¿Quién es “Satanás”? El historial delictual del temido sicario del Tren de Aragua que está preso en Chile

¿Quién es “Satanás”? El historial delictual del temido sicario del Tren de Aragua que está preso en Chile

Hernán David Landaeta Garlotti, es miembro del Tren de Aragua.

Este martes una ministra instructora de la Corte Suprema aprobó la solicitud de extradición de Hernán David Landaeta Garlotti, más conocido como “Satanás”. El joven de 25 años sería apodado de esa manera debido a la crueldad de sus crímenes. "Nadie más sanguinario que él en el Tren de Aragua”, lo definen los medios internacionales. Venezuela solicitó que fuera expulsado para poder juzgarlo por un delito de homicidio que cometió el 2015, país en el que era conocido como “matapolicías”. En Perú también registra causas similares.


El 13 de abril de 2015, Willians González caminaba por el sector de Ovallera en el municipio de Libertador en el estado de Aragua en Venezuela. Momento en el que se encontró con Hernán David Landaeta Garlotti (25), alias “Satanás”, quien le disparó a González -junto a otros hombres- en más de 20 ocasiones hasta darle muerte. Por este hecho, Venezuela solicitó la extradición del joven de 25 años quien está detenido en Chile como miembro de la banda internacional Tren de Aragua. Solicitud a la cual una ministra instructora de la Corte Suprema accedió este martes. Aún queda pendiente una apelación, por lo que hasta que el tema llegue a la Corte Suprema el temido delincuente permanecerá en una cárcel chilena.

Pero el historial delictual de Landaeta es mucho más amplio que el homicidio de González en Venezuela, y no sólo tiene causas en ese país y en Chile, sino que también en Perú. Pero ¿quién es Hernán Landaeta, alias “Satanás”?

En la petición de extradición enviada por el Estado de Venezuela, se dan algunas luces del perfil de este sujeto. En el texto, tramitado a través de la cancillería de Chile, queda constancia que poco después de dos meses de ocurrido el homicidio en Aragua, la policía venezolana logró detener a Landaeta y al resto de sus acompañantes. Por este hecho, se le imputó el delito de homicidio calificado por motivos fútiles, algo así como un asesinato con alevosía.

Lo anterior, porque según consta en la investigación de ese país, “Satanás” y sus acompañantes persiguieron por las calles de Ovallera a González, quien intentó refugiarse en una casa donde había una familia, donde finalmente lo asesinaron: su cuerpo tenía más de 20 disparos.

Satanás será extraditado. Foto de archivo.
Satanás será extraditado. Foto de archivo.

En marzo de 2022, la PDI detuvo a Landaeta en Chile. Al tener conocimiento de esto, Venezuela solicitó extraditarlo a ese país para que cumpliera la pena por el homicidio de González. A dicha petición, este martes la ministra instructora de la Corte Suprema, María Cristina Gajardo, accedió y ordenó su extradición.

Dos granadas y escape a Perú

No sólo por la muerte de un hombre figura en el registro delictual de “Satanás”. A sus 18 años, el joven ya tenía diversas causas en su país. Sus principales delitos eran homicidios, especialmente de policías venezolanos, lo que lo hicieron denominarse el “matapolicías”.

Por estos hechos, primero estuvo detenido en la cárcel de Alayón en Venezuela. El 2016, estaba recluido en la cárcel de Tocorón, la que se ubica al sur del estado de Aragua en ese país. En esa cárcel estaba privado de libertad por homicidio, pero también contaba con causas por sicariato, los principales hechos que cometía en su país. Ese año, mientras estaba recluido en ese centro penal, Landaeta activó dos granadas. ¿Su objetivo? escapar de la cárcel, y lo logró. Sin embargo, a su pasó dejó a siete internos fallecidos producto de la detonación. Por este hecho, existía una alerta roja de Interpol para su inmediata detención.

Tras lograr escapar del penal de Aragua, Landaeta huyó a Perú, país al que ingresó con una identidad falsa. Ya en el país vecino se integró a la banda de “Los Caraqueños”, célula del Tren de Aragua en ese país. Por participar en diferentes delitos, la policía nacional comenzó a investigar a “Satanás” y sus acompañantes. Uno de estos fue por el robo a un centro comercial en enero de 2018. En esa ocasión Landaeta logró escapar.

En julio del 2019 fue detenido por su presunta participación en el crimen de un funcionario de la policía de Perú en Lima, además se le vincula el secuestró de una familia en su propia casa para robar.

La televisión peruana asegura que el apodo de Satanás se lo dieron “porque en el Tren de Aragua no había otro más sanguinario que él, ni siquiera el decapitador alias ‘Catire’. Nadie como Satanás a la hora de matar”. Además, los medios de ese país tuvieron acceso a un perfil psicológico hecho por la policía de ese país, quien lo describe como “audaz, irreverente, desafiante y oportunista, usa la intimidación para fines personales”.

Landaeta, también usaba sus redes sociales para demostrar el alto poder de fuego de sus armas, así como también de los delitos en los que participaba él y su banda en Perú. Aunque también existen registros de videos en los que se ve a “Satanás” atacando a sus víctimas.

El paso a Chile

De su llegada a Chile no hay registro. Según consta en informes del Departamento de Extranjería, desde 2015 no se registra ningún ingreso de manera regular al país por parte de Satanás, por lo que se desprende que entró al norte del país de manera irregular por un paso no habilitado.

El 25 de marzo del 2022 fue detenido por funcionarios de la PDI junto a otros seis miembros del Tren de Aragua en Iquique. Tras esto, fue formalizado por los delitos de asociación ilícita, secuestro extorsivo, robo con intimidación, secuestro con homicidio, usurpación de identidad, tenencia ilegal de municiones y trata de personas con fines de explotación sexual. Hechos por los cuales se le investigaba en Chile hasta el momento de ser detenido.

Satanás se encontraba cumpliendo prisión preventiva en la cárcel de Alto Hospicio. El pasado 22 de diciembre, el Juzgado de Garantía de Pozo Almonte revisó su medida cautelar y decidió mantenerlo preso hasta que finalice la investigación en su contra.

En esa situación penal se encontraba hasta que la ministra instructora de la Corte Suprema María Cristina Gajardo decidió este martes acceder a la solicitud de Venezuela para extraditarlo, ordenando su entrega inmediata. “Satanás”, aceptó ser extraditado a Venezuela para ser juzgado por los crímenes que se le imputan en su país. A esa solicitud también accedió su defensa en Chile, quien estuvo de acuerdo con el proceso.

La ministra Gajardo explicó que “este tribunal no ha estimado del caso esperar a completar un largo juicio que se vislumbra atendida la envergadura de los delitos en Chile, con el desgaste que ello implica, y preferido conceder sin más trámites la extradición, lo que permite el tratado vigente de extradición que Chile tiene con Venezuela”.

Además de eso, la ministra afirmó que esto “no implica dejarlo sin sanción, puesto que en el supuesto caso que él una vez que cumpla su o sus condenas en Venezuela intentase ingresar nuevamente a nuestro país, bueno el sistema retoma el caso y podrá seguir el curso que corresponde el juicio que ahora está vigente. No es que se esté perdonando al requerido en Chile”.

A la extradición se había opuesto el Ministerio Público, quien buscaba que este sea extraditado sólo después que finalice el proceso en Chile. Por lo mismo, la fiscalía apelará a la decisión de la ministra instructora, por lo que será la Corte Suprema quien deberá decidir si “Satanás” cumple su condena que arriesga en Chile o finalmente es expulsado a Venezuela, país desde donde un día huyó pero dejando un amplio historial delictual.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.