Reporte enciende alertas sobre el machismo en Francia: aumenta de manera “alarmante”

Conmemoración del Día Internacional de la Mujer en Marsella. Foto: AP

El estudio del Alto Consejo por la Igualdad entre Mujeres y Hombres, del Estado francés, señala que algunas “de las manifestaciones más violentas” del sexismo se agravan en el país. Más de un tercio (37%) de las mujeres encuestadas dijo que había tenido relaciones sexuales sin consentimiento.


Un informe oficial publicado este lunes por el Alto Consejo por la Igualdad entre Mujeres y Hombres, institución gubernamental francesa, aseguró que la situación del sexismo en el país es “alarmante” e incluso ha empeorado en los últimos años. Una “reacción violenta” de parte de los hombres hacia el #MeToo, mayor acoso en línea y la permanencia de clichés sexistas son parte de los puntos principales del reporte.

Las mujeres están sufriendo nuevas formas de acoso, apunta el informe, incluyendo violencia en línea y abuso verbal. El estudio asegura que el comportamiento sexista está aumentando en todas las esferas.

Este es el quinto año en que el Alto Consejo por la Igualdad realiza este estudio, en el que se entrevistó a una masa representativa de 2.500 personas en toda Francia. El informe expone los resultados del “Segundo Barómetro del Sexismo”, y señala que, “a pesar de una sensibilidad cada vez más grande hacia las violencias y desigualdades después del #MeToo, los prejuicios y los estereotipos de género, los clichés sexistas y las situaciones de sexismo cotidiano continúan siendo banalizadas”.

Manifestación de un colectivo feminista en París.

En la esfera laboral, las personas interrogadas señalaron percibir el mundo profesional como uno particularmente sexista: solo el 20% de la población estima que ambos sexos sean iguales en la práctica. Esa percepción baja hasta un 10% cuando se le pregunta a las mujeres mayores de 65 años.

En ese sentido, el estudio señala distintos fenómenos que polarizarían el mercado del trabajo. “Por un lado, la persistencia de caminos profesionales que difícilmente se abren, como son las profesiones digitales y científicas, que componen la gran parte de los trabajos del futuro. Por el otro, la sobrerrepresentación de las mujeres en los oficios precarios, y en particular aquellos relacionados a los cuidados, con condiciones de trabajo degradadas y horarios atípicos”. El 37% de las mujeres encuestadas afirma haber vivido discriminaciones sexistas por su elección de orientación profesional.

Las mujeres también declaran en gran cantidad haber vivido personalmente situaciones machistas. El 80% entre ellas ha tenido la impresión alguna vez de haber sido tratada de peor manera a causa de su sexo, un porcentaje que llega hasta el 37% en el caso de los hombres.

Una manifestante en una marcha feminista en París.

El 23% de las encuestadas afirmó vivir una brecha salarial en relación con un colega hombre, en el mismo puesto y con las mismas competencias, mientras que un 13% asegura haber vivido una discriminación en el trabajo, lo que se eleva hasta a un 34% en esferas más altas al interior de las empresas.

En el plano de las violencias sexuales, físicas y psicológicas, el 15% de las encuestadas habría sido golpeada alguna vez por una pareja o expareja, en un número que llega al 20% entre los 50 y 64 años. El 14% declara haber sufrido un “acto sexual impuesto”, o sea, una agresión sexual o una violación, mientras que el 22% señala haber vivido una situación de manipulación o de celos excesivos por parte de su pareja. Más de un tercio (37%) de las mujeres francesas encuestadas dijo que había tenido relaciones sexuales sin consentimiento.

Manifestantes durante una huelga feminista en París. Foto: AFP

Estas respuestas se corroboran al ver un aumento neto en las víctimas de violencias machistas y sexuales, declaradas en 2022, según los últimos estudios oficiales. En una investigación de septiembre pasado, las violencias sexuales fueron las que registraron el aumento más fuerte en los transportes públicos, un alza del 32% en comparación con 2021, luego de un 2020 marcado por la pandemia.

El reporte también profundizó en las consecuencias de este panorama en el actuar de las mujeres, señalando que 9 de cada 10 encuestadas afirmaron “anticipar los actos e intenciones sexistas de los hombres y adoptando conductas de evasión”. El 55% aseguró renunciar a salir y hacer actividades sola, el 52% a vestirse como quisiera, y el 40% afirmó censurarse por temor a la reacción de los hombres. Por esto mismo, casi una de cada 5 mujeres señaló tener dificultades para tomar la palabra en medio de un grupo.

Respecto a los clichés machistas, el estudio nota una tendencia mayor ente los hombres a mantener ciertas creencias y estereotipos. El 9% de las mujeres, contra el 13% de los hombres, consideraron en la encuesta que estos últimos son mejores en matemáticas, y un 8% contra un 12% opinó lo mismo respecto a las carreras científicas.

Por su parte, un 38% de las mujeres contra un 47% de los hombres estimó “aceptable” que un hombre aborde a una mujer en la calle para proponerle ir a tomar una copa. Otro 38% de las mujeres, contra un 52% de los hombres, consideró normal que el hombre pague la cuenta en una primera cita.

Manifestantes en una marcha feminista en París. Foto: AFP

Los clichés sobre la masculinidad, señala el estudio, perduran aún entre los jóvenes menores de 35 años. Así, el reporte detalla que el 20% de los hombres entre 25 y 34 años considera que hay que “vanagloriarse por las hazañas sexuales entre los amigos” para ser respetado en sociedad. En el mismo rango etario, el 23% piensa que hay que ser violento para hacerse respetar.

A menudo los hombres encuestados consideraron que “la lucha antisexista va muy lejos”, llegando a ser 6 de cada 10 quienes aseguran que las portavoces feministas hacen demasiado, y 4 de cada 10 señala que “se ensañan con los hombres”.

“Cinco años después del #MeToo, una parte de los hombres se siente en fragilidad, a veces en peligro, reaccionando con agresividad, y a veces encuentra una vía de expresión política en nuevos movimientos virilistas y muy masculinos como ‘Reconquista’”, señala el estudio, refiriéndose al partido político de extrema derecha fundado por el excandidato presidencial Éric Zemmour.

Así, el 33% de los hombres interrogados piensa que el feminismo amenaza el lugar y rol de los hombres en la sociedad, mientras que el 29% estima que los hombres están perdiendo su poder, un número que aumenta al 38% entre las personas que viven en las ciudades, o se consideran de derecha políticamente, o declaran una pertenencia religiosa.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.