“Tantas huellas que cicatrizar”: Los Bunkers adelantan reedición de su debut con “El detenido”

Los Bunkers

La banda penquista anuncia el lanzamiento de una versión remasterizada de su primer disco, trabajada por Chalo González. Ya está disponible el primer adelanto, la canción "El Detenido", que cuenta con un videoclip animado, realizado por Camila Urban.



En alguna tarde perdida a comienzos de la década de los 2000, de forma sorpresiva, los integrantes de Los Bunkers se encontraron con una canción suya sonando en la radio. Se llamaba “El detenido” y abría el álbum homónimo del grupo (2001). Poco a poco generó tal interés, que la carrera de los penquistas comenzó un franco ascenso hasta volverse uno de los nombres imprescindibles de la música chilena.

El tema hoy tiene una segunda vida, esta vez en las plataformas digitales. Se trata del primer adelanto de la reedición del primer disco (Los Bunkers), remasterizado a partir de las cintas originales por Chalo González en G Masters, el que le entrega un sonido más claro y también con más amplitud de volumen.

En su momento, la canción no fue single (sí lo fueron “Entre mis brazos”, “Fantasías animadas de ayer y hoy” y “Yo sembré mis penas de amor en tu jardín”), pero ganó tal interés que las radios lo rotaron en su programación. Por ello, el grupo -actualmente en receso-, decidió ocuparlo como corte promocional acompañado de un videoclip realizado especialmente para la ocasión.

La pieza audiovisual fue creada por Camila Urban, quien asistió al sorpresivo regreso del grupo en un concierto en Plaza Italia, llamada Plaza de la Dignidad durante los días del estallido social. “Se me ocurrió registrarlo y volverlo animación. De ahí nació un corto video animado que publiqué en redes sociales, a la banda le gustó y nos pusimos en contacto, con esa premisa nació la idea para ‘El Detenido’”.

Desde ese momento, la artista comenzó a reunir material para trabajar un clip animado. “La primera etapa fue investigar y recuperar material de archivo de la historia de Chile y de Los Bunkers -agrega-. Reuní mucho material de la banda, archivos desde sus inicios, fue traer todo ese pasado de vuelta. Eso se sumó a archivos históricos de la dictadura y material reciente del estallido social, y armamos montaje con eso”.

El video se realizó con la técnica llamada rotoscopía. “Es una animación que calca cuadro por cuadro el movimiento de un video -explica-. En este caso, de forma análoga, se imprimen todos los cuadros, se dibujan y pintan a mano en el papel, luego se vuelven a escanear y poner en movimiento. En total son casi 4000 cuadros dibujados a mano, pintados con tinta china, marcadores y acuarelas”.

La reedición del álbum Los Bunkers tendrá una edición física en CD y vinilo, que incluye un inlay de lujo con textos escritos por personas ligadas al proceso de grabación del disco y periodistas de la época. Estará disponible en las tiendas a partir del 4 de diciembre.

Una canción diferente

Para el momento en que “El detenido” comenzó a sonar en las radios como una suerte de single no oficial del álbum debut, Los Bunkers eran una promisoria banda de Concepción que se había instalado en Santiago a comienzos del año anterior para hacerse de un nombre. Aunque traían algunas canciones desde su ciudad de origen, fue en la capital donde surgieron otras.

Fue precisamente el caso de “El detenido”. Esta se creó a partir del encuentro fortuito del guitarrista Mauricio Durán con Viviana Díaz, una de las fundadoras de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, quien entonces presidía la organización.

El encuentro impactó de tal forma al músico, que tras regresar a casa, comenzó a componer la canción. La acabó con la ayuda de su hermano Francisco y posteriormente la presentaron al resto de la banda. Rápidamente se incorporó al repertorio que después llevaron al estudio Konstantinopla, en el que grabaron su álbum debut con Mauricio Melo y Carlos Cabezas en las perillas.

El tema llamó la atención. Pese a la historia que relata la letra, la construcción evita las progresiones de acordes que evocan pesar, propias de las composiciones de ese estilo. Los arreglos de guitarras y las trabajadas voces del grupo hicieron el resto. Por ello, la canción fue incorporada, por ejemplo, al documental Estadio Nacional (2003), de Carmen Luz Parot.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.