Las cinco mejores comunas en la PSU están al oriente de la RM

Imagen POSTULACIONES UNIVERS (24548039)

Vitacura es la que más sobresale. Académicos de la UC dicen que los sesgos entre zonas acomodadas y pobres deben ser considerados en el futuro sistema de acceso.




De las 20 comunas que tuvieron mejores resultados en la PSU, la mitad se ubica en la Región Metropolitana, y las cinco primeras están en la zona oriente. Así se observa de los resultados del examen, entregados ayer por el Consejo de Rectores y que fueron analizados por la Universidad Católica para La Tercera.

Vitacura y Lo Barnechea encabezan el listado a nivel país, con un promedio PSU mayor a 600 puntos, que se correlaciona con la predominancia de colegios particulares pagados de la zona oriente que lograron el máximo desempeño.

Raúl Torrealba, alcalde de Vitacura, dice que el ambiente escolar es la clave para lograr buenos resultados. "Hemos desarrollado distintos programas para poder crear un ambiente óptimo de aprendizaje. Si bien la calidad de los profesores es muy importante, también hemos trabajado para que los estudiantes se sientan cómodos y seguros", explica.

Esta fue la penúltima PSU, pues en 2020 debiera existir otro sistema de acceso, según la Ley de Educación Superior. Pero en estos años, los resultados no han variado lo suficiente. Por ejemplo, la brecha entre colegios municipales y particulares pagados fue de 127 puntos, y hace dos años era de 131.

Juan Larraín, vicerrector académico de la U. Católica, explica que "a grandes rasgos, la fortaleza de la PSU es que es un sistema transparente, que permite procesos rápidos y eficientes. Pero hemos aprendido que sigue teniendo un sesgo que favorece a los estudiantes que han tenido más oportunidades, y eso es algo que tenemos que trabajar".

Entre los resultados, también se advierte que 86.838 personas obtuvieron menos de 450 puntos, que es el mínimo requerido para postular a las 41 universidades del Sistema Único de Admisión (SUA). Esto equivale a un tercio de quienes rindieron la prueba, y es un porcentaje constante año a año, por ser este un examen estandarizado. Pero más allá de las estadísticas, son personas que quedan sin la opción de postular.

Juan Echeverría, director de Admisión de la U. Católica, cree que ese tercio "es una señal de alarma para el sistema educacional. La distribución normal de puntajes explicaría eso, pero no deja de ser preocupante que esos estudiantes no tengan posibilidad de acceder a la educación universitaria y se concentran en colegios con financiamiento público".

Daniel Ríos, académico del Departamento de Educación de la U. de Santiago, cree por su parte que estos datos "una vez más muestran la segmentación que tiene el sistema educacional chileno, en donde los estudiantes que asisten a los colegios de las comunas de Santiago más acomodadas tienen mejores resultados. Digamos que el hecho de que un tercio de los estudiantes que no obtienen un promedio que les permita postular muestra también el fracaso que hemos tenido en las políticas públicas", agrega.

Y Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, afirma que "esta es una prueba que viene a confirmar su carácter clasista, centralista y machista. Nosotros creemos que es claro el sesgo que tiene esta prueba en esos tres sentidos. Y finalmente, tiene un sesgo centralista muy irritante cuando el 60,7% de los puntajes nacionales son de la Región Metropolitana, en circunstancias que esta región representa solo el 38,5% de la matrícula".

Comenta