Hoja de ruta: transformación digital para la reactivación económica



Por Sergio Rademacher, gerente general Microsoft Chile, y Pedro Bouchon, vicerrector de Investigación UC y presidente del Consejo Directivo del Centro de Innovación UC

El éxito en la implementación de herramientas digitales es tan heterogéneo como las tareas que ellas buscan transformar en una organización. En el contexto de pandemia, en el que la tecnología ha sido fundamental para la operación continua de gobiernos y compañías, esto ha significado repensar paradigmas.

Se trata de un desafío que enfrentan hoy prácticamente todas las organizaciones que buscan poner en marcha o acelerar su transformación digital, incluyendo las universitarias. Y es también uno de los principales gatillantes del Consejo Asesor para la Reactivación Digital, que impulsa el Centro de Innovación UC junto a Microsoft Chile, para estimular una reactivación integral de las organizaciones, a través de la incorporación de soluciones tecnológicas y del uso más eficiente e intensivo de la tecnología.

Luego de meses de trabajo, nos encontramos ad portas de la publicación de una hoja de ruta, que busca entregar un diagnóstico compartido y un set de proyectos e iniciativas para estimular la reactivación económica en cuatro áreas de trabajo: brecha digital (alfabetización e infraestructura); tecnología y datos; modelos organizacionales y cultura digital; y talento digital. Estas áreas ciertamente son de interés para todo tipo de empresa, pero asumen un rol preponderante en el sector de las Pymes.

El contundente plan de trabajo elaborado en conjunto demuestra que la unión entre expertos del mundo público, privado y académico puede generar impacto en toda la sociedad. Fruto de estas mesas técnicas ya existe un portafolio de proyectos enmarcados en formación escolar en disciplinas STEM; programas de capacitación de profesionales para un nuevo talento digital; y la creación de una plataforma de autoevaluación, conexión con Pymes proveedoras y contratación de productos y servicios para la transformación digital; entre otros.

En una primera instancia, a través de las cuatro iniciativas priorizadas, se podría impactar a cerca de 50.000 personas, para luego potencialmente escalar y llegar a 2.500.000 de personas. Esto, a través de iniciativas orientadas a la generación de ciudadanos digitales, la formación de capital humano especializado y la transformación digital de un grupo importante de Pymes.

Cada uno de estos proyectos acoge interrogantes multidimensionales que solo podrán abordarse de manera mancomunada. ¿Cuáles son las competencias habilitantes en una sociedad digital y cómo cerraremos sus brechas en nuestra sociedad? ¿La educación escolar y superior está formando los perfiles de los profesionales para una economía digital? ¿Qué modelos organizacionales debiéramos privilegiar en esta transformación? Y ¿somos capaces de apropiarnos de la evidencia basada en datos, para una mejor toma de decisiones?

Para responderlas, debemos democratizar la tecnología, lo que dependerá tanto de la inversión en investigación y desarrollo para generar la siguiente ola de herramientas digitales, como también en una educación habilitante para las mismas. Por esta razón, para generar más oportunidades en nuestro país, la recuperación económica necesita que industrias, gobierno y academia se apropien de la transformación digital. Confiamos en que la hoja de ruta para la reactivación digital entregará importantes pasos para ello, para así contribuir al desarrollo sostenible de Chile.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.