al Frente Amplio, mientras que la DC podría obtener la presidencia de la testera un año, y el año restante se repartiría por períodos entre el PC, PPD y PR. “Es una propuesta matemática que marca un piso desde el cual se inician las conversaciones políticas, de tal manera que es lo que le corresponde a uno proporcionalmente de acuerdo al número de parlamentarios que tiene y, por consiguiente, es un derecho que nadie te lo puede negar”, explicó Naranjo.

La regla fijada en el documento interno del PS se produce en momentos en que diputados de la DC se han mostrado contrarios a un acuerdo que incluya precisamente a los representantes del FA, lo que podría generar un factor de tensión en las conversaciones. Además, en la falange algunos apuestan a conseguir la presidencia de la Cámara por dos años, lo que se contrapone al documento PS.

De hecho, algunos parlamentarios democratacristianos aseguraron ayer que la reunión de hoy es sólo para planificar un “calendario” de diálogo en torno a las comisiones y que cualquier decisión será adoptada colectivamente por los 14 diputados electos en las próximas semanas. Esto, con la idea de evitar un quiebre interno, considerando las diferencias de criterio en el grupo, en que algunos buscan un acuerdo con la Nueva Mayoría y otros son proclives a un pacto administrativo con la Chile Vamos.

“Queremos participar de la negociación y vernos bien representados (…) esperamos la generosidad de todos los actores”, dijo el subjefe de bancada DC Gabriel Silber.

Sin embargo, el diputado DC Iván Flores advirtió: “Si no es posible que se respeten los planteamientos de la DC, vamos a hacer el plan ‘B’, que es Chile Vamos”. El diputado electo Miguel Ángel Calisto agregó que “no soy partidario de acuerdos con sectores como el PC y FA, porque no existen ideas afines con la DC”.

Seguir leyendo