Lautaro de Buin se lanza contra Hans Martínez: “Si hubiese sido aporte, no lo dejamos partir bajo ninguna circunstancia”

El técnico Carlos Encinas es, también, el mecenas que ha contribuido económicamente para desarrollar al club, una relación que hoy aclara. En esa condición, le responde al defensor, quien acusa incumplimiento de contrato y cotizaciones impagas.


La relación entre Carlos Encinas y Lautaro de Buin no es convencional. Por un lado, el ex delantero de Colo Colo y Santiago Wanderers es el técnico del Toqui. Por otro, ha actuado como mecenas del club que consiguió el ascenso a Primera B y que está en la mira por haber incumplido los requerimientos para actuar en el profesionalismo. No es el único problema que enfrenta. Al lío administrativo que se resolverá en el Consejo de Presidentes convocado para el miércoles se suma el reclamo del defensor Hans Martínez, quien los apunta por no respetarle el contrato que considera vigente por todo este año. El zaguero apunta directamente a Encinas, quien le responde a través de eldeportivo. “¡Cómo íbamos a hacerle un contrato por 2021 si no teníamos idea de donde íbamos a estar! Cómo va a tener contrato por dos años si él pidió que fuera por un año, si a mediados de año me pidió salir a La Serena. Yo no quise desarmar el equipo. Cómo le íbamos a hacer un contrato por dos años si no teníamos idea de donde íbamos a estar en 2021 ni sabíamos cómo iban a ser las bases de Segunda División este año. Si iba a ser Sub 23, con una o dos excepciones. No podíamos hacer contratos con absoluta certeza de que íbamos a subir. Entonces, si él tiene el contrato, que muestre el contrato”, lo emplaza.

El jugador asegura incluso que habían pactado un aumento de sueldo si Lautaro ascendía a Primera B.

Insisto. Si él tiene el contrato, que lo muestre. Cómo vamos a incumplir un contrato que está firmado.

¿Usted asegura que de lo acordado con Hans Martínez no hay nada incumplido?

Nada. Y tú me conoces. Yo no voy a prestarme para no cumplirle a una persona que ha sido importante en el proceso.

Martínez llega como una de las figuras importantes, junto con Fernando Meneses.

Igual nunca logró estar en forma, pero eso no tiene ninguna relación. Él tenía contrato por un año. Y lo sabe.

¿Qué intención le ve a esta ofensiva primero legal y luego pública?

Él tiene todo el derecho, y no contra mí, sino contra las personas que firman contratos, de ejercer la acciones que corresponda. Si tuviera contrato, no veo por qué no habría de respetársele.

¿Y respecto de las imposiciones, que Martínez dice que no están pagadas?

Cómo no van a estar pagadas. Si nosotros no mandamos las imposiciones pagadas los días 15 nos restan los puntos. Es imposible no cumplir. A Vallenar lo están descendiendo por ese tema. Hubiésemos perdido tres puntos por cada incumplimiento Eso le quita el piso a lo que pueda decir. Ahora, si él quería que lo contratáramos, tendría que haberla peleado, haber bajado de peso. Estuvo todo el año con 86 kilos y tenía que estar en 76. Tenía lesiones permanentes, se hizo el lesionado cuando estuvo de cumpleaños. Cuando fue papá, le di la oportunidad de que llegara a Talca. Tuvo todas las posibilidades de hacer un buen año. La verdad es que el muchacho no quiere entrenar, pero independientemente de que no quiera entrenar y de que no quiera jugar más al fútbol, si hay un contrato por dos años hay que cumplírselo. Pero entiendo que no lo hay. Uno siempre tiene jugadores que eventualmente no funcionan y tiene que estar con ellos un año más, llegar a acuerdo para rescindir o ponerlos a punto. Teníamos un plantel de 30 jugadores y el único que alega es él. Todos terminaron contrato. No podemos hacer contrato por dos años ofreciendo cosas sin saber qué va a pasar. No sabíamos si íbamos a ascender o, si seguíamos en Segunda, cuáles serían las bases, porque las cambian todos los años. No podemos adquirir ningún compromiso más allá. Ahora, ¿por qué habla ahora? ¿Por qué no dice por qué no siguió en Audax, en la U de Conce, en ningún lado? La verdad, el muchacho, que tiene una técnica maravillosa, no quiere jugar fútbol, está pasado en 10 o 12 kilos, tiene una lesión permanente en la espalda. Las frustraciones deportivas uno siempre se las adjudica a los demás. Hubo otros, como Meneses, que no lograron jugar tanto y que cumplieron su contrato y se fueron. Que Hans esté hablando es casi divertido. No tenemos sanciones, habla dos meses después. Y si tiene un contrato, que lo presente. Si las personas que tienen contrato los juicios, finalmente, los ganan. Que lo haga, que no hable por la prensa. Eso es lo que corresponde. Cuando no jugaste en todo el año, es bien poco deportivo trasladarle la responsabilidad a otro.

Martínez apunta a usted, ¿cuál es su rol, más allá de ser el técnico, en Lautaro?

