*

Mundo
Compartida
Actualizado el 07/12/2017
Estás leyendo:Orden de detención contra Cristina K genera un terremoto político en Argentina

Orden de detención contra Cristina K genera un terremoto político en Argentina

Autor: Constanza Cruz D.

El juez Claudio Bonadio exigió al Senado quitarle la inmunidad a la ex mandataria por el caso AMIA. Sin embargo, no existirían los votos necesarios para desaforarla, según el diario Clarín.

Orden de detención contra Cristina K genera un terremoto político en Argentina
Cristina Fernández jura como senadora en el Congreso, el 29 de noviembre, en Buenos Aires.

Hace poco más de una semana que asumió formalmente como senadora y ya la ex Presidenta Cristina Fernández ha provocado toda una tormenta política en su país. Esto porque el juez Claudio Bonadio pidió este jueves a la Cámara Alta que le quite el fuero parlamentario que protege a la ex mandataria. Bonadio procesó a Cristina K y ordenó su detención por presunto encubrimiento de iraníes acusados del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ocurrido en 1994. Además, la acusó de montar un “plan criminal orquestado” y de “traición a la patria”, uno de los delitos castigados con mayor dureza por la ley transandina. Así, Cristina sumó su quinto proceso judicial.

El caso AMIA se remonta al 18 de julio de 1994, cuando estalló un autobomba en Buenos Aires, lo que provocó la muerte de 85 personas frente a la mutual judía. En enero de 2015, el expediente judicial fue abierto por la denuncia que el fiscal Alberto Nisman realizó contra Fernández y varios miembros de su gobierno. Cuatro días después Nisman fue encontrado muerto. A pesar de que en un primer momento se habló de un suicidio, el último peritaje, dado a conocer en septiembre, concluyó que el fiscal fue asesinado por dos personas luego de hacerlo ingerir ketamina.

Hace poco más de un mes, Cristina K declaró por la causa AMIA. Tras el dictamen de Bonadio, el caso quedó en manos del Senado, que tendrá que votar para quitarle la inmunidad a la ex Presidenta. El juez Bonadio también ordenó un embargo de US$ 2,88 millones.

La actual senadora realizó una conferencia de prensa donde señaló que las acusaciones eran un “verdadero exceso” que “viola el estado de derecho”. Además, dijo que “inventaron una causa judicial” y que era “sin fundamentos”. Cristina K apuntó directamente contra el Presidente Mauricio Macri, de quien aseguró que era el “máximo responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición”. Esto, dijo, es una “orquestación política” y “Macri es el director de la orquesta”. “No quieren que nuestra voz esté en el Senado, pero no nos vamos a callar”, afirmó.

Inmunidad

Según el diario Clarín, Cristina K puede estar tranquila, por ahora, ya que no existen los votos necesarios para desaforarla. Además, actualmente el Congreso se encuentra en receso, por lo que aún no podrá ser votado.

Para que a Cristina Fernández le quiten su inmunidad parlamentaria se necesita el apoyo de dos tercios de los senadores, es decir 48 votos. El miércoles el peronismo se dividió en dos bancadas: por un lado 25 senadores quedaron liderados por Miguel Pichetto y otros ocho en el bando de Cristina K. Pichetto, el líder del bloque Justicialista del Senado, descartó votar a favor del desafuero. “No corresponde pedir prisión preventiva” para Cristina, dijo. Si el resto de los 39 senadores votan a favor de quitarle la protección, de igual forma no se llegaría al número exigido.

La situación que vive la ex Presidenta es similar a lo que ocurrió con Julio De Vido, ex ministro de Planificación del kirchnerismo y que fue desaforado en octubre como diputado por múltiples causas de corrupción en su contra.

De Vido perdió su inmunidad tras el voto de 176 legisladores, entre ellos una diputada K. La gran mayoría de los legisladores kirchneristas se ausentaron de la sesión y sólo hubo una abstención.

Además de Cristina K, Bonadio dictó este jueves otros procesamientos contra importantes figuras de su administración por el caso AMIA, como el ex canciller Héctor Timerman, a quien se le dio arresto domiciliario debido a su delicado estado de salud.

Uno de los golpes más fuertes para el kirchnerismo fue la detención de Carlos Zannini, ex secretario Legal y Técnico durante los 12 años de la gestión K. Zannini fue detenido n Río Gallegos por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA. El 23 de octubre, Zannini negó todos los cargos en su contra y los supuestos vínculos con Irán. También fue detenido por la misma razón el dirgente social Luis D’Elía.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital