Conservadores de EE.UU. acusan a Twitter por enfocarse en sus seguidores

La red social está buscando y cerrando cuentas automáticas que pretenden ser personas reales.


Algunos usuarios conservadores de Twitter acusan a la compañía de enfocarse injustamente en sus seguidores a medida que intensifica los esfuerzos para eliminar las cuentas falsas.

Prominentes expertos conservadores y activistas dijeron el miércoles que miles de sus seguidores habían sido eliminados de la noche a la mañana. Otros usuarios advirtieron que recibieron mensajes de Twitter pidiéndoles que confirmaran que eran personas reales antes de poder seguir usando el servicio de la red social. El hashtag “TwitterLockOut” fue una tendencia en EE.UU., lo que significa que miles de cuentas estaban tuiteando al respecto.

“La purga de Twitter es real”, advirtió el presentador de podcasts conservador Dan Bongino. “Twitter me bloqueó de anuncios de Twitter anoche y purgó a miles de seguidores”, protestó Bongino.

El nacionalista blanco Richard Spencer y el presentador conservador Bill Mitchell dijeron que ellos también habían sido afectados por la medida.

Twitter está buscando y cerrando cuentas automáticas que pretenden ser personas reales a medida que aumenta la presión para purgar el servicio de “bots” que inflan artificialmente los recuentos de seguidores y las métricas publicitarias. Se han rastreado en otras cuentas falsas a agentes respaldados por Rusia que, según el gobierno de EE. UU., están trabajando para sembrar la discordia política en el país a través de la red social. Los investigadores dicen que hasta un 15 por ciento de los usuarios podría ser falso, un número que, según Twitter, es mucho más bajo.

Los conservadores han acusado desde hace tiempo a Twitter de atacarlos específicamente. Incluso Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, dijo que el servicio discrimina a los conservadores.

Por otro lado, los usuarios progresistas dicen que Twitter no hace lo suficiente para detener el acoso contra las mujeres y personas de color. Algunos argumentan que el presidente Donald Trump, el usuario más influyente de Twitter, debería ser vetado por intimidar a oponentes.

Seguir leyendo