Economía creció 5,3% el segundo trimestre y registró su mejor desempeño desde 2012

Banco Central de Chile

Banco Central de Chile

La cifra se ubicó levemente sobre las expectativas de los analistas que habían proyectado una expansión de 5,2% para el PIB en el periodo.


El Producto Interno Bruto (PIB) registró un crecimiento de 5,3% el segundo trimestre en comparación a igual periodo del año pasado, con lo que anotó su mejor desempeño desde el tercer trimestre de 2012, mientras que la expansión del primer trimestre fue corregida al alza en 0,2 puntos porcentuales quedando en 4,3%, informó este lunes el Banco Central.

La cifra se ubicó levemente sobre las expectativas de los analistas que habían proyectado una expansión de 5,2% para la economía en el periodo abril - junio.

En el primer semestre el PIB acumuló un aumento de 4,8%, anotando su mayor incremento desde el segundo semestre de 2012.

Con dos días hábiles más que el segundo trimestre del año 2017, el efecto calendario resultó igual a 0,2 puntos porcentuales.

En el periodo la inversión continuó mostrando un importante repunte con un aumento de 7,1% en la formación bruta de capital fijo.

Desde la perspectiva del origen, se observaron incrementos en todas las actividades, destacando en términos de incidencia la industria manufacturera y comercio y, en menor medida, servicios personales y empresariales. En tanto, las actividades agropecuario-silvícola y pesca destacaron por su dinamismo.

Por otro lado, las cifras ajustadas estacionalmente dieron cuenta de un incremento de 0,7% del PIB con respecto al trimestre anterior.

Las mayores incidencias correspondieron a servicios, las cuales fueron parcialmente compensadas por caídas en minería y construcción.

Desde la perspectiva del gasto, el PIB se vio impulsado por la demanda interna, alza que fue compensada en parte por la caída en las exportaciones netas.

La demanda interna registró un incremento de 6%, luego de crecer 4% el trimestre anterior. Al igual que a comienzos de año, la demanda interna se vio impulsada por el consumo de los hogares y la inversión. El consumo creció 4,2%, donde el gasto en servicios y en bienes durables destacaron en términos de contribución. Por otro lado, el aumento en la variación de existencias tuvo una incidencia marginalmente mayor que la formación bruta de capital fijo en el aumento de la inversión.

Comercio exterior

Respecto de las cifras de comercio exterior, las exportaciones netas cayeron en el período, reflejo de un aumento de las importaciones superior al de las exportaciones. En efecto, las  importaciones crecieron 10,0% versus el 7,5% registrado en las exportaciones. Las internaciones de productos metálicos, maquinarias y equipos, combustibles y químicos influyeron en el resultado de las primeras.

En tanto, dentro las exportaciones destacaron los mayores envíos de cobre y de bienes industriales.

En términos desestacionalizados, la demanda interna creció 1,8% con respecto al trimestre anterior, liderada por el consumo de hogares y la inversión en maquinaria y equipos. El efecto del gasto interno determinó el aumento del PIB, en tanto las exportaciones netas incidieron negativamente, debido a un incremento de las importaciones y a una caída de las exportaciones.

El ingreso nacional bruto disponible real creció 5,5%, tras hacerlo en 5,7% el trimestre anterior. En el resultado predominó el aumento de las transferencias recibidas desde el exterior, lo que fue en parte compensado por mayores rentas pagadas. Por otro lado, el efecto de los términos de intercambio fue marginal.

El ahorro bruto total ascendió a 22,2% del PIB en términos nominales, compuesto por una tasa de ahorro nacional de 20,2% del PIB y un ahorro externo de 2,4% del PIB, correspondiente al déficit en cuenta corriente de la Balanza de Pagos. Por otra parte, en línea con la política de revisiones de las cuentas nacionales, la tasa de crecimiento del PIB se corrigió al alza en 0,2 puntos porcentuales, en el primer trimestre del año.

En el segundo trimestre, la cuenta corriente fue deficitaria en US$1.846 millones, lo que equivale a 2,4% del PIB; acumulado en un año un déficit fue de 1,2% del PIB. Este resultado fue consecuencia de un saldo negativo de la renta (US$3.607 millones) que no alcanzó a ser compensado por el superávit de la balanza comercial de bienes y servicios (US$686 millones) y de las transferencias corrientes (US$1.075 millones).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este domingo se llevó a cabo la 4ª versión del Creating Games Fest. El evento sumó de concursos, zona de arcade, puesto de ventas y empresas nacionales de la industria de los videojuegos.