Guerra comercial: China busca acercar posiciones con Estados Unidos

Autor: Bloomberg

El presidente estadounidense aseguró que recibió una lista de Beijing, que da respuesta a parte importante de sus demandas.


Crecen las apuestas por un pronto final de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, luego que Donald Trump señaló sentirse optimista de poder resolver la disputa, ante una respuesta de Beijing favorable a sus demandas.

Las declaraciones del mandatario estadounidense llegan justo a dos semanas de la celebración del G20 en Argentina, donde se reunirá con su par chino, Xi Jinping, en un intento por dar un cierre definitivo al conflicto arancelario.

“China quiere hacer un trato, me enviaron una gran lista de cosas que están dispuestos a hacer. Es una lista grande y aún no es aceptable para mí, pero en algún punto creo que lo estamos haciendo muy bien con respecto a China”, comentó Trump a periodistas.

Aunque destacó que cumplirá con imponer barreras adicionales a productos chinos, equivalentes a US$267.000 millones, si no hay humo blanco, matizó sus palabras al precisar que “puede que no resulte necesario hacerlo”.

Según consignaron fuentes cercanas al asunto a Bloomberg, la lista presentada por el país asiático se trata en gran medida de una repetición de compromisos previos anunciados por Xi, que no aborda las demandas estadounidenses de reformas significativas a la política industrial china. Pero esta versión no caló fondo en los mercados.

Aunque Wall Street abrió ayer a la baja, el optimismo de la Casa Blanca -sobre lo que se considera uno de los mayores riesgos para la economía doméstica y mundial -logró revertir la tendencia, permitiendo alzas de 0,49% en el Dow Jones y de 0,22% en el S&P 500.

De todas maneras, algunos representantes de la comunidad empresarial de Estados Unidos siguen preocupados de que Xi pueda llevar al presidente de Estados Unidos a una negociación prolongada.

Dada la derrota de los republicanos en la Cámara de Representantes a principios de mes, hay dudas de que los chinos estén dispuestos a hacer grandes concesiones, considerando que no sería la primera vez que Beijing saca provecho de la agenda política estadounidense.

William Reinsch, un experto en comercio del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington, dijo que no le queda suficiente tiempo antes del G-20, como para concretar un acuerdo global dado las discusiones continuas y la complejidad de los problemas no resueltos.

Como resultado, dijo que el mejor escenario posible para las reuniones de Buenos Aires era que Trump y Xi entreguen la tarea de negociación de los detalles a sus principales asesores, estableciendo un límite de tiempo para cualquier conversación.

“Es difícil para mí imaginar que pueden hacerlo en una o dos reuniones y en un día resolver todas las cosas que han puesto sobre la mesa”, dijo Reinsch. “El escenario más probable es que se comprometan a negociaciones serias”, dijo, y agregó: “Y luego ese tipo de patadas puede y vemos lo que sucede”.P

Seguir leyendo