Urrejola descarta renunciar tras filtración del audio que desató una crisis en la Cancillería y empañó la gira de Boric en Argentina

El registro de una reunión difundido -por error- desde el equipo del Ministerio de Relaciones Exteriores -que reveló los duros términos en que se zanjó la reprimenda al embajador de Argentina en Chile, Rafael Bielsa- marcó el viaje del Mandatario en la Celac y concluyó con la canciller dando explicaciones a su par argentino, Santiago Cafiero, por el episodio. “Yo no sabía (que estaban grabando)", dijo la ministra.


“Por supuesto que conversé con el Presidente. Yo no voy a presentar mi renuncia, pero como todos los ministros, nosotros estamos en nuestros cargos porque contamos con la confianza del Presidente de la República, y esta no es una excepción”. Así de tajante respondió este martes la ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola, en medio de la crisis que estalló en la Cancillería a raíz de la filtración de un audio de una reunión privada entre autoridades de esa cartera.

La secretaria de Estado, quien se encontraba con el Presidente Gabriel Boric en Buenos Aires, Argentina, participando de la VII Cumbre de la Celac, realizó un punto de prensa para hacerse cargo del contenido del registro y de los duros cuestionamientos que surgieron en la oposición e, incluso, en el oficialismo.

El audio, de cerca de seis minutos y que se difundió por error desde el equipo de la Cancillería, dio cuenta del tenor de cómo la cartera liderada por la ministra Urrejola tomó la decisión de reprender al embajador de Argentina en Chile, Rafael Bielsa, el viernes pasado. Ese día, la ministra de Relaciones Exteriores lo llamó a Teatinos 180 para manifestarle la profunda molestia del gobierno de Chile -a través del secretario general de Política Exterior, Alex Wetzig- por sus dichos en torno al rechazo del proyecto minero Dominga ante el Senado, donde cuestionó que la administración de Boric no le hubiera anticipado esa determinación.

“Este emprendimiento era una de las alternativas que iba a tener Agua Negra como puerto. A nosotros nos vendría bárbaro que nos avisaran, nada más que eso. Como tiene un impacto en las relaciones bilaterales, queríamos que estuviera informado”, había dicho el diplomático ante la comisión del ramo de la Cámara Alta.

En el encuentro -del que el audio dio cuenta y que este diario optó por no publicar en su totalidad, pero sí el contenido de mayor interés público-, además de la canciller estuvieron presentes Wetzig; el director de Planificación Estratégica, Andrés Villar; la jefa de gabinete de la ministra, Carola Muñoz, y su entonces directora de prensa Lorena Díaz. Ahí, de acuerdo al registro, la secretaria de Estado informó el reclamo que hizo -mediante WhatsApp- a su par argentino, Santiago Cafiero, a pocas horas de viajar a ese país.

“Le dije que el tema de Dominga fue una decisión unánime del Consejo de Ministros. Tu embajador ataca directamente a la administración del Presidente Boric en un tema políticamente muy álgido. Sinceramente es inaceptable, a días -además- de que vayamos a la Celac-Argentina”, afirmó la canciller, según el audio.

En otros pasajes de la conversación, la canciller manifestó su enojo y dijo: “Es que ¿sabes qué? Basta”. (Bielsa) hace lo que quiere cuando tiene ganas ¿y la explicación es que está loco?”.

Jefa de gabinete versus Fuentes

En el intercambio, pese al análisis compartido sobre la necesidad de ejercer un llamado de atención a Bielsa, Muñoz advirtió que el diplomático sí tenía un punto respecto a la crítica que hizo cuando tampoco se le avisó, durante la administración anterior, sobre la extensión de la plataforma continental por parte de Chile.

En el audio, la jefa de gabinete de Urrejola acusó a la actual subsecretaria de Relaciones Exteriores, Ximena Fuentes (quien en esa época era directora de Fronteras y Límites), de estar detrás de esa determinación.

Ximena_Fuentes_00
Ximena Fuentes.

Durante la reunión, además, las autoridades de la Cancillería analizaron bajadas comunicacionales para enfrentar las declaraciones que realizó Bielsa, de quien se refirieron en duros términos. En la cita, el equipo de la ministra también calificó al presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Jaime Quintana, como un “amurrado” y se cuestionó al exministro Andrés Allamand por el tema de la plataforma continental.

Control de crisis

El audio ya estaba circulando en distintos medios de comunicación cuando el Presidente se enteró. Así, cuando ya estaba desatada una crisis de envergadura al interior del Ministerio de Relaciones Exteriores y que terminó empañando su gira, Boric leyó una transcripción del registro que le pasó su equipo y conversó inmediatamente con Urrejola. El Mandatario, según afirman en el gobierno, no estaba molesto, pero le pidió a la secretaria de Estado resolver rápidamente el tema.

