Flujos de capitales hacia Chile tocarían máximo desde 2014

El Instituto para las Finanzas Internacionales (IIF) prevé entradas de capitales por US$ 21.700 millones en 2018.

Después de haber registrado en 2016 su nivel más bajo en la última década, los flujos de capitales foráneos hacia Chile se habrían recuperado el año pasado, situación que se extendería a 2018, según el Instituto para las Finanzas Internacionales (IIF, su sigla en inglés).

El reporte trimestral “Flujos de capitales hacia mercados emergentes” del organismo, reveló que las entradas no residentes -que incluyen la inversión extranjera directa, la inversión de portafolio en acciones y deuda y “otras” inversiones relacionadas principalmente a flujos de la banca- habrían alcanzado los US$ 20.262 millones en 2017, lo que se compara con los US$ 15.919 millones del año previo, que marcó el nivel más bajo desde 2006.

Para este ejercicio, el IIF prevé que los movimientos hacia el país subirán 7,1% hasta US$ 21.700 millones, el monto más elevado desde 2014, cuando ingresaron US$ 34.125 millones.

El componente que lideraría los flujos en 2018 es el de inversión de portafolio, que aportaría US$ 9.700 millones. En tanto, las entradas de IED y “otras” inversiones sumarían US$ 6 mil millones cada una.

Repunte regional

Chile no es el único mercado de América Latina que registraría mayores flujos desde el extranjero, ya que los otros cinco países del análisis también anotarían un alza, incluyendo Venezuela.

La aproblemada economía sudamericana experimentaría el mayor salto, al pasar desde 3.200 millones a US$ 4.300 millones, lo que representa un avance de 34,4%.

Le seguiría Brasil, cuyas entradas aumentarían desde US$ 76.067 millones a US$ 89.250 millones, es decir, un crecimiento de 17,3%.

Más atrás aparece Colombia, donde los movimientos llegarían a US$ 24.010 millones, lo que equivale a un incremento de 13,3% respecto de los US$ 21.196 millones exhibidos el año pasado.

Luego se ubica México, mercado en el que se internarían US$ 68 mil millones, lo que se compara con los US$ 60.788 millones de 2017 (un repunte de 11,9%).

Al final de la lista emerge Argentina, donde los flujos totalizarían US$ 56.800 millones, una subida de 1,3% frente a los US$ 56.084 millones del ejercicio anterior.

Con todo, las entradas hacia América Latina escalarían 11,1% hasta US$ 264.060 millones, una cifra no vista en los últimos cuatro años.

Emergentes

En tanto, los mercados emergentes habrían logrado un hito en 2017, ya que se estima que traspasaron la barrera de US$ 1 billón (millón de millones) por primera vez desde 2014.

El Instituto anticipa que el buen desempeño continuará en 2018, con los flujos trepando 5% hasta US$ 1,255 billón. Sin embargo, el IIF advirtió que el balance de riesgos parece sesgado a la baja, ya que “a medida que la liquidez global decaiga, la discriminación de los inversionistas entre los bonos y las acciones de mercados emergentes comenzará a subir”.

 

Seguir leyendo