Familia Luksic ha desembolsado US$30 millones en becas para 1.200 personas, incluido el Ejército

luksic ok

En 2012, Andrónico Luksic firmó un convenio con la Universidad de Georgetown y a la fecha ha beneficiado a cuatro oficiales del Ejército que han ido a estudiar a EEUU.




El martes 27 de noviembre de 2012, Andrónico Luksic Craig firmó un convenio junto al presidente de la Universidad de Georgetown, John DeGioia, para promover la formación continua de los oficiales del Ejército chileno en esa casa de estudios basada en Washington, Estados Unidos. La apuesta de la familia de origen croata por la educación hasta ahora ha significado una inversión de US$30 millones y ha beneficiado a 1.200 personas, entre los que se cuentan cuatro oficiales de esa rama de las fuerzas armadas.

"Que Georgetown trabaje con el sr. Luksic para explorar la manera más significativa de colaborar para promover y facilitar la cooperación internacional en educación de estudios de seguridad, con el objetivo de fortalecer la comprensión y la práctica de los estudios de seguridad del Ejército de Chile al proporcionar acceso a fondos para oficiales en el Ejército chileno que hayan sido admitidos en el programa de Máster en Artes de Seguridad de Georgetown", consigna el convenio al cual accedió PULSO a través de una solicitud por Ley de Transparencia realizada a la rama castrense.

"Esto se gestó en el contexto de las más de 1.200 becas y decenas de programas que ha financiado la familia Luksic para distintos estudiantes, profesionales y académicos que desde el sector privado y público de Chile, Croacia y China, han postulado a prestigiosas universidades del mundo en los últimos 18 años", explica el estadounidense Peter Morse, asesor del vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic.

Entre otros aspectos, Morse es el encargado internacional de la filantropía que hace la familia en el extranjero en el área educacional, donde han desembolsado más de US$30 millones desde que iniciaron esta labor el año 2000 hasta hoy.

Las becas

Las becas que ha entregado la familia Luksic en el extranjero se han desarrollado a través de convenios con universidades como Harvard, MIT, Columbia, Tsinghua, Babson College y Oxford, entre otras.

Y si bien la mitad de los beneficiados han sido chilenos, también los hay de otros países. Ese es el caso de la actual presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, quien antes de ocupar ese cargo estudió un programa ejecutivo en la Universidad de Harvard gracias a las becas de los Luksic.

Pero más allá de eso, la familia también ha financiado convenios con universidades chilenas y ha firmado convenios con casas de estudios internacionales para que instalen centros e institutos en el país.

Uno de estos últimos es el que firmaron el pasado 6 de diciembre con la Universidad de Tsinghua, una de las más relevantes de China, para la instalación en Santiago de un centro de esa entidad para Latinoamérica

Convenio luksic- Georgetown

Tras un evento organizado por la familia Luksic con académicos de la Universidad de Columbia en Chile, en 2010, el Ejército se interesó en hacer algo de corte educativo. Por ello, detalla el asesor de Luksic Craig, se iniciaron diálogos con representantes de Columbia, el director de la Academia de Guerra del Ejército, y él, para explorar alguna alianza con esos fines.

Sin embargo, luego el Ejército sugirió realizar el convenio con Georgetown, así que Morse inició las conversaciones con esa casa de estudios y el 2012 se cerró la alianza.

Hasta ahora, los cuatro beneficiados por el convenio son miembros activos del Ejército.

Ellos son el coronel Marcelo Masalleras, jefe de la Zona de Bienestar de la Región Metropolitana, el teniente coronel Patricio García, comandante del Regimiento de Infantería Nº 23 "Copiapó", el teniente coronel Gabriel Alliende, quien trabaja en la Dirección de Operaciones, y el teniente coronel Cristián Lauriani, quien actualmente está cursando el magíster en Washington.

La vía que tienen para obtener el beneficio es la siguiente: el oficial postula a la universidad y si queda seleccionado puede acceder a la beca, la cual sólo costea los estudios. En ese sentido, el programa de estudios tenía un costo de US$55.000 en 2012, y actualmente asciende a US$74.340.

Según Morse, la familia Luksic entrega estos recursos a la universidad, pero no tienen ninguna injerencia en quién es seleccionado para obtener el beneficio.

Consultados desde el Ejército, indican que "con la finalidad de colaborar en la capacitación permanente de nuestro capital humano, son diversas las instituciones que entregan becas de estudios y rebajas arancelarias a los oficiales".

"A Andrónico le pareció justo que, así como cientos de docentes y estudiantes civiles habían optado a becas Luksic en universidades de alto prestigio internacional, se avanzara en un acuerdo para permitir que aquellos militares que fueran admitidos de acuerdo con los canales regulares, pudieran optar a ese financiamiento", relata Peter Morse.

Consultado sobre si, además, la beca tiene alguna relación con el hecho de que Andrónico haya realizado el Curso de Aspirante a Oficial de Reserva (CAOR) del Ejército, Morse afirma que "por supuesto que hay una relación: él es reserva del Ejército desde el 2007, estima la institución, la conoce de cerca y entendió que existía una necesidad de apoyar el desarrollo académico e intelectual del Ejército".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.