Hacienda y Consejo de Estabilidad Financiera trabajarán en regulación para fintech

Sorprendidos. Así estaban ayer los diputados que lideraron la jornada temática especial sobre criptomonedas en el ex Congreso Nacional. ¿El motivo? La alta convocatoria que dejó pocas butacas vacías en la ex Sala de Sesiones de la Cámara de Diputados.


 

En la ocasión, la coordinadora de Mercado de Capitales del Ministerio de Hacienda, Catherine Tornel, anunció que la cartera, “en conjunto con las otras autoridades financieras que conforman el Consejo de Estabilidad Financiera (CEF), trabajarán en una regulación para fintech en general, que no sólo incluirá un marco para criptomonedas, sino que también otras fintech, como por ejemplo crowdfunding y sandboxes”.

En esa línea, señaló que “creemos que las llamadas fintech en general, de las cuales las criptomonedas sólo representan un subconjunto, constituyen una gran oportunidad para potenciar la competencia, la innovación y el emprendimiento, sin embargo, también pueden representar riesgos para los mercados financieros y la economía”.

De hecho, el mismo presidente del Banco Central explicó que si bien las fintech en algunos casos pueden aumentar el riesgo, en otros casos pueden disminuirlos.

Eso sí, apuntó que “no toda innovación fintech debería ser regulada, pero hay buenos motivos para regular algunas de ellas”, en lo inmediato el crowdfunding y las actividades asociadas a los criptoactivos, detalló.

Con todo, Marcel durante su presentación también realizó la pregunta ¿son dinero los criptoactivos? donde concluyó que no cumplen de buena manera con las funciones propias del dinero.

Por otro lado, el presidente del Banco Central recalcó que aunque “la compra de criptomonedas es una actividad de alto riesgo”, los criptoactivos no representan una amenaza para la estabilidad financiera. Esto, en función del tamaño de mercado que tienen, que aún no sería relevante. “La exposición a los riesgos asociados a los criptoactivos pueden, sin embargo, crecer en el futuro en la medida que se desarrollen mercados de derivados de criptoactivos, como el que se creó en la Bolsa de Chicago el año pasado, que multipliquen el efecto de una volatilidad en los precios”, dijo.

Así, detalló que “considerando que estos activos existen en el país, hay una industria asociada y personas que los poseen, cabe cuestionarse si sería apropiado cambiar esta situación”.

Por ello, manifestó que “incorporar una regulación permitiría tener un registro de los participantes en estas actividades y así contar con información para monitorear los riesgos asociados a éstas”.

En representación de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) asistó el comisionado Kevin Cowan, quien en su presentación señaló los desafíos regulatorios que existen, desde la perspectiva de la CMF, como por ejemplo la complejidad de supervisión efectiva: “Es complejo avanzar con un marco regulatorio que no sea fiscalizable”, comentó.

Sobre los intermediarios de criptoactivos, dijo que “tenemos que tener una conversación como país, muy seria, respecto a analizar y modificar la legislación vigente para incorporar estos intermediarios de critpomonedas al perímetro, una conversación que tenemos que avanzar y que tiene que conversar con un proyecto de ley de agentes de mercado”.

Seguir leyendo