Se activa interés por Copa del Mundo femenina

Jugadoras de la selección chilena. Foto: Photosport

Con la ausencia de la Roja en Rusia 2018 los chilenos han orientado su interés a deportes como el golf y el básquetbol. Y lo mismo ha ocurrido con el fútbol femenino, indica Rodrigo Figueroa, académico de la Escuela de Sociología de la U. de Chile.


Chile no estará presente en la Copa del Mundo de Rusia. Pero sí estará en la Copa Mundial Femenina de la FIFA de 2019, que se realizará en Francia, gracias a la selección de fútbol femenina que por primera vez clasificó a un certamen de esta envergadura, tras lograr el segundo puesto en la Copa América disputada en La Serena en el mes de mayo pasado.

“No todo es negativo de que Chile no esté en Rusia. En la medida en que el fútbol tiene una centralidad muy grande, ha permitido darles espacio a otras instancias deportivas”, señala Rodrigo Figueroa, académico de la Escuela de Sociología de la Universidad de Chile y entrenador del Club Barnechea (serie Sub 14).

Los chilenos han orientado su interés a deportes como el golf y el básquetbol. Y lo mismo ha ocurrido con el fútbol femenino, indica Figueroa.

“Si Chile estuviera en el Mundial, el fútbol femenino si hubiera invisibilizado”, destaca el sociólogo.

Para Camila Mella, socióloga y directora de investigación y contenido del movimiento “La rebelión del cuerpo”, ese protagonismo es beneficioso para que lo de la selección femenina versus la masculina debería dejar de verse como una competencia, “o como una herida en el ego masculino”, aclara. Por el contrario, dice Mella, “es una experiencia útil para derribar estereotipos de género (las mujeres son malas en el fútbol, por ej) y mostrar nuevos referentes (mujeres exitosas en campos no tradicionales para lo femenino). Desconozco si sus pares masculinos las felicitaron al nivel con que siempre se celebran los triunfos de la Roja masculina”, señala.

El desempeño que lograron en la Copa América realizada en La Serena es muy significativo, agrega, “porque hay un crecimiento deportivo y eso implica transferencias de jugadoras chilenas al extranjero, además se dinamiza la profesionalización del fútbol femenino en Chile e implica una mayor inversión económica de los clubes, lo que fue un beneficio colateral positivo”, agrega Figueroa.

Pauline Kantor, ministra del Deporte, señaló ante el triunfo que lograron en abril que “el fútbol femenino llegó a su madurez, esto marca un antes y un después”.

Referentes

Además, con sus logros las mujeres asumen el rol de referentes sociales, que de algún modo han perdido los jugadores al no asistir al Mundial de Rusia.

“El que Chile no vaya al Mundial afecta los procesos de identificación de niños chilenos con ese grupo. No tienen un referente fácil de asumir, tendrán que buscarse otro”, sostiene el sociólogo del Instituto de Investigación en Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales, Cristián Doña.

Habrá que esperar un año entonces para volver a alentar a la selección de fútbol, en el torneo que se realizará en Francia del 7 de junio al 7 de julio.

 

Seguir leyendo