El mouse cumple 50 años de su debut

Autor: Carlos Montes

Prototipo del primer mouse concebido por Doug Engelbart. Foto:: Computer History Museum /Sri

En 1968, en la Conferencia Conjunta de Otoño de Computación en California, el doctor Douglas Engelbart, ingeniero eléctrico de la Universidad de Oregon y Berlkeley (EE.UU.), junto a 17 investigadores del Instituto de Investigación Stanford (SRI) mostraron al público un nuevo invento, se trataba de un aparato que revolucionaría el mercado: el mouse.

El prototipo estaba hecho de madera, dos ruedas de metal y un solo botón, fue conocido como “X-Y Position Indicator for a Display System”. En la exposición, Engelbart también dio a conocer una interfaz gráfica que utilizaba el sistema de ventanas, la pantalla de edición, el procesamiento en línea y un mecanismo para navegar por internet, además realizó una conexión con su centro de investigación, lo que es catalogado como la primera videoconferencia de la historia.

El objetivo del mouse era entregar una nueva herramienta a las personas para aumentar la inteligencia humana y permitir, a su vez, trabajar de manera más eficiente y de manera productiva. No estaban equivocados.

Tras esta demostración, la compañía Xerox fue la que empezó a comercializarlo. Fue en 1981 cuando dio a conocer el primer computador con mouse incluido, la Xerox Star 8010. Lo siguieron la Commodore Amiga, la Atari ST y el Macintosh Lisa. Sin embargo, en 1984, Apple y su Macintosh 128K consolidaron el concepto definitivamente.

Jorge Pavez, jefe de Investigación y Desarrollo de la Universidad Mayor, señala que el mouse se mantiene vigente hasta el día de hoy. Un gran invento reacio a ser eliminado. “El concepto de mouse se sigue utilizando hoy. Ha tratado de reemplazarlo, como con el touch o equipos convertibles, pero el mouse y sus funciones siguen siendo irremplazables. Es un elemento electrónico muy importante en la computación que marcó un antes y un después en la interfaz de los sistemas operativos”, aclara.

El mouse fue bien recibido por el público, incluso a través de juegos. Pavez comenta que Microsoft diseñó juegos como el Buscaminas o el Solitario, para enseñarle a la gente a usar el mouse. “Con uno tienes movimiento, porque arrastras los elementos, y con el otro haces click y doble click. Era una manera de entrenamiento”.

Por su parte, Vijay Khemlani, ingeniero civil en Computación de la Universidad de Chile, también analiza el fenómeno. “Se trata del primer mouse para computadores personales de uso doméstico. Posteriormente, la gente de Apple fue a Xerox y lo incluyó en sus computadores. Era algo nuevo, que nunca nadie había visto en su vida”.

El profesional valora que el mouse después de 50 años siga vigente. “Principalmente porque es un invento genial para la época, la gran gracia es que no se ha diseñado nada mejor que lo pueda reemplazar. Cuando hablamos de evolución, hablamos de algo mejor, y el touchpad no es el caso, porque es más lento e incluso más incómodo. Por lo tanto, la evolución del mouse es dentro del mismo mouse. Las nuevas tecnologías han ido mejorando la experiencia”, dice Khemlani.

Seguir leyendo