Trabajadores de Codelco deponen paro nacional tras acuerdo con la empresa y el cierre de Ventanas “sigue a firme”

codelco

La movilización iniciada el miércoles concluyó el jueves tras acordar una mesa de trabajo en la que participarán los dirigentes de los trabajadores y la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC). “Hay una decisión de parte de Codelco, y respaldada por el gobierno, de que en una zona saturada debemos iniciar este proceso de cierre (...) La decisión sigue a firme”, dijo el ministro Giorgio Jackson. El cierre podría tardar 10 años y costaría US$ 251 millones. Si todos los trabajadores se acogieran a planes de retiro, cifra subiría otros US$ 30 millones.




En una semana marcada por movilizaciones y fuertes críticas hacia Codelco y el gobierno por el anuncio del cierre de la fundición Ventanas, la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) y la estatal llegaron a un acuerdo que terminó con el Paro Nacional convocado en todas las divisiones de la empresa, el que comenzó a las 7 horas del miércoles y terminó menos de 48 horas después.

Tras una reunión que se extendió por poco más de tres horas, trabajadores y la minera decidieron conformar una mesa de trabajo para llevar adelante el cese de las operaciones de la fundición ubicada en Puchuncaví-Quintero.

La instancia de trabajo contará con la participación de los dirigentes sindicales de la división Ventanas y los representantes de la empresa. Por su parte, la FTC cumplirá el rol de dar “respaldo” al trabajo entre los involucrados. El objetivo será discutir el futuro de la división y el proceso de cierre de la fundición.

“Abordará los escenarios del cese de la fundición, que está sujeto a la modificación de la Ley 19.993, con el objeto de asegurar una transición justa para los trabajadores(as). También se consideró una instancia para abordar la situación de las empresas contratistas y sus trabajadores(as) que prestan servicios en el proceso de fundición de División Ventanas”, dijeron ambas partes mediante un comunicado.

En esa línea y en declaraciones a la prensa, el actual presidente ejecutivo (s) de Codelco, André Sougarret, agregó que “en la mesa vamos a buscar soluciones. Nosotros estamos con los trabajadores, pretendemos hacernos cargo de todas sus demandas y ahí vamos a ver, dependiendo de los tipos de trabajadores que tengamos, qué es lo que vamos a hacer: reconversión, reposicionamiento en alguna otra división o, si no es posible, buscar alguna salida que sea adecuada para los trabajadores”.

El cierre de la fundición implicaría la reubicación o retiro de 348 trabajadores de dotación propia del área de fundición. La empresa ha calculado que si la totalidad de los trabajadores se acogieran a planes especiales de retiro, el costo rondaría los US$ 30 millones.

A ese costo se agrega una estimación del costo de cierre, que asciende a unos US$ 251 millones, un proceso que si bien el Presidente Gabriel Boric cifró en al menos cinco años, en Codelco estiman que podría tardar el doble: diez años. Entre otras cosas, porque requerirá un Estudio de Impacto Ambiental que requerirá las autorizaciones respectivas.

Humo blanco

Según destaca el documento apoyado por Codelco y la FTC, la ratificación de dar continuidad a la división de Ventanas, por medio de su refinería, permitió que ambas posturas lograran llegar a un acuerdo que pusiera fin a la movilizaciones.

“Se incluyen las inversiones necesarias para su sostenibilidad operacional, con proyectos como el desarrollo de un horno de tratamiento de scrap”, agrega el texto.

Por su parte, el presidente de la FTC, Amador Pantoja, dijo que hubiera preferido lograr acordar con la empresa todo el petitorio de los sindicatos, pero de igual forma se mostró conforme.

“Hoy día nos sentimos satisfechos a pesar de no haber logrado en un 100% los compromisos, pero de verdad satisfechos porque nos garantiza un proceso con Ventanas que no solamente termina en este acuerdo, sino que nos permite también seguir buscando instancias, ya que nos queda también la instancia del Parlamento”, agregó el líder sindical.

Además, desde los trabajadores valoraron que la empresa les haya manifestado que las actuales fundiciones en operaciones de Codelco no correrán la misma suerte que la de Ventanas y están “para potenciarse”.

“El negocio de fundición y refinería para el resto de Codelco sigue vigente y es parte de nuestra estrategia. Eso significa que vamos a seguir invirtiendo, como lo hemos hecho, en las distintas fundiciones que hoy día tenemos en operación”, agregó Sougarret.

Otro de los acuerdos fue retomar las comisiones de trabajo, entre la FTC y Codelco, para “avanzar en el relacionamiento y la construcción de respuesta a los desafíos de Codelco, considerando como referencia el Pacto Estratégico por Chile”.

