Más y mejor democracia

mujeres



SEÑOR DIRECTOR

Los movimientos feministas diversos nos hemos ganado el derecho a profundizar y mejorar nuestra democracia. El estallido político-social del 18 de octubre, y sus demandas por un país que supere las desigualdades estructurales que nos afectan, las violaciones a los derechos humanos que en ese contexto se cometieron contra mujeres y niñas, y ahora, una pandemia que termina de desnudar el impacto que tiene el modelo neoliberal y patriarcal en la vida cotidiana de las mujeres, nos permiten afirmar la necesidad de avanzar hacia un nuevo pacto social, económico y político que ponga en el centro la igualdad de género y los derechos de las mujeres.

Exigimos una democracia que respete la vida y la dignidad de todas las diversidades de mujeres que conformamos esta comunidad política y que se reconozca el impacto de la multiplicidad de discriminaciones que nos afectan. Necesitamos una democracia que reconozca el rol fundamental que cumplimos en la sostenibilidad de la vida. Exigimos una democracia que redistribuya el poder entre todas las personas que hacemos parte de esta comunidad llamada Chile. Anhelamos una democracia que preserve sus recursos naturales en el tiempo y una nueva forma de relación con la naturaleza. Hoy, más que nunca, estamos conscientes de nuestra historia de lucha, de lo que somos capaces y no vamos a renunciar a la construcción de un país más justo y solidario, más feminista.

A menos de 80 días del plebiscito que habilitará el inicio del proceso constituyente, las feministas exigimos al gobierno generar las condiciones que garanticen a la población seguridad y la más amplia participación el 25 de octubre, para lo cual es fundamental convocar a las distintas actorías políticas y sociales.

Lorena Fries

Presidenta de Corporación Humanas

Teresa Valdés

Coordinadora del Observatorio de Género y Equidad

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.