El ritual de la muerte en Bután: así es el último programa que grabó Anthony Bourdain

wasted-the-story-of-food-waste-anthony-bourdain-1377

El episodio corresponde al octavo de la décimo primera temporada de Parts Unknown, el cual fue dirigido por Darren Aronofsky.


Anthony Bourdain, el afamado chef estadounidense, era reconocido no solo por sus dotes culinarias, también por el carisma que demostró en sus programas de televisión, entre los cuales destacan No reservations, The mind of a chef  y Parts Unknown.

Sin embargo, el 8 de junio de este año, el maestro de cocina fue hallado muerto en Francia, país que visitaba en el marco de su programa de CNN.

Parts Unknown emitió su último episodio -el octavo de la undécima temporada- este domingo 24 de junio, y bajo el nombre "Bután" muestra al chef discutiendo el significado de la vida en el sur de Asia junto al cineasta Darren Aronofsky.

El conductor de CNN Don Lemon presentó este capítulo dedicando unas palabras a Bourdain: "era nuestra ventana a los lugares lejanos del mundo, hacía que lo extranjero pareciera familiar al momentos de finalizar sus historias".

Con las verdes montañas de Bután rodeadas por nubes, el experto gastronómico narra que es "iluminador y terapéutico pensar en la muerte unos minutos al día", frase que ahora suena irónica.

El episodio dirigido por el cineasta tras El cisne negro y Mother, sigue a Bourdain recorriendo Bután y adentrándose aún más en el Budismo. De hecho, uno de los practicantes de esta religión, instó al chef  decirles a sus fans que "no se tomen las cosas tan en serio. Esto es, de hecho, una ilusión", a lo que Burdain respondió "La vida es un sueño".

La amistad entre Darren y Anthony comenzó en 2014 por medio de un mensaje directo en Twitter, lazo que con los años se hizo más fuerte. Bután fue determinante en este lazo: "Allí fue donde realmente conocí a Tony. Descubrí su falta de vanidad. Nunca arregló su cabello o le importó el maquillaje o la iluminación".

El mismo Aronofsky dijo que ve de forma totalmente diferente el "ritual de la muerte" que grabaron allí, a pesar de que se realizó 6 meses antes de la muerte del chef.

"Ahora parece irónico que el último día de grabación, realizamos el ritual butanés de la muerte. Hablamos del destino de nuestro país y del mundo. Él estaba perplejo por cómo la humanidad no cesaba su hambre por consumir".

"Su muerte es incomprensible. No sé cómo procesar que ya no está con nosotros", dijo Aronofsky, según reporta The Wrap.

Comenta