Identidad de género: diputados RN se suman a presión UDI para no incluir a menores de edad

hernán_larraín

Casi la mitad de la bancada firmó una declaración en la que se advierte un "rotundo rechazo". Además, emplazaron a Piñera a conversar "internamente". En almuerzo con la UDI, Larraín sondeó posibilidad de legislar para menores entre 16 y 18 años, pero no hubo respaldo.




Los ministros Hernán Larraín (Justicia) y Gonzalo Blumel (Segpres) estaban en el Congreso, en Valparaíso, cuando un grupo de diputados de RN llegaba al salón principal de la Cámara para leer una declaración en contra del proyecto de identidad de género.

"Queremos invitar al Presidente Piñera a que discutamos internamente", decía la diputada Ximena Ossandón, quien firmó, junto a otros 16 diputados de RN, como Diego Schalper, Bernardo Berger, Catalina del Real, Eduardo Durán, Francisco Eguiguren, Camila Flores, René García, Harry Jürgensen, Karin Luck, Miguel Mellado, Francesca Muñoz, Luis Pardo, Jorge Rathgeb, Hugo Rey, Leonidas Romero y Cristóbal Urruticoechea, un texto en el que manifiestan su "rotundo rechazo" a que se permita cambiar registralmente el sexo a menores de edad.

El tema ha sido motivo de tensión en Chile Vamos, pues la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, ha sugerido que el gobierno no presente indicaciones al proyecto que está en comisión mixta.

El nudo se debe a que no hay consenso en el oficialismo respecto de incorporar en la legislación a menores de edad. "Me transformé en la niñita símbolo de este tema", dijo el martes la senadora, quien también forma parte de la comisión mixta junto a otros parlamentarios, como Jaime Bellolio (UDI) y Felipe Kast (Evópoli), instancia a la que se integró Schalper en reemplazo del RN Leopoldo Pérez.

La ex intendenta, además, ha advertido que acudirá al Tribunal Constitucional en caso de que se sume a menores en la ley. "Lo que más duele es el fuego amigo", remató el martes la senadora en radio Duna, tras los dichos de Kast, quien planteó dar libertad al Presidente Piñera para fijar posición.

Van Rysselberghe, asimismo, ha insistido durante estas semanas en que la mayoría de Chile Vamos está en contra de legislar incluyendo a menores. Todo esto, ejerciendo una presión que ha complicado a La Moneda. Y así salieron a demostrarlo casi la mitad de la bancada de RN, que hasta el martes mantenía silencio.

En la declaración de los 17 diputados de RN -a cuya postura se sumarían otros tres, según dicen en privado, del total de 36 legisladores de la bancada- se alude justamente a los argumentos que ha dado la presidenta de la UDI para no legislar ni en niños ni adolescentes: falta de madurez y que los padres no tienen total injerencia sobre sus hijos son las principales razones que exponen.

Al respecto, el presidente de RN, Mario Desbordes, desdramatizó la declaración de sus diputados y descartó un quiebre. Eso sí, advirtió que si no se acogía una postura con un término medio -como permitir a adolescentes el cambio de sexo registral- se podía correr el riesgo de que salga a la luz una ley sin límite de edad. El timonel agregó que, personalmente, le parece "razonable" que se legisle para adolescentes.

Consenso "prudente"

En medio de este escenario, el gobierno aún no zanja la propuesta, ya que -aseguran fuentes del Ejecutivo- se está planteando una base de consenso amplia.

La principal razón, dicen, es alcanzar una ley "prudente" respecto del límite para menores de edad. Por eso, explican que se ha planteado la inclusión de menores de 14 a 18 años. Esto, considerando que no hay mayorías en la comisión mixta ni en las cámaras que avalen una postura conservadora.

En esa línea, ha existido también una presión de dirigentes como Andrés Allamand (RN) para que el gobierno no se quede en la "inactividad" en la materia.

El despliegue de los ministros Larraín y Blumel en el Congreso, así, es parte de la búsqueda de acuerdos en una semana clave, pues el próximo lunes el titular de Justicia -quien lidera la iniciativa- asistirá a la sesión de la mixta y deberá presentar la postura oficial de La Moneda.

La agenda de los secretarios de Estado el martes fue ajustada. Larraín, a la hora de almuerzo, se dividió entre la bancada de diputados de su partido, la UDI, y luego se dirigió hasta la Cámara Alta para unirse a la cita de Blumel con los senadores oficialistas.

Según presentes en el almuerzo UDI, Larraín tuvo una conversación franca con los diputados. Uno de sus objetivos que quedó de manifiesto en el encuentro fue sacar "lo valórico" de la discusión y ver que hay "distintas realidades". De hecho, el propio Larraín dijo el martes que el Presidente le encomendó la misión de "desactivar el tema ideológico y ver la realidad en las personas".

Incluso, el ministro llegó a plantear a la bancada la posibilidad de legislar en adolescentes entre 16 y 18 años -no así desde los 14-, pero tampoco hubo respaldo de los diputados UDI para esa fórmula.

Desde La Moneda aclaran que no están negociando una fórmula ni presentando borradores de su propuesta, sino, más bien, conociendo qué alternativas existen y cuáles de ellas generan un mayor consenso.

El almuerzo con los senadores, luego, fue una instancia "más general", en la que también hubo negativa de legislar para adolescentes. Eso sí, según presentes, el propio Larraín requirió a Van Rysselberghe por sus afirmaciones públicas sobre el gobierno. Sin embargo -dijeron asistentes-, la parlamentaria negó estar recriminando al Ejecutivo, sino que defendiendo una "postura mayoritaria" en la coalición.

"Estamos conversando y no entramos en polémicas ni mucho menos en debates con nuestros partidarios", había manifestado por la mañana Larraín tras los dichos de la senadora sobre el "fuego amigo". El titular de Justicia, en todo caso, hizo una advertencia a su coalición: "Buscaremos convencer, y si no, cada uno asumirá sus responsabilidades".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.