Succession: cómo viene la tercera temporada de la serie del momento

succession 2

Succession.

La producción de HBO, premiada como mejor serie dramática en los Globos de Oro y anoche en los premios de la crítica, volverá con un tercer ciclo probablemente a fines de este año, donde los conflictos de poder dentro de la influyente familia Roy se profundizan y extreman.


El día de su cumpleaños, el veterano multimillonario e influyente empresario Logan Roy invita a su familia a un "día de juego". Toman dos helicópteros y van rumbo a un parque donde el magnate observa este improvisado partido de béisbol. Pocos momentos antes, en su despacho, anunció a sus cuatro descendientes que los planes sobre su holding de medios y entretenimiento habían cambiado: a pesar de su edad, ya no dejaría su puesto a la cabeza, y tras su muerte tomaría su lugar Marcia, la actual esposa del empresario.

La noticia impacta a cada uno de los herederos, más aún a Kendall (Jeremy Strong), el sucesor nato del imperio Roy, la compañía Waystar Royco. Así, mientras observa este juego familiar, Logan Roy (Brian Cox) va convenciendo a cada hijo acerca de este nuevo escenario, ofreciendo a cada uno algo de poder dentro del conglomerado para seducirlos. Pero el asunto no logra zanjarse: el patriarca sufre un ataque y termina hospitalizado, dejando una bomba tras de sí.

[caption id="attachment_114139" align="alignnone" width="700"]

Succession.[/caption]

Todo aquello ocurre en los primeros momentos del episodio debut de Succession, la serie de HBO que hoy por hoy se alza como su fenómeno de la temporada, y que en más de una forma toma la posta de la popular Game of Thrones.

Casualmente, Succession también aborda las traiciones dentro de una familia poderosa, cual dinastía Lannister. Pero el mayor lazo está en la respuesta de la crítica. Incluso, en corto tiempo, ha logrado triunfos que GOT, con récords de premiación en la historia del entretenimiento, no pudo obtener: luego de ganar cuatro premios Emmy a mejor serie dramática -y 59 trofeos en total en esos premios, el mayor número en la historia de los Emmy-, la ficción se despidió de la audiencia en 2019 sin obtener jamás un Globo de oro a mejor serie de drama, lo que Succession acaba de conseguir hace algunos días en la más reciente versión de esos premios.

Previamente, Succession logró tres nominaciones a los Premios Emmy (2019), reconocimientos en el American Film Institute (AFI) -como una de las 10 mejores series de 2018 y 2019-, e incluso un Bafta TV a mejor serie internacional.

Anoche, además, en la ceremonia de los Critics' Choice Television Awards se impuso a series como The Crown (Netflix), This Is Us (NBC), Watchmen (HBO) y la mismísima Game of Thrones (HBO) en el apartado de drama.

Con todos esos pergaminos a cuestas, después de una llamativa y prometedora primera temporada y una segunda entrega que consolidó la propuesta, HBO ya trabaja en lo que será el tercer ciclo de este proyecto creado por Jesse Armstrong, y que debería llegar a la pantalla en el segundo semestre de este año, tal como los anteriores.

"Estamos eufóricos de que Succession y su exploración de la riqueza, el poder y la familia hayan resonado tan poderosamente en el público", comentó en ese anuncio la Vicepresidenta Ejecutiva de Programación de Drama de HBO, Francesca Orsi. "No podemos esperar a ver cómo los personajes complejos que Jesse Armstrong creó, continúen navegando en este mundo cautivador y despiadado de los súper ricos. En el mundo de hoy, donde la intersección de la política y los medios es cada vez más frecuente, Succesion presenta una mirada especialmente penetrante detrás de la cortina de esta comunidad de élite, influyente y despiadada", añadió la ejecutiva, evidenciando los ingredientes que han convertido al proyecto en el fenómeno dramático de la pantalla chica.

[caption id="attachment_114142" align="alignnone" width="700"]

Succession.[/caption]

Después de un segundo ciclo donde Logan Roy cambió sus preferencias sobre quién le sucederá en el poder, y que el prestigio de la compañía se viera afectado por hechos de corte sexual, legal e incluso de asesinato, el cierre de esa entrega estuvo marcado por la revelación de Kendall Roy hacia su padre. La historia, por tanto, seguirá con las consecuencias de este giro. ¿Cómo responderá su astuto padre? A su vez, se verá cómo reaccionarán los otros integrantes del clan frente a tal acto de rebeldía, en el contexto de un mega escándalo nacional.

En paralelo, tanto la prensa especializada como los fanáticos ya han hecho sus apuestas para el tercer ciclo: cada temporada podría tener a uno de los hijos como protagonista, luego que la primera se centrara en Kendall (Jeremy Strong), la segunda en Shiv (Sarah Snook), y la tercera podría tener como eje a Roman (Kieran Culkin) o Connor (Alan Ruck).

[caption id="attachment_114143" align="alignnone" width="700"]

Succession.[/caption]

En una reciente entrevista, el propio actor Kieran Culkin (Roman) se refiere a ese punto, contando que de hecho fue la teoría que le contó al actor Brian Cox, su padre en el drama, y que fue fruto de una anécdota. "Más tarde ese día, a un grupo de gente (Cox) le dice: "Bueno, tengo esta teoría ..." y básicamente dijo todo lo que dije (risas). Pensé: 'Hijo de puta'. Y la gente decía: 'Eso es realmente interesante'. Pero ahora resulta que otros periodistas han tenido esa idea y, en primer lugar, no es tan original, así que tal vez Brian pudo idearlo él mismo también", contó el artista.

Sobre la continuación de la historia, Culkin añadió: "No tengo idea de cómo será hasta que vea el programa. Entonces soy un poco como los fanáticos de la serie que están esperando ver qué va a pasar. Tengo una idea, pero no estoy muy seguro de cómo se ejecutará".

La destacada guionista Lucy Prebble también se ha referido al tema, y abre otra arista. Según comentó en entrevista con Deadline a fines de noviembre–momento en que los guiones estaban en pleno proceso-, "se habla mucho sobre ir más a nivel internacional que antes, lo que tiene que ver con la relación entre la industria de los medios y los países. La forma en que los países aportan, controlan y financian a los medios de manera que no se habla tan claramente como deberían. No puedo hablar mucho al respecto porque podríamos no hacer ese arco, pero hay grandes conversaciones sobre cómo los países y los medios se cruzan en este momento".

Comenta