En busca de un asesino serial: a una semana del crimen del comisario Valdés, “Lucho Plátano” sigue prófugo con cuatro homicidios a cuesta

En busca de un asesino serial: a una semana del crimen del comisario Valdés, “Lucho Plátano” sigue prófugo con cuatro homicidios a cuesta

Lucho Plátano sigue prófugo siete días después del crimen del comisario Valdés.

Es uno de los homicidas más peligrosos del país y anda suelto. Se trata de Luis Vásquez Villenas, de 20 años, y que es conocido en el sector sur de la capital bajo el apodo de "Lucho Plátano". En los registros de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI se le sindica como autor de tres asesinatos a sangre fría, aparte del que perpetró el martes 17 cuando abrió fuego en contra del comisario Daniel Valdés (42) en La Cisterna. Desde entonces, el antisocial estaría siendo escondido por amigos, en medio de una búsqueda frenética de la policía en lo que aún se cree puede ser un homicidio por encargo.


“¡Quédate ahí!”. Esto le habría dicho -según testigos- Luis Vásquez Villenas, alias el “Lucho Plátano” (20), al comisario Daniel Valdés (42) antes de dispararle a sangre fría cuatro tiros, dos en la cabeza y dos en el tórax, con los que terminó con su vida la noche del martes 17. Ese día el antisocial se dio a la fuga y pese a la orden de detención que pesa en su contra la PDI aún no logra dar con su paradero. Y es que el imputado es un viejo conocido de la policía. En los registros de la Brigada de Homicidios (BH) aparece como autor de otros tres crímenes, convirtiéndose en lo que algunos ya denominan como un asesino serial, de los más peligrosos y también de los más buscados. No por nada el propio Presidente Gabriel Boric aseguró que se realizarían todas las pesquisas para hallarlo, por cielo, mar y tierra.

El rostro de Vásquez Villenas comenzó a circular en redes sociales tan sólo unas horas después del asesinato del policía. Y es que su apodo aparece vinculado a una serie de hechos policiales en los que ha participado en sus dos décadas de vida. Quienes han seguido su prontuario acusan a “Lucho Plátano” de ser un asesino que actúa sin meditarlo. Recordada es la vez que en medio de una rencilla con un sujeto llamado Vito Osses, en La Granja a mediados de octubre del año pasado, y a plena luz del día mientras sostenían una discusión el imputado sacó su arma de fuego y sin mediar aviso disparó en reiteradas ocasiones contra el “Vito” dejándolo muerto en la vía pública para luego huir.

Tiene otras causas por robo en lugar no habitado (septiembre 2022), dos homicidios (mayo de 2022), otro homicidio (19 de octubre de 2022) y robo en bienes nacionales el 2021, lo que lo mantiene con una orden de arraigo nacional vigente. Contaría, además, con cuatro homicidios frustrados. Investigadores que le siguen la pista creen que era el líder de una banda dedicada al robo de vehículos de alta gama en la comuna de Vitacura, principalmente. Esa municipalidad ha reconocido cerca de 12 encerronas con similares características, donde la agrupación destaca por lo violento de sus robos. Pese al largo historial delictivo, “Lucho Plátano” no había sido detenido y caminaba por las calles con total impunidad. De hecho el día que mató a Valdés, caminó con su rostro cubierto y logró escapar sin mediar obstáculos.

El comisario Daniel Valdés.

Sobre el móvil del crimen de Valdés, está descartado que haya sido un intento de robo de su vehículo o encerrona. Se indagan varias hipótesis, desde un homicidio por encargo hasta una venganza de bandas delictuales que actúan en el barrio Meiggs, zona en que el fallecido policía desplegaba labores.

Se cree que está oculto en Santiago, y las policías apuntan a que es sólo cosa de horas para que sea detenido. El fiscal nacional Ángel Valencia designó al jefe de la zona metropolitana sur, Héctor Barros, a cargo de las pesquisas.

Obsesión por vehículos de alta gama

Una de las pistas que se siguen en su extensa carrera delictiva es un hecho que protagonizó con su banda el sábado 7 de enero de 2022 cuando a eso de las 2:40 de la madrugada ingresó junto a su banda al estacionamiento de un edificio en la calle de Vicuña Mackenna con la esquina de Quilín. Desde ahí se robaron un Ferrari avaluado en más de $ 200 millones.

En el homicidio del PDI habría usado una pistola glock semi automática de 9 mm, la misma arma que utilizó para ingresar a una botillería el 20 de diciembre del 2022 y asaltar a un cliente que tenía estacionada afuera su camioneta marca Maserati. Las cámaras captaron imágenes y audio del momento en el que amenaza violentamente al conductor y le dice “pásame las llaves del Maserati o te meto los medios balazos”.

El dueño del local lo describió ante Canal 13 como “el líder y el más violento de la banda”. Además de entregar datos físicos: contextura gruesa y alto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".