Columna de Alejandro Tapia: Coronavirus y femicidios en México

Acusados formalmente de secuestro y feminicidio los dos presuntos asesinos de la

FOTO: Jair Cabrera Torres/DPA


El coronavirus ha acabado con la vida de más de 2.200 personas, mientras que los contagios suman 76.000, la inmensa mayoría en China. El principal foco sigue siendo Wuhan, en la provincia de Hubei, donde se originó la epidemia y que sufre una suerte de Chernobyl. Las autoridades locales parecían sobrepasadas, pese al elogio de Donald Trump por el rol de Xi Jinping en la crisis. El gobierno chino trabajó a contrarreloj durante toda la semana, pero el viernes aumentó la confusión porque Beijing cambió por tercera vez en ocho días las variables para contabilizar los casos de contagio. Ese mismo día, Beijing informó que destinará siete cruceros del río Yangtsé para alojar al personal médico que está trabajando para intentar contener el brote de coronavirus, que se teme que en los próximos días se extienda a África, donde las inversiones chinas ya alcanzan a 45 de los 54 países de ese continente.

Mientras los chinos intentan lidiar con el coronavirus, los estadounidenses observan con atención las primarias del Partido Demócrata. El debate del miércoles en Las Vegas marcó el debut del exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que fue opacado por sus rivales de partido. Hasta ahora el favorito sigue siendo Bernie Sanders, que logró sacarle 11 puntos de ventaja en las encuestas a nivel nacional a su más cercano contendor: el exvicepresidente Joe Biden, que no logra despegar.

Quien no podrá competir en las urnas, al menos por ahora, es Evo Morales. El expresidente boliviano pretendía postular al Senado por Cochabamba, la región donde surgió como líder de los cocaleros. Sin embargo, la noche del jueves el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia anunció que Evo no podrá participar en los comicios del 3 de mayo, ya que no cumple con el requisito de "residencia permanente" en Cochabamba. El exmandatario, que se encuentra autoexiliado en Buenos Aires, culpó el viernes a Washington por la decisión del tribunal.

Donde las cosas están peor es en Idlib, la única provincia siria en manos de la oposición a Assad. Desde diciembre, 900 mil sirios han sido desplazados, en el mayor éxodo desde el inicio de la guerra, hace nueve años. El régimen ha lanzado una ofensiva en esta región, mientras que Turquía amenazó el miércoles con un ataque mayor en esta zona.

Otro infierno se vivió en Ciudad de México, donde el lunes encontraron sin vida el cuerpo de Fátina, una niña de 7 años que fue secuestrada, torturada y violada. Esto reabrió el debate sobre los femicidios en un país donde cada día son asesinadas 10 mujeres.

Comenta

Imperdibles