*

Nacional
Compartida
Actualizado el 27/08/2017
Estás leyendo:28% de egresados de colegios municipales estudia con gratuidad
Educación superior

28% de egresados de colegios municipales estudia con gratuidad

Autor: María José Blanco

Más de 94 mil egresados del sistema público están liberados de pagos en la educación superior. Expertos apuntan a que aún se debe mejorar el acceso y la retención de estos jóvenes.

28% de egresados de colegios municipales estudia con gratuidad

Una de las políticas más emblemáticas que dejará la administración de la Presidenta Michelle Bachelet será la gratuidad en la educación superior. Una iniciativa que, en su segundo año de régimen, beneficia a cerca de 262 mil estudiantes, y casi un tercio de ellos (94.103) corresponde a alumnos egresados de colegios municipales.

Una cifra que, a juicio del Ministerio de Educación, confirma el sentido de la reforma que el gobierno pretende establecer, a través del proyecto de educación superior que ya logró su paso al Senado.

“Este año, 262 mil jóvenes están estudiando con gratuidad en la educación superior, lo que significa que uno de cada cuatro estudiantes de todo el sistema no tiene que pagar ni matrícula ni arancel para cursar sus estudios. Con esto se busca seguir avanzando en oportunidades para que todos los jóvenes con talento puedan acceder a la educación superior sin que su costo sea un impedimento”, explica la jefa de la división de Educación Superior, Alejandra Contreras.

Y si bien desde el Mineduc destacan que un 60% de los egresados del sistema escolar público estudian con algún beneficio financiero del Estado (197.335), un 28% del total (332.263) lo hace con gratuidad (ver infografía).

El Ejecutivo proyecta que esta cifra aumente, ya que el próximo año pretende extender el beneficio de la gratuidad desde el quinto al sexto decil de ingresos familiares.

Para el académico de la Facultad de Educación de la U. Católica, Sergio Martinic, las cifras que expone el Mineduc representan “un gran logro desde el punto de vista de que son jóvenes que tienen las capacidades, pero no las oportunidades de estudiar, principalmente por un factor económico”. Sin embargo, agrega que “existen mayores aspiraciones respecto al porcentaje de alumnos que se beneficiaría con la gratuidad. Esto se debe a la promesa de que hay que llegar al 60% de los alumnos más vulnerables del sistema terciario. Todavía estamos al debe, porque se ha demostrado que si los jóvenes del sector municipal tienen el apoyo, les va bien al igual que los que no tienen problemas económicos”, argumenta.

A pesar de que los métodos de ayuda en torno al financiamiento han generado un aumento en el número de matrículas de la educación superior, sigue siendo un tema de debate la forma en que los jóvenes deben acceder a ella. Mathias Gómez, investigador de Educación 2020, cree que el estudiante de educación pública debiese tener las mismas oportunidades que uno de un colegio particular pagado. “Hoy vemos que acceden menos del sector público en comparación con el privado, por tanto debe existir algún sesgo. Y creemos que tiene que ver principalmente en cómo está estructurada la Prueba de Selección Universitaria (PSU), y también porque hay problemas de calidad en la educación. Esto demuestra que todavía hay una tarea por hacer: garantizar que se mantenga la misma proporción de acceso de estudiantes que provienen de colegios públicos como de privados”, señala.

Otro aspecto relevante es la retención de los jóvenes una vez que logran acceder a la educación superior. “Además de elevar realistamente el número de beneficiados con gratuidad, es necesario diseñar apoyos complementarios que aseguren que aquellos alumnos podrán desenvolverse académicamente y, con ello, lograr titularse”, agrega el exministro de Estado e investigador de la U. Diego Portales, Joaquín Brunner.

Evolución

En 2008, 182.470 egresados de colegios municipales se matricularon en educación superior, cifra que hoy casi se duplica (82%). Raúl Figueroa, director ejecutivo de Acción Educar y exasesor en el gobierno de Sebastián Piñera, explica que se debe a la implementación de los sistemas de financiamiento.

“La evolución está muy correlacionada al diseño de instrumentos de becas y créditos. Los datos revelan que la participación de jóvenes con gratuidad mantiene la tendencia de participación de los de menores ingresos en educación superior. Uno podría señalar entonces que, si se hubiese mantenido la lógica de becas y créditos sin la política de gratuidad, la tendencia probablemente habría sido muy similar”, indica Figueroa.

En tanto, Gómez señala que “el Crédito con Aval del Estado (CAE) impulsó gran parte del crecimiento durante los últimos 10 años. El problema es que hoy vemos las consecuencias de un alto nivel de endeudamiento y morosidad, por eso hay que mejorarlo”.

Para la ver en detalle la infografía, haz click aquí o en la imagen

nac-educacion-publica

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital