Papa Francisco acepta renuncia de cardenal Ezzati

Ezzati
Foto: Mario Tellez

En su reemplazo nombró al obispo Celestino Aós como administrador apostólico sede vacante de Santiago de Chile.


Esta mañana la Nunciatura Apostólica en Chile comunicó que el papa Francisco ha aceptado la renuncia presentada por el cardenal Ricardo Ezzati y ha nombrado como administrador apostólico sede vacante de la arquidiócesis de Santiago de Chile al obispo Celestino Aós Braco.

Según se indica, Aós, es capuchino de nacionalidad española, psicólogo y con vasta experiencia en justicia eclesiástica, hasta ahora obispo de Copiapó, servicio que deja para asumir su responsabilidad en la arquidiócesis capitalina.

La decisión de la Santa Sede se da en medio de la investigación del fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, contra Ezzati por presunto encubrimiento de abuso sexuales de menores de edad de parte de miembros de la Iglesia.

Ayer la Octava Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, decidió rechazar la petición de sobreseimiento definitivo realizada por la defensa del cardenal y exarzobispo de Santiago Ricardo Ezzati.

Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de abusos del sacerdote Fernando Karadima y que ha sido muy crítico con el papel de Ezzati, celebró su salida en su cuenta de Twitter y expresó su deseo de que el arzobispo “y su banda” respondan ante la justicia “antes de escapar del país”.

Carrera eclesiástica

El prelado ingresó como aspirante en la Orden de los Frailes Menores Capuchinos en España en 1955 hasta que finalmente fue ordenado como sacerdote en 1968. Durante ese periodo además realizó sus estudios filosóficos y teológicos en Zaragoza.

Entre 1972 y 1980 hizo cursos de especialización en la Universidad de Zaragoza y después en la Universidad de Barcelona, donde obtuvo la Licenciatura en Psicología. Ya a inicios de 1980 recibió una beca para estudiar en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Tres años después fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de Longaví y posteriormente fue elegido Superior de la comunidad capuchina de Los Ángeles (diócesis de Santa María de los Ángeles).

De ahí, el religioso fue designado como párroco de la parroquia San Miguel en Viña del Mar, siendo además Superior de la comunidad de la Orden de la Frailes Menores Capuchinos en el sector de Recreo, en Viña del Mar.

Aós además se desempeñó como tesorero de la Asociación Chilena de Derecho canónico; promotor de justicia en el tribunal eclesiástico de Valparaíso; psicólogo y juez en el tribunal eclesiástico interdiocesano de Concepción; miembro de tribunales especiales para estudiar procesos históricos en causas para beatificación y canonización, entre ellos le correspondió estudiar el milagro para la canonización del sacerdote Alberto Hurtado.

El obispo Celestino Aós es miembro de la Comisión Episcopal de Relaciones con Conferre (Conferencia de Religiosas y Religiosos de Chile) y presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Presbiteral.

#Tags


Seguir leyendo