Encuesta CEP: aumentan con fuerza quienes valoran orden público y que se premie “esfuerzo individual” aunque genere desigualdad de ingresos

FMI: Chile liderará crecimiento regional en 2021 y será uno de los ganadores de la transformación verde

Preguntas contenidas en la base de datos del sondeo muestran un incremento de quienes se inclinan por estas opciones, en relación a los resultados de la versión de diciembre de 2019. Desde el CEP indican que en estos ámbitos se está volviendo a las cifras previas al estallido social.




Un fuerte cambio se observa a septiembre de 2021 en la posición que tienen las personas en algunos aspectos clave sobre lo que esperan del país y la forma de organizarse,versus lo que se veía en diciembre de 2019, dos meses después de la crisis social.

Según preguntas contenidas en la base de datos de la última Encuesta CEP, en varios aspectos ya se retomaron visiones previas a la crisis de octubre de 2019. Una de las preguntas que tradicionalmente se hace en el sondeo es la que indaga sobre a qué valor le dan más importancia los consultados en las democracias, en una escala del 1 al 10, siendo libertades públicas y privadas el 1, o que haya orden público y seguridad ciudadana, el 10.

Según el sondeo de septiembre, el 55% se inclina por darle más valor al orden público (opciones 7 al 10), versus 13% que se inclina por darle más valor a las libertades (opciones 1 al 4), mientras 26% las valora por igual (opciones 5 y 6). Esto es un cambio relevante con lo visto en diciembre de 2019, donde 41% de los consultados tendía a preferir más el orden público. Esto muestra además que se está volviendo al escenario previo a la crisis social.

Carmen Le Foulon, coordinadora del Área de Opinión Pública del Centro de Estudios Públicos (CEP), indica que “por una parte, volvemos a niveles preestallido en la mayoría de las percepciones y actitudes, y es probable que suceda lo mismo en esta dimensión (libertades - orden público). Por otra, para un 42% la delincuencia, asalto y robos es uno de los principales problemas, por lo que ese aumento también se puede asociar, en parte, a una mayor preocupación. Así, mientras que un 65% de quienes consideran la delincuencia, asaltos y robos uno de los principales problemas valora más el orden público y seguridad ciudadana, un 48% de quienes no consideran la delincuencia como uno de los principales problemas, prioriza el orden público”.

La experta añade que “otro factor que puede incidir es el menor apoyo a las formas violentas de protesta, y a un leve aumento en la confianza de Carabineros”.

Por su parte, Josefina Araos, investigadora del Instituto de Estudios de la Sociedad (IES), destaca que “un 31% de las personas considera que lo más importante (22% en diciembre 2019), la primera prioridad, es el orden público y seguridad (la opción 10). ¿Qué concluir de eso, que a la gente no le importan las libertades? No, sino que haya un contexto que las posibilite, que permita ejercer esas libertades. Y la subida de esa valoración es muy marcada como para no relacionarla con los efectos del estallido”.

Esfuerzo y responsabilidad en ingresos

Otra de las preguntas que mostró un cambio importante respecto de diciembre de 2019 es el porcentaje de gente que se inclina por la opción de que “debería premiarse el esfuerzo individual, aunque se produzcan importantes diferencias de ingresos”, la que pasó de 37% a 46% en la medición del mes pasado. Mientras, los que creen que “los ingresos deberían hacerse más iguales, aunque no se premie el esfuerzo individual”, cayeron de 28% a 22%, según el sondeo. Ante esto, Araos plantea que “la gente quiere que se le reconozca su esfuerzo y no ser abusada, y eso exige grandes cambios estructurales en políticas sociales y en la forma de hacer política, pero no hay un deseo, o no se puede concluir de acá un deseo general por una refundación o echar abajo el supuesto modelo. La gente valora el esfuerzo individual y el papel que eso tiene en su bienestar, en su dignidad y en su autovaloración, y eso exige apoyo de instituciones que protejan”.

Ante la pregunta sobre quién es el principal responsable por el sustento económico de las personas, si el Estado o ellas mismas, se registró también un aumento en quienes tienden a preferir esta última. De acuerdo al sondeo, 43% optan por esa opción, 5 puntos porcentuales más que en diciembre 2019. Mientras, quienes se inclinan por decir que es el Estado también subieron, desde 20% a 23%. En tanto, quienes eligen las opciones intermedias (5-6), anotaron una fuerte disminución, desde 41% a 33%.

“Mirando las distribución de las respuestas respecto al eje igualdad de ingresos y premio al esfuerzo, como a la responsabilidad por el sustento económico de las personas, los datos nos muestran que la sociedad chilena no es una sociedad polarizada, y esto se ha mantenido a través del tiempo, tanto antes, como durante el estallido, y ahora”, puntualiza Le Foulon.

También hubo un aumento en quienes dicen sentirse “satisfechos con su vida”, desde 61% a 65% y, en ese grupo, quienes optaron por la alternativa más alta (totalmente satisfechos) subieron de 17% a 25%.

Esto, en un contexto en el que además subieron quienes dicen estar inclinados políticamente a la derecha, desde 7% en diciembre 2019 a 15% el mes pasado. Con todo, esa opción está por detrás de quienes se inclinan más por la izquierda, que totaliza 18% (17% en diciembre de 2019) y el centro, donde se ubica el 34% de los consultados, registrando un salto de 8 puntos porcentuales en relación a la medición anterior.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.