Camilo Sesto en manos del nuevo pop español

camilo-sesto-vivir-asi

Hace solo un año el astro seguía lleno de proyectos y planes para su carrera. Teniendo como excusa los 40 años del álbum Sentimientos, dejó en manos de una de las mentes más brillantes de la música española uno de sus clásicos.


Desde hace un par de décadas, el espíritu de Camilo Blanes resentía los cambios.

Vivía en la misma casa desde 1975, dio su último concierto en territorio español en 2010 y sus actividades consistían en escuchar música, regar su jardín y, si la oferta era buena, viajar hacia Sudamérica a realizar "shows de despedida" que se extendieron hasta un par de años antes de su muerte.

Era básicamente un ermitaño en su mansión.

Si ya en sus días de glorias era reacio a colaborar -escribió casi la totalidad de sus éxitos en solitario y apenas accedía a trabajar con algunos arreglistas-, su vida alejada de los focos lo fue distanciando de la propia escuela musical que fundó.

Eso hasta que Sony Music, el sello que administra su legado, le puso enfrente a Guille Milkyway, una de las mentes más brillantes del pop ibérico.

Gracias a su trabajo personal bajo el nombre colectivo de La Casa Azul y su minuciosa habilidad para tomar melodías y hacerlas irresistibles, Camilo se abrió a conversar.

A 30 años de su muerte, fue el productor quien trajo de vuelta la voz de Nino para entregar un nuevo álbum titulado En libertad.

Con nuevos arreglos, siempre respetuosos a su legado, y recuperando masters viejos, el DJ volvió a poner en la palestra clásicos como "América América" y "Cartas Amarillas".

"En ningún caso podría haber hecho algo que agrediese a los fans de Nino Bravo de siempre porque yo soy uno de ellos" dijo a la prensa española.

Seguramente, el trabajo que hizo Milkyway con Nino Bravo lo terminó por convencer.

A comienzos de 2018, Guille accedió a las cintas originales de "Vivir así es morir de amor" con una excusa simple pero efectiva. Había que hacer sonar en estándares actuales uno de los singles más exitosos de Sesto. ¿La sombra? 13 millones de álbumes vendidos en la edición original de Sentimientos (1978).

Estoy harto de rodar

El 14 de septiembre de 2018, La Casa Azul hizo que Camilo Sesto volviera a las estanterías con material de tintes inéditos.

Desde Alma (2002), el alicantino sólo se había dedicado a empacar una y otra vez sus éxitos de antaño en recopilatorios con nula curatoría. Ahora sonaba distinto.

Un maxi single 12' en vinilo y la edición digital de todo su contenido fue puesto a disposición de sus fanáticas clásicas y un público millennial que, gracias al revival del español a comienzos de siglo, conocía perfectamente sus canciones.

El single fue editado en seis versiones: Original disco Mix (normal e instrumental), un Radio Edit, Extended disco Mix (normal e instrumental, con duración de casi siete minutos) y una remasterización del track original.

https://youtu.be/X-wfJ_dycEY

Quiero ser algo más que eso

La admiración de Guille por Camilo quedó al descubierto sin filtro en las notas adjuntas en el disco.

"Camilo Sesto es una pieza clave en la historia de la música pop en español, un músico excepcional que definió el sonido de la canción romántica, sentó las bases de la música melódica española y la proyectó internacionalmente con una potencia nunca antes vista".

"Su dimensión tanto de compositor como de productor ha estado muchas veces eclipsada por su faceta interpretativa".

"Camilo canta "siempre me voy a enamorar de quien de mí no se enamora" de forma innegablemente directa y con una contundencia radical. ¿Quién no se ha sentido así alguna vez?, y más importante aún… ¿Quién no ha querido cantar la injusticia e impotencia de ese sentimiento como si le fuera la vida en ello?", son algunas de sus palabras.

"La canción nunca dejó de ser parte del público. Les sirvió de grito, de desahogo, el 'Ya no puedo más, y siempre se repite la misma historia", dijo el mismísimo Sesto, muchos años antes en conversación con El Mercurio.

[caption id="attachment_98365" align="aligncenter" width="1200"]

"Antes de grabarla ya tenía todos los ingredientes necesarios para ser un éxito... fuerza y ritmo", Camilo Sesto en las notas del disco.[/caption]

Siempre se repite la misma historia

En las últimas décadas, "Vivir así es morir de amor" fue versionada por El Canto del Loco, Vicentico y Shaila Dúrcal, la hija de Rocío, acaso la más grande confidente del español.

La relación con Dúrcal, la española más mexicana de la historia, fue íntima y de admiración mutua. En todas las entrevistas que dio tras el fatal cáncer que le quitó la vida en 2003, se veía en la obligación de recordarla.

"Cuando murió, dejé pasar mucho tiempo sin escucharla porque no podía. Me emocionaba. Era mi ídolo", dijo en su entrevista final.

La edición del maxi single emuló la clásica carátula impresa por Ariola en 1978 y vendió casi toda la partida limitada que puso a disposición el sello.

[caption id="attachment_98367" align="aligncenter" width="960"]

Camilo Sesto firmando el disco que lanzó junto a La Casa Azul, en 2018.[/caption]

Gracias a este nuevo éxito, Sesto accedió a un viejo deseo de su discográfica: llevar sus viejas glorias a un formato ambicioso y grandilocuente. Aquel,  el último de sus contratos firmados en vida, sirvió también como su última aparición en público.

Aquel disco, editado en diciembre de 2018 como Camilo Sinfónico, pasó a la historia como su trabajo final. Curiosamente, se fue más acompañado que nunca.

https://youtu.be/ciBwjG2WFXY

Comenta