Urrejola guardó silencio durante toda la mañana, aunque desde su entorno señalaban que emitirían un comunicado público. A esas alturas, el equipo del Presidente Boric estaba buscando fórmulas para contener el flanco que se abrió justo en medio de la gira, la que -advierten- se empañó con la filtración.

En el gobierno, además, existía inquietud porque el episodio tensionara las relaciones entre ambos países, justo en momentos en Boric y su par, Alberto Fernández, se encontraban en las mismas instalaciones para participar de la cumbre. De hecho, solo un par de horas después de que el audio se filtrara, al Mandatario le tocó intervenir ante el pleno de la Celac, donde destacó problemas como la migración y la crisis de algunas democracias en la región.

Cuatro horas después de que el audio se divulgara, a las 13.35, el Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado informando la salida de Lorena Díaz de la jefatura de comunicaciones de la cartera, a quien se le responsabiliza haber compartido el audio por error. “Ante la filtración por error del audio de una reunión privada, el Ministerio de Relaciones Exteriores informa que la directora de Comunicaciones de esta cartera presentó su renuncia al cargo, la que fue aceptada”, dice el texto.

Gabriel Boric y Alberto Fernández, en la Celac.

Y agrega: “La situación que motivó la conversación citada ya se encuentra superada y no representa en absoluto la excelente relación bilateral entre Argentina y Chile, que se ha construido sobre la base de la confianza y la amistad históricas”.

Díaz, quien es cercana al PS, había ejercido funciones en el Departamento de Prensa de la Cancillería en el periodo de Heraldo Muñoz.

Durante la tarde, la ministra Urrejola intentó hacer control de daños sobre la crisis y tomó contacto con el senador Quintana. Según quienes conocieron del intercambio, le habría pedido disculpas.

Junto con eso, la secretaria de Estado se reunió en Argentina con Cafiero, a quien le dio las explicaciones del caso y, pasadas las 16.00, la cuenta de Twitter de la Cancillería publicó una fotografía de ambos acompañada de un mensaje: Seguimos trabajando en favor de nuestra intensa agenda bilateral”.

Más tarde, cerca de las 18.00, Boric -junto a la canciller- realizó una declaración a la prensa. El Mandatario no se refirió al episodio ni respondió preguntas, sin embargo, destacó que “estamos en un excelente pie en nuestras relaciones con la hermana República de la Argentina. Tuvimos una muy buena conversación con el Presidente Fernández y con el canciller Cafiero, además de participar en un intenso diálogo con el Presidente de Colombia, de Brasil, de Bolivia y de Argentina en nuestra mesa”.

Fue ahí cuando Urrejola, y una vez que el Jefe de Estado se había retirado del salón donde dio sus declaraciones, respondió preguntas. Así, junto con descartar presentar su renuncia, la ministra aseguró que no sabía que se grabó la reunión.

“Yo no sabía (que estaban grabando). Tomé conocimiento de este asunto hoy en la mañana, cuando estábamos en reunión de Celac. En cuanto tomé conocimiento de aquello, tomé cartas en el asunto para poder determinar qué es lo que había pasado. No era mucha gente la que estaba en esa reunión. Una vez que supe quién era la persona responsable, la verdad que ella misma había presentado su renuncia”, aseguró Urrejola.

Durante la tarde, algunas fuentes de gobierno transmitían que la canciller había presentado su renuncia, pero que Boric no la había aceptado. Sin embargo, esas versiones fueron descartadas por el equipo de la secretaria de Estado.

En Santiago, en tanto, había inquietud por lo ocurrido durante la gira del Mandatario y en el oficialismo admitían que la crisis podría dejar en un pie complejo a la ministra de Relaciones Exteriores, justamente cuando se debate un cambio de gabinete -posiblemente- para marzo. De hecho, en la oposición y en el mismo oficialismo calificaron el episodio como grave y algunos pidieron la salida de la secretaria de Estado.

El asunto, además, escaló a tal punto que medios argentinos publicaron el audio completo en sus portales, como es el caso de Infobae o Clarín. De todas formas, el propio Presidente Fernández desdramatizó los hechos. “Chile tiene una gran canciller y un gran Presidente. Tienen un gobierno que nosotros queremos mucho y con quienes trabajamos muy bien. La verdad no tengo la menor idea de qué es lo que están hablando, pero tampoco le asigno ninguna relevancia a lo que están diciendo”, dijo.

Al cierre de esta edición estaba contemplado que el Presidente Boric retornara al país con destino a Aysén, donde iniciará una gira regional.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.