Federer vuelve al quirófano: se someterá a una tercera cirugía en su rodilla derecha

El último partido de Federer fue en los cuartos de final de Wimbledon. (Photo by AELTC/Edward Whitaker / POOL / AFP)

El suizo vuelve a recaer de la lesión que lo tiene prácticamente sin jugar desde marzo de 2020. Su presencia en Roland Garros y Wimbledon ilusionó, pero tras conversar con sus médicos tomó la decisión de volver a operarse. Queda fuera del US Open y probablemente de todo lo que resta de temporada.


Roger Federer sigue sin poder dejar atrás la lesión de rodilla que lo ha tenido prácticamente sin jugar durante el último año y medio. Su reaparición en el circuito en mayo ilusionó, pero fue solo un espejismo. Tras la derrota en Wimbledon los dolores volvieron y hoy, luego de haber discutido con su cuerpo médico, tomó la decisión de operarse por tercera vez la zona afectada. Será baja por varios meses, descartando su presencia en el US Open y probablemente en lo que resta de temporada.

“Para sentirme bien en el mediano y largo plazo necesito cirugía y decidí hacerlo. Voy a estar en recuperación varias semanas y también estaré fuera de las canchas por hartos meses. Será difícil, pero al mismo tiempo sé es que lo que debo hacer, porque quiero estar saludable”, explicó en un video el ganador de 20 Grand Slam.

Además fue honesto con sus sensaciones de cara a este nuevo procedimiento. “Quiero tener un rayo de esperanza de volver al Tour de alguna forma. Soy realista, no me malinterpreten, sé lo difícil que es hacer otra cirugía a esta edad, pero voy a intentarlo”, sentenció Federer.

Una decisión que suma otro capítulo en una de las historias más complicadas de su carrera. Cuando en febrero de 2020 anunció que se operaría de su rodilla derecha, pocos pensaban que la lesión lo tendría tanto tiempo marginado. Recién volvió en marzo de 2021, en el Doha Open donde perdió en segunda ronda. Después de eso volvería a las pistas en mayo para jugar el Genova Open. De ahí, Roland Garros, Halle y Wimbledon. Solo 13 partidos en cinco meses.

Pero esta decisión, en el fondo no sorprende. Desde su eliminación en el Grand Slam británico, Federer había sido muy cauteloso con las declaraciones en torno a su calendario. Ya se había bajado de los Juegos Olímpicos y de los Masters 1000 previos al Abierto de Estados Unidos.

Incluso hace unos días, el periódico suizo Blick le hizo una entrevista y le preguntaron sobre su presencia en el US Open. “Hace mucho que no hago nada por culpa de mi rodilla. Después de Wimbledon, primero tuve que dejar que todo se resolviera. Esta semana me reuniré con mis médicos y mi equipo y luego veremos qué sucede a continuación. Por el momento, todo es todavía un poco incierto”, confesó Rog. Lo más probable es que durante esa conversación, el helvético ya meditaba su vuelta al quirófano.

Sigue en El Deportivo:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.