La querella contra maristas que apunta al sacerdote Cristián Precht

Imagen Fachada Instituto Alonso de Ercilla- (41161629)

Cinco presuntas víctimas de abusos por parte de religiosos presentaron primera querella criminal. La congregación dijo, mediante un comunicado, que "es la vía adecuada para ejercer su derecho".




"Apoyamos la decisión de acudir a los tribunales tras meses de acusaciones, siguiendo así las acciones que la Congregación misma ha desarrollado en todo este tiempo, al presentar todos los antecedentes al Ministerio Público. Nos parece que es la vía adecuada por la cual podrán ejercer sus derechos y aportar los medios de prueba que acrediten la efectividad de la ocurrencia de sus denuncias".

Así dice el comunicado que la Congregación de Hermanos Maristas emitió ayer, a raíz de la querella criminal que un grupo de víctimas de presuntos abusos sexuales presentó contra religiosos de la orden.

Dentro de las personas a las cuales apunta la querella está el sacerdote Cristián Precht, ex vicario de la Solidaridad, quien en diciembre de 2017 cumplió una condena canónica de cinco años por abusos. Otros religiosos mencionados como eventuales responsables son Adolfo Fuentes, Abel Pérez, Sergio Uribe y Germán Chaves, así como también "contra todos quienes resulten responsables", dice el recurso. Los presuntos delitos aducidos son asociación ilícita, violación impropia, abuso sexual impropio, abuso sexual propio y favorecimiento de la prostitución de menores.

Dos de los querellantes, Eneas Espinoza y Jaime Concha, son quienes denuncian los presuntos abusos de Precht. En la querella se describen algunos episodios de "tocaciones en distintas partes del cuerpo", entre otros.

La última aparición pública de los denunciantes maristas fue el 26 de febrero pasado, cuando un grupo se reunió con Charles Scicluna, el enviado por el Papa a recopilar información sobre el caso del obispo de Osorno, Juan Barros. Paralelo a eso, algunos ya han declarado en el proceso canónico que lleva adelante el sacerdote David Albornoz, instructor designado para indagar el caso (hoy declara Jaime Concha).

Aparte de la arista religiosa, la Fiscalía Sur también está recopilando antecedentes tras las denuncias efectuadas por la propia congregación.

Respecto de la querella, la congregación marista agregó que "nos parece que es la vía adecuada por la cual podrán ejercer sus derechos y aportar los medios de prueba que acrediten la efectividad de la ocurrencia de sus denuncias". Añadió que "también los miembros de la congregación aludidos -la mayoría de los cuales niega estas imputaciones- podrán ejercer su legítimo derecho a defensa, en un debido proceso ante los tribunales de justicia".

Diligencias

En la acción penal interpuesta, los querellantes solicitan "despachar orden de investigar a la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones de Chile, con facultades para citar y tomar declaración extrajudicial a todos los testigos e imputados".

Asimismo, piden que se envíe una citación judicial "a la brevedad y con carácter de urgente", y bajo el rótulo de "imputados", a los cinco querellados. Además de que se tome declaración a otras ocho personas en calidad de testigos.

Adjuntaron en la acción penal, como evidencia, la carta que los maristas enviaron a Eneas Espinoza y Jaime Concha, en la cual se les pedía perdón. Y la carta emitida por el representante del provincial marista, Ernesto Reyes Plaza, dirigida a la comunidad marista.

Comenta