Venta de bienes durables cierra 2019 con el peor desempeño en 10 años

celulares-pantalla

"Algunos participantes confían mucho en la tecnología y se encuentran con que no pueden 'sobrevivir' sin el teléfono móvil"

Si bien en 2018 el sector también mostró un descenso, el año pasado el último trimestre registró una fuerte caída, influido por la crisis social, lo que arrastró al segmento a una baja de 3,1%.


El mercado de los bienes durables en Chile se ha mantenido bajo presión durante los últimos años. En 2018 mostró los primeros signos de rezago, con una baja de 1,8% en las ventas, cuya explicación estuvo en factores externos, como la caída registrada en la visita de turistas, principalmente argentinos.

Pero en 2019 el panorama se complicó más y el año terminó con un descenso de 3,1% en las ventas, las que se ubicaron en torno a los $2,19 billones, versus los $2,27 billones de 2018 (ver infografía).

Este resultado se instaló como el desempeño más bajo para la categoría registrado en los últimos 10 años, indicó Juan Carlos Montes, retail manager de GfK. Esta vez, la caída estuvo influenciada por el comportamiento del último trimestre del año, que mostró un retroceso de 8,9% en ventas versus el mismo periodo de 2018, en directa relación con los efectos del estallido social, agregó Montes. "De enero a septiembre, el mercado tuvo una caída de 0,8%. Si bien se veía una tendencia negativa, ésta era manejable, pero el mercado se desplomó en el último trimestre", detalló.

De hecho, las dos semanas posteriores al estallido social reflejaron una caída en las ventas de 60% y 50% respectivamente. "Muchos puntos de venta estuvieron cerrados. En la primera semana, un cuarto de los puntos de venta no tuvo transacciones porque estuvieron cerrados", explicó Montes.

Si bien en las semanas posteriores el desempeño se fue acomodando, varios retailers mantenían locales sin funcionar, afectados por saqueos o destrozos, lo que complicó el normal comportamiento del sector.

Cabe señalar que en general el último trimestre del año se caracteriza por altas ventas y también por promociones, considerando la cercanía de la Navidad. En un año normal, se hubiera esperado un buen desempeño para productos como televisores, sin embargo, la categoría cayó 22,4% entre octubre y diciembre, cerrando 2019 con una baja de 9,9%, alcanzando los $349.712 millones. Pero, a pesar de esta caída, este rubro sigue siendo una de las categorías que lidera las ventas de bienes durables en monto.

El primer lugar de las ventas fue ocupado los teléfonos móviles, que entre smartphones y phablets (teléfonos de tamaño superior a las 5,6 pulgadas) sumaron transacciones por $545.118 millones, lo que representó un alza de 0,3% en el año, aunque con un descenso de 1,4% en el cuarto trimestre. "Hay que tener en cuenta que la telefonía venía al alza, con crecimiento en el segundo y tercer trimestre y si bien cae en el último trimestre, lo hace mucho menos que el resto del mercado. Los teléfonos son, por decirlo, la categoría estrella de la industria. Es la que presenta los mejores rendimientos, es la que más se mueve y la más importante hoy en día", explicó Montes.

Alzas y bajas

Por categoría, los productos que cerraron 2019 con mejor desempeño fueron las webcam y cámaras de seguridad, con un alza de 304,9%, generando $3.372 millones en ventas. Si bien el porcentaje de crecimiento es llamativo, todavía se trata de una categoría pequeña dentro de las ventas de bienes durables (0,2%), precisó el retail manager de GfK.

La segunda categoría de mejor resultado fue la de dispositivos inteligentes como relojes, bandas y similares. "Son categorías que están tomando mayor preponderancia en la industria", sostuvo Montes. Mismo fenómeno que se replica en productos como las aspiradoras robot, que impulsaron las ventas de la categoría aspiradoras, segmento que cerró 2019 con un alza de 15%. "En general, los productos smart, como las aspiradoras robot, las cocinas inteligentes y los que facilitan la vida, son categorías que han ganado espacio y han ido creciendo", comentó Montes. Aunque siguen siendo productos de alto ticket y más relacionados con el segmento ABC1,la disminución paulatina en el precio ha hecho que también lleguen al retail mediano y comercio más pequeño, indicó.

Los ventiladores tradicionales también mostraron un buen desempeño, de la mano con el alza de las temperaturas. En el lado opuesto estuvieron los calentadores o estufas a gas, baja que se explicó por la falta de lluvia. "Todo lo que es calefacción son categorías que suben (en ventas) cuando hay lluvia. La gente no las compra por frío, las compra por lluvia", comentó.

Los sistemas de audio, tipo mini componentes o equipos de música más tradicionales también registraron una caída significativa, de la mano de artículos más modernos, como los parlantes inalámbricos y bluetooth.

Respecto de cómo se comportará el segmento de bienes durables en 2020, Montes recalcó que no es posible aventurar una estimación, menos en un contexto de volatilidad, aunque una pista la puede dar las importaciones de bienes durables, que cayeron 16% a diciembre, según el último reporte del Banco Central.

Comenta