Tras el anuncio del fin del paro, la FTC aprovechó la instancia para valorar el decreto que permite la reinversión del 30% de las utilidades de Codelco para financiar proyectos de inversión de la estatal, lo que se aplicará en el período 2021-2024. Antes de esta decisión, tradicionalmente todas las ganancias de la empresa iban a las arcas del fisco.

Además de la mesa de trabajo por Ventanas, por la tarde los ministros de Minería, Marcela Hernando, y Segpres, Giorgio Jackson, se reunieron con los trabajadores en otra mesa para discutir sobre el cambio legal que levantará la obligación de Codelco de tratar en la fundición de Ventanas los minerales de los pequeños y medianos productores. Sin esa dispensa, el cierre es inviable.

“Desde nuestro punto de vista, el proceso legislativo recién parte. Ellos se van a integrar con sus asesores directos y también el consejo pleno. Nos han pedido que los 15 quieren estar sentados conversando con el resto de las instituciones que estamos trabajando en este proyecto de ley, y así lo hemos programado para el próximo martes”, agregó Hernando en alusión al consejo directivo ampliado de la FTC, que integran 15 dirigentes sindicales.

Al ser consultado sobre la situación actual de la fundición Ventanas, Jackson señaló que “hay una decisión de parte de Codelco, y respaldada por el gobierno, de que en una zona saturada como es Ventanas debemos iniciar este proceso de cierre. Esto no se hace de la noche a la mañana (...) La decisión sigue firme”.

“Entendemos que ahora, una vez tomada esa decisión, y con los aprendizajes del caso, creemos que esa solución tiene que estar dialogada absolutamente con los trabajadores a nivel local, pero también a nivel nacional por el rol estratégico que cumple Codelco en la fundición y en la refinería”, agregó el ministro.

En la fundición Ventanas, Codelco ha invertido más de US$150 millones, y pese a que captura el 95% de los gases que emite en el año, cada vez que ocurre un evento de contaminación la autoridad resuelve este tema poniendo más restricciones ambientales. Esto a través de dos alternativas: leyes que se demoran un tiempo en estar vigentes o por medio de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) exigiéndole la puesta en marcha de planes ambientales para su operación.

La Fundición de Ventanas está rodeada de otras 15 empresas en un parque industrial y 50 mil habitantes, y si bien puede controlar sus emisiones, no puede hacer lo mismo con las condiciones meteorológicas. En efecto, gases como dióxido de azufre, MP5, MP10, arsénico, óxido de nitrógeno, monóxido y otros componentes orgánicos volátiles son medibles para la autoridad, pero también existen otros que no son monitoreados. La bahía de Quintero cuenta con siete estaciones de monitoreo y un 33% de los días en los que no hay dispersión: no hay vientos y afectan la calidad del aire.

Relevancia y cifras

La relevancia de la División de Ventanas para Codelco radica en que el 60% del concentrado que trata proviene de las divisiones Andina y El Teniente, pero la ley le exige garantizar la capacidad de fundición para terceros. Se trata de 140 mil toneladas de concentrado: 40 mil provienen de la pequeña minería y 100 mil de la mediana minería.

Por lo mismo, para Codelco es primordial -si desea avanzar en un cierre progresivo de la fundición Ventanas- una modificación de dicha normativa, lo que se discutirá ahora en el Parlamento en una ley que se discutirá en la mesa de trabajo con los sindicatos.

La refinería seguiría operando sin problemas de abastecimiento, por principalmente tres motivos: uno es que cuenta con un balance positivo. Dos: tiene una capacidad amplia todavía y tres: es eficiente operacionalmente y no genera gases. Como contrapartida, la fundición padece de cuestionamientos ambientales y económicos.

Otra de las razones que ha detallado Codelco para cerrar la fundición de Ventanas es que cada vez son más frecuentes las consultas que le realizan sus clientes respecto del origen de la producción del cobre, según han sostenido sus autoridades. En esa lógica, al principio los cuestionamientos los planteaban sólo actores de Europa, pero actualmente las preguntas se ha indo expandiendo a otras partes del mundo. Detrás del proceso de cierre progresivo también se encuentran dos iniciativas que en su momento Codelco denominó “cobre verde” y, posteriormente, “cobre trazable”. El objetivo es poder trazar hacia atrás desde el cátodo y su producción con sus diferentes impactos, a fin de garantizarle al cliente que es un cobre que se hizo de manera responsable y respetando las comunidades y los derechos humanos.

Sigue en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.