‘Finiquito del delincuente’: el grupo de Whatsapp que hundió a Lautaro de Buin

La foto del perfil del grupo "Finiquito del delincuente", parte de las imagenes y audios que viralizaron en el mundo de la dirigencia del fútbol chileno.

Pantallazos, audios y archivos de un chat creado por Carlos Encinas, técnico y propietario de Lautaro de Buin, finalmente sepultaron al Toqui. Se hicieron virales entre numerosos directivos chilenos y el Sifup y el tribunal los ha considerado decisivos para su decisión de expulsar al club del fútbol profesional.


Lautaro de Buin ha sido expulsado del fútbol profesional chileno. Eso establece la sentencia de la Primera Sala del Tribunal de Disciplina de la ANFP, contra la que se puede apelar en cinco días. En el texto, el organismo fundamenta su decisión, entre otros aspectos, en lo difundido a través de Finiquito del delincuente, el grupo de Whatsapp creado por Carlos Encinas, encargado, dueño y también técnico de Lautaro de Buin. La foto de perfil es una imagen de Hans Martínez, jugador que denunció que el club no le respetaba su contrato y que tampoco le pagaba las cotizaciones. El chat está compuesto por seis personas. Sin embargo, una de ellas fue agregada por error, quien al ver el contenido de los mensajes los filtró a diversas personalidades del fútbol chileno, como dirigentes de clubes y también de Quilín. Todo se viralizó. Y consta como decisivo en la sentencia.

Así lo refleja de forma textual: “Al punto, indica la presentación una serie de sitios WEB, de diversos medios informativos, donde se revelan los antecedentes acompañados, consistentes en: (I) Captura fotográfica, también denominada captura de pantalla, a la aplicación WhatsApp que muestra un grupo denominado “Finiquito del delincuente”.(II) Captura fotográfica, también denominada captura de pantalla, a la aplicación WhatsApp que muestra que en el grupo denominado “Finiquito del delincuente” se compartió la boleta de honorarios electrónica referida en el literal (VI) siguiente. (III) Captura fotográfica, también denominada captura de pantalla, a la aplicación WhatsApp que muestra que en el grupo denominado “Finiquito del delincuente” se enviaron los audios referidos en los literales (IV) y (V) siguientes. (IV) Audio compartido en el grupo denominado “Finiquito del delincuente” de la aplicación WhatsApp, cuya autoría corresponde al señor Enzo Ruiz, de una duración de 1 minutos y 14 segundos. (V) Audio enviado al grupo denominado “Finiquito del delincuente” de la aplicación WhatsApp, cuya autoría corresponde al señor Carlos Encinas Vásquez, de una duración de 1 minutos y 38 segundos”.

Hace semanas, cuando se desveló el grupo, ya se resaltó la presencia de dos nombres entre los integrantes: Leonardo Zúñiga y Vladen Canales. El primero, presidente de Deportes Melipilla; el segundo, ex jefe de gabinente de Arturo Salah en Chiledeportes y la ANFP y, actualmente, director de Melipilla y exdelegado chileno en la Conmebol, nombrado por la propia Federación de Fútbol de Chile (FFCh), hasta el año pasado, cuando dejó de ser avalado formalmente por la entidad.

El primer mensaje conocido entonces fue un archivo PDF, seguidos de dos audios. Se trata de una boleta a nombre de Hans Martínez, por un valor de $ 34.185.477. El documento es emitido por la ACN DEPORTES Y RECREACION LTDA, la empresa de Encinas. Según un audio enviado por el mismo Encinas, se trata del finiquito del defensa formado en Universidad Católica. Sin embargo, la prestación de la boleta no se refiere en ninguna parte a finiquito de contrato de trabajo, sino que señala PUBLICIDAD VESTUARIO ENERO DEL 2020 HASTA TERMINO TEMPORADA 2020 CAMPEONATO SEGUNDA DIVISION.

Una imagen del contenido del grupo de WhatsApp en el que se reconocen los contactos de Carlos Encina y Leonardo Zúñiga, presidente de Melipilla.

Encinas explica en un audio su estrategia y explica que la suspensión del debut de Lautaro de Buin en la Primera B se produjo por una denuncia de Fernández Vial. “El que nos está parando es Fernández Vial por el supuesto doble contrato de Hans Martínez. No es Hans Martínez. Al matar el finiquito con Hans Martínez te deja abierta la puerta a que Fernández Vial siga con su investigación. Al darle la salida de la plata de ACN, vía otras actividades laborales realizadas al Complejo Club Oriente, matan la boleta y el finiquito tiene que ser en secreto. No tiene que dar ni siquiera una declaración pública Hans Martínez o a lo mejor la tiene que hacer, según lo que ustedes estimen”, sostiene.

“Pero matan la boleta y entonces matan el doble contrato. Y ahí se acaba el problema. Y en esa condición te deja abierta la puerta para demandar a la ANFP. Al finiquitar a Martínez no te deja la puerta para demandar a nadie. Hagan lo que les digo, yo no soy abogado, pero eso es lo que me dice el sentido común. Si a ustedes desde dentro del Tribunal les dicen ‘finiquiten a Hans Martínez y nosotros nos hacemos los huevones’, seguimos dependiendo de un tercero, que se hagan los huevones. Al finiquitar la transferencia desde ACN matan la boleta, finiquitan a Hans Martínez, matan a Hans Martínez y en estricto rigor no tienen que depender de la disposición de un tribunal ni de un tercero. Las huevás se mueren porque no existe el pecado, ¿se entiende?”, agrega.

