Crisis en Cancillería: la molestia de Fuentes y su áspero cara a cara con Urrejola tras filtración

Crisis en Cancillería: la molestia de Fuentes y su áspero cara a cara con Urrejola tras filtración

Antonia Urrejola y Ximena Fuentes.

Esta miércoles la canciller llegó al Ministerio de Relaciones Exteriores a primera hora. Con el objetivo de hacer control de daños, ella y sus equipos se reunieron con la subsecretaria Ximena Fuentes, quien fue aludida en duros términos por la jefa de gabinete de la ministra, Carola Muñoz, en el audio de una reunión privada que fue difundido el martes por error a la prensa y provocó la renuncia de la directora de comunicaciones de esa cartera. La canciller denunció el hecho a la fiscalía e instruyó un sumario administrativo.


Fue una reunión de cerca de una hora la mañana de este miércoles, pero no fue suficiente para apaciguar la profunda molestia de la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Ximena Fuentes, quien se vio directamente aludida en el audio filtrado el martes -en medio de la participación del Presidente Gabriel Boric en la Celac, que se realizaba en Argentina- desde el equipo de la canciller Antonia Urrejola.

El episodio desató una crisis de proporciones en esa cartera y terminó con pedidas de renuncia de parlamentarios a la ministra y la salida de su directora de comunicaciones, Lorena Díaz.

A raíz de ese registro, Urrejola se reunió la mañana de este miércoles en Teatinos 180 con Fuentes y con parte de su gabinete, con el objetivo de analizar el alcance de la crisis y ver cómo contenerla. Quienes conocieron el tenor de la cita afirman que el ambiente fue incómodo y tenso, porque Fuentes estaba evidentemente molesta, a tal punto que durante el encuentro, según una versión, exigió que el equipo de la cartera le ofreciera disculpas.

El malestar de la subsecretaria, dicen algunos en el oficialismo, es justificado, porque en el audio -en que los equipos de la canciller definen reprender al embajador de Argentina en Chile, Rafael Bielsa, por sus críticas al gobierno ante el rechazo del proyecto minero Dominga-, la jefa de gabinete de la canciller, Carola Muñoz, acusa a la subsecretaria de haber estado detrás -cuando ejerció como directora de Fronteras y Límites en el gobierno pasado- de la estrategia de no notificar al gobierno argentino previamente de la ampliación que haría Chile de la plataforma continental.

Ese fue uno de los puntos de los que también se había quejado Bielsa en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Muñoz afirmó en el registro que “perdona, pero el comentario de la Ximena (Fuentes) sobre el tema de que efectivamente son estúpidos, que quedaron como imbéciles, que efectivamente quedaron como imbéciles, lo único que demuestra es que ella estuvo detrás de la decisión de no advertirles a los argentinos que venía la hueá de la plataforma. Lo que reclama Bielsa, porque si vamos a ir a la hueá de fondo, no a la forma, porque la forma es un desastre, pero la hueá de fondo, él tiene toda la razón. Invitan además a una cena, comen, brindan, se curan, conversan y pegan el pencazo con el tema de la plataforma”.

Así, durante la cita, en la que también analizaron los efectos que provocó el episodio en la relación bilateral con Argentina, Muñoz terminó dando disculpas a la subsecretaria.

Eso, en todo caso, según quienes han hablado con Fuentes, afirman que no fue suficiente. Esto, porque el tenor de la cita fue para abordar estrategias para contener la crisis en términos generales. Por lo mismo, quienes han dialogado con la subsecretaria transmiten que espera gestos mayores y tener una cita en privado con Urrejola, mientras que otras versiones apuntan a que para ella sería importante que la ministra entregue una señal pidiendo la renuncia de Muñoz, algo que -según quienes han conversado con Fuentes- no ha solicitado formalmente.

En la Cancillería, de todas formas, dicen que Fuentes y Urrejola (quien el martes descartó presentar su renuncia) están coordinadas para evitar que esta crisis siga escalando. Sin embargo, admiten que el hecho de que la mujer de confianza de la ministra se refiera así a la subsecretaria es -a los menos- complejo.

El tenor del intercambio filtrado y el tono de Muñoz, además, dejaron aún más en evidencia la compleja relación entre los equipos de Fuentes y Urrejola, y que se arrastra desde que asumieron en sus cargos. La situación, de hecho, era un secreto a voces en los pasillos del edificio José Miguel Carrera.

La idea de que la subsecretaria siempre quiso el cargo de ministra es comentada entre los equipos de la Secretaría de Estado y ambas han tenido varias diferencias desde marzo pasado a la fecha. Desde el entorno de Fuentes, en tanto, recalcan que la subsecretaria ha sido crítica sobre las “desprolijidades” que ha advertido en la gestión general del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El turbulento retorno de Urrejola

A pocos minutos de la medianoche de este martes llegó a Santiago en un vuelo comercial la ministra Urrejola. Como el Presidente Boric iniciaría una gira por la Región de Aysén, justo tras su paso por Buenos Aires, siempre estuvo previsto que la canciller volviera junto a sus equipos en un vuelo distinto y no con el resto de la comitiva.

En ese vuelo, la ministra llegó junto a Muñoz, Díaz y el secretario general de Política Exterior, Alex Wetzig. Y durante la mañana de ayer, según su entorno, llegó a primera hora al ministerio para activar control de daños junto a su equipo.

Si bien inicialmente durante la mañana se había transmitido que la canciller daría un punto de prensa, finalmente se optó por emitir un comunicado -que salió pasadas las 18.00- anunciando un sumario administrativo para establecer responsabilidades. Además, se informó que la ministra denunció ante la fiscalía los hechos relativos a la filtración.

El Presidente Boric, desde Aysén, había abordado la polémica horas antes. “Es importante dimensionar las palabras que se dicen. Las personas que estaban en esa reunión eran, si mal no recuerdo, dos funcionarios de carrera de la Cancillería (…), personas con experiencia anterior a nuestro gobierno. Por cierto que instancias como esas no se debieran grabar, filtrar, eso es algo absolutamente inapropiado que suceda y es algo que tiene que resolver Cancillería”, dijo.

Y agregó: “Pero la ministra Urrejola, que tiene una tremenda experiencia internacional (…), cuenta con toda mi confianza. Por lo tanto, acá no hay que adelantar cambios. Estoy permanentemente evaluando a mis ministros, pero los temas internos de la Cancillería debe resolverlos la Cancillería”.

La ministra de la Segpres, Ana Lya Uriarte, también abordó la controversia. “Es indudable que se ha producido en la Cancillería una situación incómoda y la canciller ya ha emitido algunas declaraciones, la periodista ha renunciado, de manera que no tenemos más comentarios que hacer sobre el particular”, sostuvo en el Congreso.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".