UDI acusa a RN de aplicar estrategia para sacar “ventajas políticas”

La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, junto al senador Víctor Pérez.

Van Rysserlberghe abordó el tema con Chadwick. Más tarde, afirmó que el partido presidido por Monckeberg se está “victimizando” y busca obtener más cargos en el gobierno. Piñerismo, en tanto, intentó contener las críticas. Además, futura ministra Cecilia Pérez remarcó que no habrá “cuoteos políticos” en las designaciones.


“Es una estrategia política”. Eso le transmitió ayer la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, al futuro ministro del Interior, Andrés Chadwick, en referencia al reclamo que hizo RN sobre la nominación de intendentes.

La colectividad liderada por el diputado y futuro ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, había acusado que se favocereció al gremialismo en las designaciones y pidió una compensación en los nombramientos que faltan, particularmente en los gobernadores, argumentando que son “el partido más grande de Chile”.

En el equipo del mandatario electo informaron que de las 16 autoridades designadas (15 intendentes y el delegado presidencial de la nueva Región de Ñuble), cinco son RN, cinco UDI, dos Evópoli y cuatro independientes. Sin embargo, en RN dicen que la UDI obtuvo siete intendentes, debido a que incluyen a Martín Arrau (Ñuble) y César Asenjo (Los Ríos) como cercanos a ese partido.

La ofensiva de RN provocó la molestia y encendió las alarmas en el gremialismo, ya que, a su juicio, su partido aliado gestó “una estrategia” para verse beneficiado en las próximas designaciones.

Por esta razón, según indicaron en la colectividad, Van Rysselberghe ayer mantuvo contacto durante todo el día con el próximo titular de Interior para seguir los avances de los nombramientos y evitar que su partido se vea perjudicado. De igual manera, las mismas fuentes indican que la senadora le recalcó a Chadwick que su partido “no se ha quejado” por haber tenido un ministro menos que RN, ni por tener intendencias en regiones más pequeñas. “Hasta el minuto se han mantenido los equilibrios políticos. Nosotros creemos que esto de verdad es una estrategia de RN para tratar de victimizarse y poder sacar alguna ventaja política en la negociación de los cargos de gobernador regional”, dijo la senadora a La Tercera.

Además, sostuvo que “me perece que es generar conflictos artificiales para tratar de sacar ventajas que no corresponden, y le hace mal a la coalición y se aleja de la verdad”.

“Objetivamente, la intendencia más codiciada es la de la Región Metropolitana, y allí quedó una persona que es ex militante de RN (Karla Rubilar)”, remató.

En la misma línea, el senador UDI Víctor Pérez sostuvo que las acusaciones de RN son “una hábil estrategia para tratar de presionar al futuro gobierno”. Y recalcó que “los futuros ministros no deben dejarse tensionar”.

El diputado UDI Javier Macaya añadió que “RN muchas veces apela a ser el partido más grande, y creo que la lógica de la hegemonía y cuotas en función del tamaño no es correcta”.

En la UDI también desestimaron los cuestionamientos de RN respecto a Cristián Larroulet y Chadwick, a quienes -algunos- sindicaron como los responsables de los resultados de las nominaciones.

Contención piñerista

Ante la molestia interna de la UDI y las críticas de RN, el piñerismo intentó ayer contener el conflicto, debido a que, según algunos, no pueden haber “peleas” durante la instalación del nuevo gobierno.

La futura ministra de la Segegob, Cecilia Pérez, según indicaron dirigentes de RN, estuvo ayer en la mañana en contacto con integrantes de la directiva del partido, a quienes -según las mismas fuentes- les pidió que no escalara el tema.

Más tarde, cerca de las 11.00, Pérez realizó un punto de prensa a unos pasos de la entrada del edificio de Apoquindo 3000.

Ahí, recalcó que los criterios para elegir a las autoridades del futuro gobierno “han sido la capacidad y la probidad de las personas convocadas. Asimismo, el compromiso con el gobierno del presidente Sebastián Piñera, con el programa de gobierno y que sean servidores públicos con real vocación”.

Además, remarcó -aunque sin aludir a RN- que “vamos a rechazar cualquier tipo de cuoteo político y de instalación de operadores políticos”.

En el entorno del mandatario electo comentaban ayer que RN “no puede ser tan tajante” respecto a la nominación de intendentes. Esto, debido a que recalcan que lo importante es el equilibrio general, con todas las autoridades designadas.

En medio de este escenario, ayer cerca del mediodía llegaron a Apoquindo 3000 el presidente y el secretario general de RN, Monckeberg y Mario Desbordes, respectivamente.

Según indicaron desde el partido, la cita -que fue solicitada por Monckeberg el martes en la noche- fue para “poner paños fríos” y seguir abordando la nominación de gobernadores. Anuncio que se realizaría mañana, según indicaron desde Chile Vamos.

Tras la cita, Desbordes si bien mantuvo su crítica sobre los intendentes -y dijo que “no hubo equilibrio, y eso no lo voy a cambiar porque es lo que pienso”-, se distanció de la solicitud de “compensación” que hicieron los vicepresidentes del partido José Miguel Arellano y Rafael Prohens. “Le puedo asegurar que no hemos pedido compensaciones. Lo que ha señalado el senador Prohens es que, en alguna medida, hay que tener presente que RN es el partido más grande, y eso es cierto”, dijo, bajando el tono de sus declaraciones de los días anteriores.

A Apoquindo 3000 también llegaron ayer el presidente de Evópoli, Francisco Undurraga; y la presidenta y el secretario general del PRI, Alejandra Bravo y Eduardo Salas, respectivamente, quienes se reunieron con la futura ministra Pérez. En los encuentros -que fueron por separado- continuaron abordando la priorización de nombres para la designación de cargos.

Seguir leyendo