“Boleta ideológicamente falsa”

Entonces, mediante una declaración oficial, el Sifup sostuvo que la boleta a la que hace mención el técnico de Lautaro de Buin es “ideológicamente falsa”. “En horas de la mañana (domingo 4 de abril) tomamos conocimiento que nuevamente el Sr. Carlos Encinas y su grupo de asesores quería perjudicar a nuestro asociado emitiendo una boleta electrónica de terceros, que es ideológicamente falsa, pues describe un servicio que nuestro asociado nunca prestó”, señaló el comunicado.

En el sindicato estaban al tanto de los audios y del chat, pues también recibieron los archivos. “Efectivamente, recibimos imágenes y audios de un grupo de WhatsApp que se llama ‘Finiquito del delincuente’. Entendemos que no solo lo tenemos nosotros, sino que ha circulado entre muchas otras personas del fútbol chileno”, aseguró entonces Gamadiel García, presidente del Sifup, a El Deportivo.

“En ese grupo aparece una imagen de la misma boleta de terceros que nos hizo llegar Hans Martínez. También aparece un audio describiendo lo que piensan. Es muy raro todo”, complementó.

Este medio se contactó con Leonardo Zúñiga, timonel de Melipilla, para aclarar su rol en Lautaro de Buin y por su participación en este chat. Y así fue el diálogo:

Lo llamamos para consultarle por el grupo de WhatsApp que se llama Finiquito del delincuente...

Lo sé, pero no tengo nada que declarar al respecto. No comentaré nada.

Pero su teléfono aparece como miembro de ese grupo.

Te repito, no quiero hacer ningún comentario al respecto.

¿Pero usted niega la existencia de ese grupo?

No diré nada. Por favor, respeta mi posición.

Vladen Canales también contestó la llamada de este medio, pero no quiso emitir declaraciones. “No señor, no hablo yo con la prensa. Muy amable”, respondió escuetamente.

La versión de Encinas

“Me mandaron a la cresta. Póngalo con esas palabras. El chat existe, es verdad. Es un grupo privado y están ocupando cosas que son privadas y que no son definitivas. Yo simplemente aporté una idea para solucionar el problema con Hans, pero yo soy el técnico y aunque tenga acciones, no soy del directorio. Y el directorio me mandó a la punta del cerro”, afirmó Carlos Encinas, tras el llamado de La Tercera aquel lunes de abril.

¿Usted creó el grupo llamado Finiquito del delincuente? ¿Por qué se llama así el chat?

No, no fui yo. Ni siquiera sé como armar un grupo de Whatsapp. Es que probablemente la persona que armó el grupo no tuvo raciocinio. No sé qué pasó. Lo armaron y me pusieron como administrador. En el mismo chat me retaron por la idea que propuse y cuando hago una lesera lo asumo. Es un chat de amigos y de gente conocida, que no tiene por qué salir para todo el mundo.

¿Cómo se filtró?

Yo creo que en el grupo se incorporó a una persona que no tenía que estar y justo era alguien del fútbol. No lo puedo decir a ciencia cierta, pero por la foto parecía ser el jugador Laucha Arias. Alguien dijo ‘oye y de quién es este número’. Y nadie sabía.

¿Por qué están Leonardo Zúñiga, presidente de Melipilla, y Vladen Canales en el chat? ¿Qué papel juegan?

Ellos son amigos. Es como cuando hay un chat de equipos de Segunda y están todos incorporados. Al Leo lo han atacado harto pero la verdad es que no tiene ningún rol. El va al estadio, va a la cancha y es abogado, entonces me interesa su opinión. Vladen es director de Melipilla pero también es mi amigo y me interesa saber qué opina, pero las decisiones las toma Lautaro de Buin. Que yo sea el dueño o tenga participación no quiere decir que yo tome las decisiones ni que participe del directorio.

El Sifup dice que la boleta es ideológicamente falsa, ¿qué opina?

Nada que ver. Para eso tendría que ser como como el caso Penta, que el chofer sacaba la plata y se la pasaba a los políticos. Aquí se le estaba pagando una plata directamente a Hans, para que tuviera un buen finiquito. Había que llegar a un finiquito con Hans, pero dijeron que no y ya retiramos la boleta. Pero ya le dije, puedo tener participación y acciones, pero el directorio me mandó a la punta del cerro con la idea. Me dijeron que me dedicara a entrenar y no a resolver estas cosas. No hay más que eso. Lo de la ideología de que tratamos de esconder algo no lo entiendo.

En un audio habla de demandar a la ANFP...

Si ocupé palabras que no debía ocupar puede ser, pero es que ya llevo dos meses cansado de todo esto. Nos acusan de falsificar contratos, nos ponen de cabeza de turco, a nosotros, al equipo más piñufla de los 33 clubes. ¿Por qué no hablan de cuánto ganaba Kevin Harbottle en Fernandez Vial? ¿Acaso ganaba 500 mil pesos? ¿Cuánto va a ganar el Pájaro Valdés en San Antonio? Sé de muy buena fuente que le van a hacer un contrato de un millón de pesos y por fuera le van a pagar siete millones.

Finalmente, Finiquito del delincuente ha sido la sentencia para Lautaro de Buin. Por la inclusión en el grupo de whatsapp de una persona equivocada y la filtración de la misma de lo que allí se contaba, el club ha sido expulsado del fútbol profesional chileno. Y sus jugadores lo lamentan.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.