Aumenta demanda de chips para mascotas

Una veterinaria colocando el chip a un perro en la Clínica Dolittle, en la comuna de San Miguel. Foto: Laura Campos

Clínicas veterinarias detectan masiva presencia de dueños para cumplir con nueva ley.


El 1 de marzo, la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere) inició la marcha blanca del Registro Nacional de Mascotas o Animales de Compañía, como parte de la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas o “ley Cholito”.

Toda persona responsable de un perro o gato deberá inscribirlo en este registro, pero antes deberá identificarlo con un microchip. El dispositivo tiene un código único de 15 dígitos y permite asociar a ese código todos los datos del animal y de su responsable. Nadie puede registrar una mascota sin este chip. Así, en caso de extravío o abandono, se sabrá quién es el dueño del animal.

Sin embargo, aún no hay un plazo para el inicio del funcionamiento de este registro, “el que será informado posteriormente en la municipalidad, una vez que el reglamento sea promulgado”, explica Felipe Salaberry, subsecretario de la Subdere.

Agrega que sólo falta su revisión para certificar que no existan contradicciones que impidan la correcta aplicación de la ley.

Luego de su publicación, el plazo para la puesta en marcha será de 90 días, y las personas tendrán un plazo de 180 días para inscribir a su mascota.

“Actualmente nos encontramos en una marcha blanca, por lo que, en rigor, ningún dueño de perro o gato se encuentra fuera de plazo”, explica el subsecretario.

Pese a ello, Francia Marticorena, médico veterinaria de la Clínica Dolittle, dice que desde la semana pasada “comenzó la locura colectiva” por los chips, que van de los 15 mil a 25 mil pesos, aunque en algunos municipios se están colocando gratis. Por preventa, cuenta, ofrecieron 40 chips, que el viernes ya se habían agotado, el sábado colocaron 17 chips más y ayer ocho. “El sábado no pudimos almorzar. La gente no logra entender que es una marcha blanca y que el chip es como el RUT del perro para que esté identificado para comenzar el tema del registro. El chip es sólo la primera parte”, señala.

¿Por qué la urgencia? Salaberry dice que se explica por la actual toma de conciencia de la necesidad de velar por el cuidado de los animales. “Estas iniciativas surgen por distintos casos de abandono y maltrato animal, y desde ahora ser dueño de una mascota trae diversas responsabilidades que esos dueños de mascotas deben asumir”, recalca.

María José Ubilla, académica de Medicina Veterinaria de la U. Andrés Bello, dice que la iniciativa “permitirá generar una serie de derechos y obligaciones para la tenencia de animales, y al tener un registro vamos a tener una herramienta que permitirá políticas públicas claras”.

Seguir leyendo