El día en que el Mundial de Qatar le costó un duro castigo a Harold Mayne-Nicholls

A_UNO_1069246.jpg

Harold Mayne-Nicholls, en su paso por Blanco y Negro (Foto: Agenciauno)

En la entrevista que le concedió a La Tercera, el ex presidente de la ANFP y funcionario de la FIFA recordó la sanción que recibió a propósito de la realización del evento que hoy está en pleno desarrollo. Enfatizó en que, luego, el TAS redujo considerablemente la pena.



Harold Mayne-Nicholls está en Qatar. O vuelve a estarlo. Ahora, eso sí, en un plano completamente distinto: concurrió al Mundial como comentarista para Chilevisión, una tarea que, con seguridad, le evocará sus tiempos en el periodismo. El sitio le traerá otros recuerdos, que repasó en la entrevista que le concedió a La Tercera, que fue publicada el domingo. “El perjuicio por Qatar es evidente, porque usted pone mi nombre en Google y va a salir la sanción que me dieron. No sale que el TAS encontró que era un absurdo y la redujo a cero. El perjuicio está, pero si tuviera que volver atrás, diría exactamente lo mismo: en mayo o junio no se puede jugar con el calor de Qatar. Es tan así que cuatro años después, la FIFA cambió la fecha. Pero a mí la sanción no me la sacó nadie. O me la sacó el TAS”, enfatizó durante el diálogo.

Es evidente que tuvo un alto costo para mí. Y es evidente, porque así hay escritos, que la FIFA me anunció que si seguía planteando que no se podía jugar en verano me tenía que atener a las consecuencias. Y las consecuencias fueron una sanción de siete años, en donde festinaron como diario”, disparó, para contextualizar las sensaciones que le produjo el caso.

Hay que remontarse a julio de 2015 para entender las palabras del ex timonel del fútbol chileno. Por esos días, la FIFA lo condenó a siete años de inactividad. Según el organismo, el directivo antofagastino infringió los artículos 13 (Reglas generales de conducta), 15 (Lealtad), 19 (Conflicto de intereses) y 20 (Aceptación y ofrecimiento de obsequios y otros beneficios) al pedir “favores personales para familiares cuando presidía la comisión de evaluación sin actuar en interés de FIFA”. El 22 de abril de 2016 la Comisión de Apelación de la FIFA estimó en parte su recurso y redujo de siete a tres años el periodo de sanción.

Gales, antes del inicio del duelo frente a Estados Unidos (Foto: Reuters)

El informe García

A fines de junio del mismo año, la FIFA hizo público el Informe García, que debe su nombre a que fue elaborado por el fiscal estadounidense Michael García, quien condujo las indagatorias. Su contenido incluye la investigación para las adjudicaciones de los mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022. La letra K del capítulo 10, que se refiere a la asignación del evento a los asiáticos, menciona a Mayne-Nicholls, presidente de la comisión evaluadora. El documento consigna que el dirigente chileno buscó conseguir beneficios para sus familiares y el gimnasta Tomás González a través de un personero ligado a la postulación qatarí: el director de la Academia Aspire de Qatar, Andreas Bleicher.

Dos años antes, en 2013, Mayne-Nicholls había manifestado sus reparos respecto de la realización del torneo en pleno verano en el país árabe, por las altas temperaturas. “Si la jugáramos en mayo y junio, (la Copa del Mundo) podría partir el 20 de mayo y terminar el 19 de junio, cuando el clima debiese estar cálido pero no con el calor de julio. La final de la Liga de Campeones podría ser el 30 de abril”, fue su propuesta.

“¿Tienes la posibilidad de recibir en el nivel de fútbol a mi hijo Oliver que es delantero, mi sobrino Nicolás que es arquero durante enero y febrero para verlos y evaluarlos?… Además mi cuñado, antiguo jugador de Copa Davis, estuvo de vacaciones en Qatar un par de veces y él está realmente interesado en tener la posibilidad de ser técnico de tenis profesional en Qatar. ¿Puedo darle tu correo y le puedes informar sobre alguna posibilidad?”, le escribió Mayne-Nicholls a Bleicher según se desprende del texto. En septiembre de 2010, recibió respuesta: “Sería un honor para nosotros recibir a tu hijo y a tu sobrino para una evaluación en fútbol y entrenamiento en Aspire”. También se le abrió la posibilidad de un contacto para su pariente político.

Mayne-Nicholls pidió otro favor: recibir en la citada academia a juveniles de Arica, Iquique, Antofagasta, Calama, El Salvador y Copiapó a modo de intercambio. Para esa solicitud, la respuesta fue negativa. La FIFA determinó que ahí termina la comunicación.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, habla en la inauguración del Mundial (Foto: Reuters)

Un correo enviado el 25 de mayo de 2011 que menciona al gimnasta Tomás González revela la insistencia de Mayne-Nicholls. “Mayne-Nicholls que ya había dejado la presidencia de la ANFP y que estaba en el proceso de formar una fundación relacionada a deportistas jóvenes escribió que ‘me gustaría mucho discutir contigo la posibilidad de un acuerdo de cooperación entre nuestra Fundación y Aspire’…'me gustaría saber si el gimnasta chileno Tomás González estará capacitado en entrenar en Aspire’”, sostiene Bleicher. A las dos semanas, se produjo la respuesta, en términos formales. “Discutiremos la posibilidad de cooperación (con la fundación) a su debido tiempo...”. El eventual respaldo para Tomás González quedaría en mano de la federación qatarí”, consigna.

El fallo del TAS

En julio de 2017, el TAS estimó que la inactividad por años que había cumplido “representa una sanción apropiada y proporcional”. Es justamente el último dictamen al que alude el ex vicepresidente ejecutivo de Blanco y Negro cuando sostiene que el máximo tribunal deportivo redujo la condena “a cero”. Los árbitros del máximo tribunal deportivo, el alemán Martin Schimke, como presidente; el belga Bernard Hanotiau y el italiano Luigi Fumagalli concluyeron que la inactividad por dos años era suficiente como escarmiento. “Representa una sanción apropiada y proporcional”, plantearon en su dictamen.

Ante los jueces, Mayne-Nicholls defendió enérgicamente su trabajo, postulando que había liderado “un trabajo honesto”. “No era un trabajo de una única persona. Y si hubiese querido influir en cualquier sentido en alguna de las nueve candidaturas, el resto se habría resistido. Lideré un trabajo honesto, serio, profesional y con conclusiones claras”, señaló entonces.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.