Lo que pasa es que yo siempre tengo participación donde me meto, porque no voy a permitir que pasen estas cosas, que haya personas a las que no se les pague el sueldo. Por último yo asumo, en función de que la gente no pueda. Las acciones están a nombre de la gente de Lautaro, hay un compromiso conmigo, pero yo no tengo acciones porque, te insisto, en algún momento la idea es salir a dirigir a otro lado y no quiero que se me generen conflictos de intereses. Yo hago la pega del entrenador y gente que tiene que ver conmigo pone el dinero para que esto se sostenga. Lautaro no tenía la plata. Hoy la tiene. Pasa lo mismo con Melipilla, que recibe su dinero de la ANFP. Los contratos no los firmo yo, porque no tengo ninguna relación con la administración. Sí me preocupo de que las personas que estén tengan las mejores condiciones, el mejor espacio para entrenar, la mejor ropa, el mejor viaje, el mejor hotel. Si eso me hace accionista, bueno, pero tienen que respaldarlo con contratos. Estar asignándome participación en sociedades en las que no participo es bien raro. Nadie tiene los contratos en la mano. Elucubran. Tampoco hay un lugar que diga que no puedo ser socio. Lo ponen como una situación negativa cuando debería ser positiva. La gente que participa con nosotros no es como la que compró La Calera o San Luis. Nosotros nos metimos en clubes que no tienen ningún valor, que están en Segunda y remamos hasta que el equipo están en Primera. Eso tiene más condición de mérito. Melipilla y Lautaro han tenido una condición intachable a la hora de responder a los contratos y a los derechos de los jugadores. Si Hans Martínez hubiese sido un aporte, no lo dejamos partir bajo ninguna circunstancia. Si lo que queremos es subir. Y si hay un contrato vigente, hay que respetarlo y cumplirlo. Pero entiendo que no existe. Que lo muestre, que lo aclare. Todo lo que se habló fue antes del COVID. Lautaro siempre pagó todo, con COVID y todo. ¿Por qué no le vamos a cumplir un contrato? Aunque no se lo haya ganado en cancha, habría que cumplirle, pero entiendo que ese pacto no existe, que el contrato no existe y que él está tratando de hacer valer un documento que se le hizo para el arriendo de una casa, cosa que con él yo tampoco he pactado, por que no soy aval de él en la casa que arrendó.

¿Ese documento qué decía?

No tengo idea. Yo sé lo que me dicen los abogados, que parece que tenía un papel, pero sin cabeza, sin Lautaro de Buin, que es una cuestión que le firmó no sé quien de Lautaro, pero que no habla de Lautaro. Que dice “señor tanto, tanto tiene esto con este, con este otro…”, pero no hay cabeza. No dice que lo contrata para Lautaro, para Colina, para nada. Habría que repreguntarle, porque él sabe positivamente que el contrato es por un año. Cuando los jugadores se han ganado la condición de seguir, como Cuéllar, como Navarrete, como Sanhueza, como Canosa, Lara, Arias, están todos contratados, a todos se les arregló el sueldo y siguen. No entiendo por qué él no podría seguir si tiene contrato vigente. Tendría que seguir.

En otro plano, ¿Lautaro de Buin cumplió los requisitos para competir en el profesionalismo?

Lautaro de Buin presentó los papeles en el IND en febrero de 2019. Se ingresaron, porque hay un montón de requisitos, en el 2020. Todos los equipos, cuando han tenido que incorporarse al IND, el proceso de incorporación se ha demorado entre cuatro meses y más de un año, como lo que está pasando ahora. En esa condición están Concepción, Linares, Colina y todos se inscribieron tarde. Entonces, la denuncia de San Felipe no tiene causal, porque, aparte, creo que, por lo que he escuchado a los abogados, habla de desmedro patrimonial por el ascenso de Lautaro y Lautaro subió y aún no compitió en una categoría distinta. ¿Cómo podría complicar las opciones patrimoniales de San Felipe? Eventualmente el que podría estar complicándolo es Melipilla, que recibe el pilar solidario. Lo de Fernández Vial tiene que ver con lo mismo anterior. Los estatutos dicen que el que sube es el primero, no el segundo. Aún cuando Lautaro no subiera, que no es factible, el que asciende no sería Fernández Vial. El proceso no es inmediato. La CMF dice que ahora Lautaro es factible de ser fiscalizado. El problema es que el IND no avisó a tiempo a la CMF. Lautaro tiene todas sus cosas al día, sus balances auditados, el libro de cargos como corresponde.

El miércoles hay un Consejo convocado para tratar la aceptación de Lautaro.

Entiendo que no es así y que no es potestad de los clubes aceptar o no a Lautaro. Insisto. Todos tuvieron problemas de retraso con este papel. El IND no contestó al tiro, después vino el estallido y luego el tema del COVID. Los papeles están presentados hace dos años. Están los correos de hace dos años con Luis Varas. Al interior de Lautaro no hay preocupación por el tema.

¿Qué harán si, finalmente, no admiten a Lautaro?

No estoy al tanto de eso, pero ni siquiera está estructurado el Tribunal Patrimonial. La gente interpreta como que hay una denuncia y lo que hay es la solicitud de la conformación de ese tribunal. Y ya fue trabada porque la persona que dio curso a esto lo dio sin el tribunal en pleno. Hay una preparación de denuncia, pero como la prensa tiene que encontrar noticias, le ha dado más importancia que la que tiene.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.